El poder de la vulnerabilidad: una invitación a repensar el éxito y el fracaso

¿Por qué luchamos contra la vulnerabilidad? ¿Por qué a todos nos asusta tanto mostrar nuestra vulnerabilidad a los demás? El video que puede cambiarte la vida.

Brené Brown es una profesora e investigadora de la Universidad de Houston, quien ha pasado los últimos diez años estudiando la vulnerabilidad, el coraje, la autenticidad y la vergüenza. En esta conferencia, nos habla sobre cómo el aceptar, abrazar nuestra vulnerabilidad significa tal vez sentir muchas cosas desagradables (miedo, tristeza, rechazo, etc.), pero también nos permite sentirnos valorados, nos hace sentir amor, empatía, pertenencia.

¿Por qué luchamos contra la vulnerabilidad? ¿Por qué a todos nos asusta tanto mostrar nuestra vulnerabilidad a los demás? ¿Es porque nos hace sentirnos peores, personas sin valía? La respuesta, para la profesora Brown, es rotundamente “NO”.

Brown dice que para ella, así como para muchas personas, ser vulnerable no es para nada sencillo. Muchas veces lo que hacemos es embotar nuestra vulnerabilidad con comida, medicamentos, deudas, cirugías estéticas etc., pero no solo embotamos las emociones que no se sienten bien, embotamos todo.

Podés leer: Menos es más: 4 principios básicos para llevar una vida minimalista

¿De qué nos sirve inculcar a nuestros hijos que sean competitivos, que sean los mejores, que siempre destaquen? Cuando los niños no consiguen sobresalir creamos en ellos el sentimiento de fracaso, de que no tienen valía y esto no genera más que una fuente de frustraciones.

Lo mismo nos ocurre a los adultos. Se genera frustración si no tenemos, y sobretodo si no demostramos a los demás que tenemos un buen auto, un buen trabajo, que todo es perfecto en nuestras vidas. En definitiva, si no mostramos ante el mundo que somos personas felices y con éxito, tanto en el ámbito laboral como en el personal, somos… ¿un fracaso?

Todos, sin excepción, tenemos nuestros fracasos, nuestros temores y nuestros miedos y ser conscientes de ellos y aceptarlos y aceptarnos con ellos debe ser una fuente de felicidad para nosotros y no de desdicha

Brene Brown estudia la conexión humana, nuestra capacidad de empatía, de pertenencia, de amar. En una charla conmovedora y divertida en TEDxHouston, comparte una visión profunda de su investigación que la llevó a una búsqueda personal para conocerse a sí misma y a la Humanidad. Una charla para compartir.

Te invitamos a ver esta imperdible conferencia donde ella, luego de años de investigación, nos aconseja mostrarnos vulnerables.

 

La vulnerabilidad y el valor de la imperfección

El auténtico valor es aquel que nos dota de coraje para aceptar que somos imperfectos, asegura Brown. Ser compasivos, amables e indulgentes con nosotros mismos es una virtud que debemos aprender y reeducar cada día.

La vulnerabilidad crea vergüenza y miedo; miedo a no ser aceptados, a ser criticados por los demás. En una sociedad en la que “SER” es “PODER”, “TENER”, “APARENTAR” y “DEMOSTRAR”, Brown propone atraverse a repensar el “SER”. Somos imperfectos, somos vulnerables, tenemos miedo, no siempre tenemos o hallamos las soluciones a nuestros conflictos y precisamente ahí es donde radica nuestra belleza…nuestra imperfección nos hace más humanos.

No durmamos nuestros miedos, nuestros “fracasos” con pastillas, con alcohol, comiendo…aceptemos nuestra vulnerabilidad y hagámonos amigos de ella

Si todos hiciéramos esto, nos sentiríamos mucho mejor con nosotros mismos y con los demás, nos veríamos como iguales y no como rivales o dignos de envidia. Nos sentiríamos en comunión los unos con los otros. Quizás este sea uno de los grandes males de nuestra sociedad, el no aceptar la vulnerabilidad como parte de nuestro ser y quizás las palabras de René Brown sean reveladoras en este sentido.

“Estoy muy agradecida por sentirme vulnerable, porque implica que estoy viva” dice René Brown. Una frase realmente inteligente que deberíamos tener en nuestra cabecera y leer cada mañana.

Podés leer: Los diagnósticos psiquiátricos de los niños deberían escribirse con lápiz

 

Te puede interesar: