Caminar estimula al cerebro y alivia la depresión

Caminar ofrece bondades tanto para el cuerpo como para el cerebro. Descubrí los beneficios de una caminata de tan sólo 30 minutos por día.
tipos de turismo en brasil

Caminar mejora el estado físico y la salud cardiovascular pero también aporta otros infinitos beneficios para nuestra salud. Estudios recientes de la universidad de Stanford demuestran que hace muy bien para la actividad cerebral, ya que al caminar el cerebro se vuelve más creativo, ayudando a combatir el estrés y la depresión.

Esta simple actividad es sencilla y no se necesita estar en perfecto estado atlético para comenzar a realizarla. Sólo es cuestión de incorporar nuevos hábitos y mantener la constancia. Descubrí los beneficios que una caminata diaria de tan sólo 30 minutos puede aportarte.

Podés leer: Caminar diariamente disminuye la tristeza, la ansiedad y el estrés

Cerebro automatizado

Si bien siempre se recomienda caminar al aire libre para respirar aire puro y estar en contacto con la naturaleza, el reciente estudio demostró que caminar al aire libre y caminar en un espacio cerrado dispara la misma creatividad en el cerebro. La investigación confirma que no importa el ambiente donde se camine, sino que la clave para el cerebro es la caminata en sí misma.

En las pruebas realizadas se demostró que el factor principal de actividad cerebral creativa se manifestó en las personas que caminaban durante el estudio en contraposición con las que permanecieron sentadas. Muchas veces las personas explican que al caminar la mente se libera de las preocupaciones y eso les da el espacio para pensar en positivo, en proyectos, deseos y así el cuerpo se carga de energía.

Hoy gracias a las investigaciones, se puede afirmar que esto es así por el sólo efecto de caminar, según lo afirmó Oppezzo y Schwartz en su estudio publicado en el Journal of Experimental Psychology: Learming, Memory and Cognition (Aprendizaje de la memoria y la congnición, en español).

Caminar beneficia al cuerpo y cerebro

Podés leer: Cuáles son las áreas del cerebro que afecta el estrés

Cuando nuestro comportamiento es rutinario, provocamos en nuestro cerebro un efecto de automatización. Sin que nos demos cuenta, al tener hábitos muy repetitivos vamos entrando en un estado de inercia que nos genera un estado de letargo y depresión. Por eso esta investigación afirma que nuestro peor enemigo es la rutina.

Al hacer todos los días las mismas cosas nuestro cerebro se vuelve más lento porque las realizamos de forma automática, sin necesidad de prestar atención a procedimientos nuevos, ya que no tenemos nada distinto que estimule al cerebro ni que cree nuevas órdenes. Esta condición también puede afectar la memoria porque el cerebro no tiene que esforzarse en recordar cosas ni mecanismos.

El cerebro automatizado es algo negativo porque no tiene la obligación de realizar nuevas conexiones neuronales, manejándose con pautas conocidas y preestablecidas, así como funciona una computadora que está programada. Esto inevitablemente es muy perjudicial para la salud física y mental.

Leé más: Caminar 30 cuadras por día podría proteger la salud del cerebro en adultos mayores

Estos ejemplos se dan con más frecuencia en personas que viven en las grandes ciudades, donde el nivel elevado de estrés, junto a las presiones laborales y obligaciones auto impuestas, no dejan espacio para el ocio y el esparcimiento, lo que provoca un daño grande a la salud emocional, según lo expresa el Dr. José Angel Obeso.

Caminar es dejar volar la mente y la imaginación

Según el Dr Obeso, caminar todos los días por 30 minutos libera a cada paso la mente y aliviana nuestro cuerpo. Los beneficios pueden tardar un poco en verse reflejados, pero es sólo cuestión de constancia para lograr incorporar el nuevo hábito a nuestras vidas. Luego ya podremos empezar a disfrutar a sus beneficios.

Caminar es algo fácil, económico y saludable. El cerebro no tiene que preocuparse de nada, y si tenemos la posibilidad de hacerlo al aire libre, mucho mejor porque respiramos aire puro de la naturaleza.

Es ahí cuando el lóbulo frontal que tiene que ver con la creatividad y el estado de ánimo empieza a estimularse, sumado a la liberación de endorfinas que provoca cualquier actividad física. Es sin dudas un combo perfecto para sentirnos más optimistas y con mucha energía.

Te puede interesar: Caminar por entornos naturales mejora el estado de ánimo

Cuando adquirimos la fabulosa costumbre de las caminatas, la preocupación se va, el estrés baja y por consecuencia el cortisol, la hormona que se eleva a causa del estrés, también baja. Entonces empieza a irse el negativismo y veremos las cosas con una mirada positiva lo que nos llevará a proyectar nuestro futuro con más entusiasmo.

Obeso agrega que caminar en entorno abiertos, en contacto con la naturaleza, es un acto tan maravilloso de liberación que se asemeja a la sensación de estar en el útero materno. Él no vincula ésta sensación a algo espiritual, sino a algo meramente orgánico y necesario.

Podés leer: Ideas anti-estrés: cómo aprovechar al máximo un día libre

Entornos tóxicos que favorecen el aumento de estrés

Por lo general, vivimos permanentemente en las grandes urbes y nuestros lugares frecuentes de acción son el trabajo, la casa, el supermercado, la universidad, entre otros, que sólo se encargan de aumentar nuestras tensiones, provocando que se eleve el estrés. Esto ocurre ya que son lugares cerrados y llenos de gente.

Por eso al tomar tiempo para estar al aire libre, los pulmones reciben aire puro, los ojos se relajan un lindo paisaje y esto le aporta a nuestro cerebro nuevos estímulos que lo enriquecen.

En conclusión, para tener un cerebro sano y creativo, es indispensable tener un cuerpo saludable, la mente relajada y energía positiva.

Compartimos qué cosas debemos hacer para favorecer el estado anímico y combatir las penas y la depresión:

  • Salir de nuestra zona de confort.
  • Evitar repetir todos los días las mismas rutinas.
  • Incorporar nuevos hábitos saludables de alimentación.
  • Realizar alguna actividad física ó hobby.
  • Pasar tiempo libre en contacto con la naturaleza.
  • Pasar tiempo en familia y con amigos.
  • Aprender algún idioma, oficio o deporte.
  • Leer libros y dibujar o pintar.
  • Caminar al menos 30 minutos todos los días.

Leé también: 7 razones para que adoptes ya mismo el saludable hábito de caminar

Si empezás hoy mismo a poner en práctica éstos consejos, no pasará demasiado tiempo hasta que notes los cambios positivos en tu cuerpo, mente y espíritu.

No pierdas tiempo, la vida es una sola y nuestro cuerpo necesita que lo cuidemos.

Ya el famoso poeta Antonio Machado escribió hace muchos años que:

Caminante son tus huellas el camino y nada más

Caminante, no hay camino se hace camino al andar.

Leé más: Salir a caminar: el ejercicio ideal para calmar la mente y pensar con claridad

Seguí leyendo:

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!