Cómo es la dieta de Messi: claves de la nutrición que cambió su cuerpo

Messi viajó a Italia a consultar al médico tras el Mundial de Brasil. Rápido notó los cambios: bajó 3,5 kilos y logró un cuerpo más fibroso y liviano. Sus secretos.

Tal como lo confesaron muchos deportistas del más alto nivel, su vida cotidiana está repleta de cuidados especiales, basados en buenos hábitos de sueño, nutrición, ejercicio y vida sana. Muchas veces se habló de la dieta estricta que lleva adelante Lionel Messi desde el 2014, de la mano de su médico italiano Giuliano Poser. Pero poco se sabía hasta hoy, cuando reveló qué come y qué no el astro argentino para llegar a lo más alto en el campo de juego y potenciar su rendimiento.

consumo melatonina

Podés leer: Cómo activar la Leptina: la hormona que ayuda a adelgazar

Cómo es la dieta de Messi

Giuliano Poser recibió hace cinco años a Messi en su consultorio y elaboró un plan nutricional a su medida. “Hay un conjunto de cinco alimentos a los que yo defino como gasolina súper: agua, un buen aceite de oliva, cereales integrales y frutas y verduras frescas biológicas -o sea, no contaminadas con pesticidas, herbicidas y demás, porque eso hace mucho daño al organismo-. También son muy buenos los frutos secos y las semillas”, precisó.

Hay un conjunto de cinco alimentos a los que yo defino como gasolina súper: agua, un buen aceite de oliva, cereales integrales y frutas y verduras frescas biológicas

El experto contó que diseñó su plan nutricional tras realizarle diversos análisis y un estudio de la fuerza de los músculos de Messi. A partir de esos resultados, desarrolló un tratamiento que es específico para cada persona, aunque la base siempre es una buena alimentación.

omega 3

Podés leer: Para qué sirven las proteínas: cómo incorporarlas a la dieta

Poser detalló algunas cuestiones fundamentales de su dieta: “Debe evitar el azúcar. Es lo peor que hay para los músculos. Mientras más lejos se esté del azúcar, mejor. Las harinas refinadas también son un gran problema, básicamente porque hoy en día es muy difícil encontrar un grano de trigo sano, sin contaminar”, precisó. “Un poquito de sal, sí, porque la necesitan los músculos y el cuerpo en general. Y carne en la medida justa. Muchísimo menos de lo que habitualmente comen los argentinos y uruguayos, porque es un alimento difícil de digerir para el organismo”.

Según contó el mismo Messi, entre 2006 y 2013 Messi sufrió 11 lesiones de diversa gravedad, en su gran mayoría musculares. Tras llevar a cabo esta dieta las lesiones empezaron a desaparecer.

Método Busquet: en qué consiste la dieta de Messi

La dieta se basa en aves ecológicas, mucho pescado, mariscos, huevos, cuantos más mejor, palta… Y muy especiado: cúrcuma, orégano, jengibre, albahaca, tomillo, pimientas. Mucho picante. Al principio no se tolera demasiado, pero eso depende de la flora intestinal.

Messi no consume lácteos, cereales, azúcares, solanáceas (papa, tomate, pimientos, berenjena, etc), legumbres, pastas y prácticamente nada de carnes rojas.

Su nutrición se basa en mucho pescado, verduras, huevos (preferentemente de granja) y grasas buenas. También llama la atención el poco consumo de fruta: “Estamos consumiendo cada vez menos, eso también nos está haciendo mejor en la parte intestinal”.

La base son las grasas buenas, porque los hidratos están en todos lados. Entre ellas se destacan la palta, almendras, nueces, avellanas y el coco y sus derivados.

omega 3

Podés leer: Seis especialistas en nutrición revelan qué alimentos no hay que consumir

“Tener el intestino bien es tener el sistema inmune alerta para lo que tiene que estar. Esa es la estrategia, por eso comemos pocas veces”, sostienen los nutricionistas.

Como premisa general, en sus platos no pueden faltar verduras cocidas para que la digestión sea fácil y que haya mundo animal: los terrestres los menos posibles y lo más esporádico posible, ya que producen muchas inflamaciones.

La idea es jugar mucho con los colores. Tu plato no puede ser verde o blanco porque tu plato es insípido por muy nutritivo que sea. Tiene que tener rojo, pigmentos amarillos, si no los tiene, la parte de saciedad cerebral no se consigue. Los lácteos, los cereales, las legumbres son un destrozo para el cuerpo. Incorporamos esas sustancias como habituales, pero eso no quiere decir que sean buenas, afirman los seguidores de esta dieta que está revolucionando el deporte.

La dieta tiene como estructura principal las verduras, el pescado, el pollo, los huevos de granja y la intención de ir quitando cada vez más las carnes rojas. “La idea es que sea toda comida biológica y que esté conformada por un porcentaje de grasas buenas muy alto. No de pan o cerdo, sino de palta, almendras, nueces, pescado, coco o huevo. Ese tipo de grasa es fundamental porque da mucha energía”, especificó.

Podés leer: Qué es la dieta cetogénica: mitos y verdades del régimen de moda

Podés seguir leyendo otras notas de Lío Messi: