El alcohol y el tabaco, los dos grandes hacedores de cáncer

El Dr. Matías Chacón, presidente de la Asociación Argentina de Oncología Clínica, subraya la importancia de atender los factores de riesgo para bajar la incidencia de cáncer.

El número estimado es 2,8 millones. Sí, casi 3.000.000 de muertes al año en todo el
mundo que son provocadas por la ingesta de alcohol. El cáncer es la principal causa de muerte relacionada con el alcohol en personas mayores a 50 años. Según confirman estudios recientes, es hoy, junto con el tabaco, el principal hacedor de cáncer.

La asociación entre tabaco y cáncer es conocida desde hace años, y ahora la lupa se deposita sobre el alcohol, un factor de riesgo hasta ahora subestimado que es urgente atender.

Cáncer y alcohol

Los investigadores del estudio publicado El Lancet el 23 de agosto de 2018 advierten que no existe un nivel seguro de consumo de alcohol. Los resultados publicados provienen del Global Burden of Diseases, Injuries and Risk Factors Study (GBD), con datos de 28 millones de personas de 195 países que estimó la prevalencia y cantidad de alcohol consumido y los daños asociados. La fuente de financiación del estudio fue la Fundación Bill y Melinda Gates.

El análisis mostró que el alcohol representa alrededor del 4% de las muertes en las mujeres y el 12% en los hombres entre las personas de 15 a 49 años, siendo los accidentes y la tuberculosis las principales causas directas.

Podés leer: Basta de “larga enfermedad”: decir “cáncer” y erradicar los eufemismos salva vidas

La principal causa de muerte relacionada con el alcohol entre las personas de 50 años o más fue el cáncer, que causó el 27% de las muertes en las mujeres y el 18,9% de las muertes en los hombres, particularmente notable en los países de altos ingresos, mientras que la tuberculosis fue la principal causa de muerte en los países de bajos ingresos en esa franja etaria.

No hay consumo de alcohol seguro

El consumo de una bebida al día aumentó el riesgo de desarrollar problemas de salud relacionados con el alcohol en un 0,5% frente a la abstención mientras que el consumo de cinco bebidas alcohólicas al día llevó a un aumento del 37% en el riesgo.
Ante estas “nuevas” evidencias y el concepto establecido por estudios previos que señalan un efecto protector del alcohol en la salud, el Dr Max G. Griswold, autor principal del estudio, dijo que los riesgos combinados para la salud asociados con el alcohol aumenta con cualquier cantidad de alcohol, con una fuerte asociación entre el consumo de alcohol y el riesgo de cáncer, lesiones y enfermedades infecciosas, compensando sólo los efectos protectores para la enfermedad cardíaca isquémica en las mujeres.

Este estudio señala que los riesgos para la salud asociados con el alcohol comienzan siendo pequeños con una bebida al día y luego aumentan rápidamente a medida que la ingesta es mayor. Esta curva exponencial de consumo de alcohol y riesgo de cáncer ya ha sido reportada en el World Cancer Report 2014

La salud pública y la conciencia popular deben centrarse en reducir el consumo de alcohol al nivel más bajo y revisar científicamente la “opinión generalizada sobre los beneficios del alcohol”, como menciona Emmanuela Gakidou, co-investigadora del estudio presentado en el Lancet.

Podés leer: El cáncer es la principal causa de muerte asociada al alcohol en mayores de 50 años

El consumo de alcohol sido reconocido durante mucho tiempo como un líder como factor de riesgo en más de 60 enfermedades agudas y crónicas a través de diversos mecanismos, tanto por intoxicación aguda como por consumo acumulativo. y la intoxicación aguda. Predispone al desarrollo de diversos tipos de cáncer, cirrosis, hígado graso, enfermedad cardiovascular, del sistema nervioso central y periférico, además de su conocido impacto en el aumento de accidentes de tránsito, violencia doméstica y suicidios.

Hay estudios previos, hoy en día metodológicamente cuestionados, que señalaban que el bajo consumo de alcohol podía ser protector contra la cardiopatía isquémica y la diabetes, entre otras afecciones

Para evitar estas limitaciones, el presente estudio realizó búsquedas sistemáticas en el intercambio de datos de salud global y PubMed, identificando 121.029 puntos provenientes de 694 fuentes de datos para los cálculos de exposición al alcohol y 3992 estimaciones de riesgo relativo de 592 estudios para evaluar los daños de la exposición al alcohol.

Estas estimaciones se hicieron abarcando una población combinada de 28 millones de individuos y 649,000 casos registrados. La exposición al alcohol se calculó mediante la recopilación de datos sobre las ventas en litros per cápita, la prevalencia de consumidores de alcohol y abstemios, y la cantidad de consumo de alcohol por día.

También se controló la estimación del consumo no registrado (por ejemplo el turismo). Con la disponibilidad de estos datos, se realizó un metaanálisis de los riesgos relativos de 23 estados de salud asociados con el consumo de alcohol para determinar las muertes atribuibles al alcohol en 195 países desde 1990 a 2016. La estimación de la ingesta diaria fue de 10 gr de alcohol etílico por día para los bebedores habituales.

Los tumores evaluados como relacionados al consumo de alcohol fueron: mama, hígado, esófago, colon recto, laringe, labio y cavidad oral

El 33% de las personas en todo el mundo beben alcohol, lo que equivale a 2,4 mil
millones de personas. El 25% de las mujeres beben alcohol, consumiendo un promedio de 0.73 bebidas alcohólicas por día, mientras que el 39% de los hombres ingiere alcohol con un promedio de 1.7 bebidas alcohólicas por día.

alcohol y cáncer

Podés leer: Cómo saber si tu hijo tiene problemas con el alcohol: consejos para padres

El país con mayor registro de ingesta de alcohol fue Dinamarca, donde el 95,3% de las mujeres y el 97,1% de los hombres consumen alcohol. La proporción más baja para los hombres fue en Pakistán, en 0.8% y la proporción más baja para las mujeres fue Bangladesh, en 0.3%. En términos de consumo diario, el mayor en hombres fue Rumania con 8,2 bebidas por día y Ucrania para las mujeres con 4,2 bebidas por día.

Este análisis no encontró ningún efecto protector del bajo consumo de alcohol contra el desarrollo de diabetes y accidente cerebrovascular isquémico, exceptuando a las mujeres que consumen menos de una bebida al día. Debido a que esto no compensa los riesgos para la salud asociados con el consumo de alcohol, los investigadores concluyeron que el único nivel seguro de consumo fue cero.

Hay ciertas limitaciones en el estudio, como las diferencias culturales y la falta de análisis de los patrones de consumo, específicamente la ingesta diaria constante frente al consumo excesivo de alcohol, en el que las personas no consumen alcohol durante varios días de la semana y luego consumen en exceso en los fines de semana.

alcohol en la adolescencia

Te puede interesar: “La forma en que los jóvenes toman alcohol genera un daño neurológico irreversible”

En nuestro medio, el pasado junio durante el “Simposio Internacional de Enfermedad Hepática Alcohólica”, se alertó a toda la comunidad que el exceso de alcohol representa la tercera causa de muerte prematura y discapacidad a nivel mundial y constituye un factor influyente en el desarrollo de enfermedades y condiciones que afectan la salud humana.

El consumo social y el adictivo perjudican la salud. El estado como benefactor de la salud para toda la población debe estimular el desarrollo de políticas públicas con el objetivo de prevenir la ingesta de alcohol

Entre los datos aportados por el SEDRONAR (Secretaría de Políticas Integrales sobre Drogas de la Nación Argentina), se observó un aumento significativo del consumo entre 2010 y el 2017 del 22,5% en varones y un 9% en mujeres, sobre una encuesta respondida por 20.658 individuos de entre 12 y 65 años distribuidos entre las 23 provincias y la Ciudad de Buenos Aires. En Argentina, el último año han surgido 2.299.598 nuevos consumidores de alcohol, de los cuales 319.994 son preadolescentes y adolescentes.

El abordaje de la nueva sociedad del alcohol debe alertar a todos los entes gubernamentales, sociales, públicos y privados cuyo objetivo es generar bienestar

La evidencia firme que establece al alcohol como uno de los grandes hacedores de
cáncer como el tabaco, nos invita a que, como Asociación Argentina de Oncología Clínica, iniciemos una tarea conjunta de educación para la prevención primaria en esta área que engloba un tercio de la población mundial.

alcohol al volante

Podés leer: Alcohol al volante: en 9 de cada 10 accidentes del fin de semana alguien tomó de más

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!