Un tratamiento para COVID-19 demostró una tasa de supervivencia del 100% en pacientes graves

Seis pacientes fueron tratados en tres centros médicos diferentes durante una semana con células madre de placenta. Todos han logrado sobrevivir y están saliendo de los tratamientos intensivos
farmaco bloquea coronavirus

Científicos de todo el mundo buscan con urgencia una vacuna para el nuevo coronavirus o un tratamiento eficaz que evite su alta mortalidad en personas cuya salud es vulnerable por distintas razones. Uno de los países que están liderando las investigaciones más prometedoras es Israel y una noticia flamante está dando la vuelta al mundo: una terapia realizada a 6 pacientes con COVID-19 en estado crítico y considerados de alto riesgo de mortalidad tuvo una tasa de supervivencia del 100%.

Los pacientes fueron tratados en tres centros médicos israelíes diferentes durante una semana en el marco del programa de tratamiento farmacológico del país. Sufrían de insuficiencia respiratoria aguda y complicaciones inflamatorias asociadas con COVID-19, y cuatro de ellos también mostraron fallos en los sistemas de órganos cardiovasculares y renales. En todos los casos, fueron tratados con el producto de terapia celular basado en placenta y todos lograron sobrevivir y están saliendo de los tratamientos intensivos.

coronavirus depresion en los mayores

Podés leer: ¿Cuánto valen los abrazos que no nos podemos dar? Las lecciones que deja la pandemia

Según Pluristem, la empresa encargada de llevar adelante dichos tratamientos con células madre de placenta, no sólo han sobrevivido todos los pacientes sino que cuatro de ellos mostraron una mejora en los parámetros respiratorios y tres de ellos están en etapas avanzadas de dejar de utilizar respiradores. Además, dos de los pacientes con condiciones médicas preexistentes están mostrando una recuperación clínica además de la mejora respiratoria.

“Estamos satisfechos con este resultado inicial del programa de tratamiento farmacológico y nos comprometemos a aprovechar las células PLX en beneficio de los pacientes y los sistemas de salud”, dijo el director general y presidente de Pluristem, Yaky Yanay.

Yanay explicó que las PLX son “células alogénicas mesenquimales que tienen propiedades inmunomoduladoras”, lo que significa que inducen a las células T reguladoras naturales del sistema inmunológico y a los macrófagos M2″. El resultado podría ser la reversión de la peligrosa sobreactivación del sistema inmunológico. Esto probablemente reduciría los síntomas mortales de la neumonía y la neumonitis (inflamación general del tejido pulmonar).

La empresa israelí con sede en Haifa planea solicitar el inicio de un ensayo clínico multinacional para el tratamiento de las complicaciones asociadas con el coronavirus, y señaló que ya no informará sobre sus ensayos de tratamiento farmacológico sino que calificará el estado y el progreso de su contemplado ensayo clínico. “La empresa ya está en conversaciones con los reguladores de los Estados Unidos y Europa para “definir la estrategia clínica general contra el COVID-19”.

Detrás de la vacuna contra el Covid-19

Una vacuna eficaz contra el coronavirus que está siendo probada en Israel podría estar lista en los próximos días y comenzaría a ser testeada en humanos a partir del 1 de junio, informó el científico que lidera la investigación del Instituto de Investigación de Galilea (MIGAL).

vacuna para el coronavirus

Podés leer: Excelente noticia: Israel probará la vacuna contra el coronavirus en humanos el 1 de junio

“Estamos en las etapas finales, y dentro de unos pocos días tendremos las proteínas, el componente activo de la vacuna”, dijo el doctor Chen Katz, líder del equipo de biotecnología molecular del MIGAL, un organismo financiado por el Estado israelí, que se comprometió a finales de febrero a completar la producción de su vacuna contra la COVID-19 en tres semanas y tenerla en el mercado en 90 días. El rápido progreso se debe a que el instituto ha estado trabajando durante cuatro años para lograr una vacuna que se pueda personalizar para varios virus.

En concreto, los científicos estuvieron desarrollando una vacuna contra el virus de la bronquitis infecciosa (IBV, que causa una enfermedad bronquial que afecta a las aves de corral) y ahora han adaptado ese trabajo para centrarse en el coronavirus, explicaron medios israelíes.

Katz explicó que cuando examinaron el ADN del nuevo coronavirus SARS-COV-2, que causa la enfermedad COVID-19, hallaron que tenía una gran similitud con el del virus IBV, lo que aumentó la probabilidad de lograr una vacuna humana eficaz en un período de tiempo muy corto. “Lo importante es que estábamos trabajando en una vacuna, no relacionada con este brote, y ésta es una gran ventaja”.

Te puede interesar: