17 curiosidades sobre el Día de Muertos en México

Con motivo del Día de Muertos 2020 en México, te contamos algunos datos curiosos que no sabías de esta tradición mexicana

El Día de los Muertos es una de las fechas más importantes del año en México y, si bien es una tradición milenaria y de gran popularidad, muchos desconocen algunos datos curiosos que son súper interesantes. Es un momento en que se expresa fuertemente la concepción de la vida y la muerte de esa rica cultura, así como todas las tradiciones y creencias que giran alrededor del tema.

El Día de Muertos es una de las tradiciones más antiguas del país. Comenzó a celebrarse en la época prehispánica y constituye una de las señas de identidad de la cultura mexicana

Podés leer: Halloween: los secretos de la noche más mágica del año

Curiosidades del Día de los Muertos

En esta nota armamos una lista de curiosidades muy interesantes y te contamos qué es el Día de los Muertos y por qué se celebra; de dónde viene la tradición; en qué consiste la celebración; cómo nació La Catrina, por qué se pide calaverita y cómo llegan los muertos al mundo de los vivos, entre otros datos de una historia apasionante.

Se festeja cada 31 de octubre y 1 y 2 de noviembre y los mexicanos acuden a los panteones y ponen ofrendas para celebrar la muerte

1. Por qué se celebra la muerte

El culto a los muertos era una celebración de vida para los aztecas, una forma de sentir cerca a los seres queridos. A diferencia del catolicismo, para esta civilización  el lugar adonde iban los muertos no dependía de cómo se hubieran portado en vida sino de cómo habían muerto: Tlalocan (paraíso del Dios de la Lluvia) para los ahogados, Omeyacan (paraíso del sol) para los que morían en combate o mujeres en el parto, Chichihuacuauhco para los niños y Mictlán para los que morían de forma natural.

Podés leer: Tradiciones: cómo se festeja Halloween en el mundo

2. Significado del Día de Muertos

Para comprender la relevancia de esta celebración, hay que tener en cuenta la importancia que las culturas mesoamericanas otorgaban a la muerte, ya que creían que el destino final de cada ser humano estaba determinado por lo que hubiera hecho durante su vida.

El señor de la muerte era Mictlantecuhtli y al inframundo o reino de los muertos lo denominaban Mictlán. Este lugar era atravesado por los fallecidos durante cuatro años, dejando atrás su cuerpo terrenal. Para ello, debían superar distintos niveles plagados de dificultades. En el último, se reencontraban con sus emociones y finalizaban el proceso de purificación, pudiendo descansar eternamente.

En el Día de Muertos cabía la posibilidad de abrir un paso entre ambos mundos y contactar con los seres queridos que hubieran fallecido

3. Origen del Día de Muertos

Las culturas mesoamericanas celebraban la festividad del Día de Muertos mucho antes de que los españoles llegaran al continente.

Cuando ambas culturas se fusionaron, las antiguas tradiciones paganas se combinaron con las católicas, dando lugar a unas fechas tan singulares como emblemáticas

Esta celebración comienza durante la noche del 31 de octubre y prosigue los días 1, Día de Todos los Santos, y 2 de noviembre. Precisamente la madrugada que transcurre entre los dos primeros días de noviembre es la más espectacular, con las ofrendas que finalizan degustando las comidas y bebidas, en casas y cementerios.

dia de los muertos pixabay

Podés leer: 35 epitafios graciosos y tumbas originales para morirse de risa

4. Los días cambiaron por los españoles

El festejo de los muertos cambió con la conquista española y se comenzó a celebrar el 1 y 2 de noviembre porque en esos días se acostumbraba realizar misas, votos, donativos y oraciones para los fieles difuntos.

Aunque cambió, es una tradición que comenzó con los pueblos prehispánicos cuando conservaban los cráneos como trofeos y los mostraban en los rituales como símbolo de la muerte y el renacimiento.

5. El Día de Muertos y el calendario solar mexica

La festividad que se convirtió en el Día de Muertos conmemora el noveno mes del calendario solar mexica que se celebraba todo el mes. El noveno mes, llamado Tlaxochimaco (nacimiento de las flores), estaba dedicado a Huitzilopochtli. Las familias hacían vigilia solemne, cocinaban en recuerdo a los muertos y al día siguiente colocaban la comida sobre las tumbas.

6. Patrimonio de la Humanidad

Por la riqueza cultural y antropológia de esta celebración, el ritual realizado en el Día de Muertos fue catalogado en el 2008 como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

7. Burlar la muerte

Reírse de la muerte es parte de la tradición mexicana y las calaveritas literarias son típicas del Día de Muertos. Las calaveritas literarias son versos y rimas que se burlan de la muerte, creadas después del virreinato por escritores que hacían una crítica social.

8. Por qué se monta un altar a los muertos

Con el altar de muertos que se monta en estos días se honra a los difuntos. Para prepararlo es necesario colocar imágenes y fotografías de los fallecidos, así como objetos personales, papel picado y comida.

El altar se puede situar a ras de suelo, conocido como altar de cementerio, o con dos niveles que representen el cielo y la tierra. Más elaborado es el altar de tres niveles, que representa el cielo, la tierra y el infierno. Y todavía requiere mayor elaboración el altar de siete niveles, cada uno de los cuales representa uno de los siete pecados capitales.

9. Cuándo montar el altar de muertos

No hay un día exacto para montar el altar, aunque según la tradición puede hacerse el 29 de octubre, ya que se considera que esa madrugada comienzan a llegar los que murieron de manera trágica; el 30 y el 31 de octubre, los niños que no fueron bautizados; el día 1 de noviembre, los niños bautizados y los que tuvieron una vida ejemplar; y el 2 de noviembre, el resto de las ánimas.

En la ofrenda a los seres queridos fallecidos que se realiza el Día de Muertos participan todos los miembros de la familia. Es al final de la celebración cuando se comienza a comer la ofrenda que se supone que han degustado ya los difuntos

10. Ofrendas del Día de Muertos

Entre las ofrendas que se distribuyen por el altar tiene especial importancia el banquete, es decir, las bebidas y alimentos con las que se celebra la visita de los difuntos. Se colocan así en torno al altar la bebida predilecta de los fallecidos, sea cual sea, agua, frutas, comida y pan de muertos, que representa la eucaristía.

Además, se colocan también un plato con sal, para que no se corrompan las almas, incienso para espantar a los malos espíritus, calaveritas dulces, flores, una cruz y velas.

11. ¿Por qué se pide calaverita?

Para los más pequeños, salir a pedir calaverita es una de las costumbres más divertidas de esta fecha. Si bien es muy similar a pedir “Halloween”, en un principio se acostumbraba que los niños salieran a visitar casa por casa de su colonia con una calavera en la mano pidiendo dulces, pan de muerto o fruta para alimentarla.

Los días 1 y 2 de noviembre es muy común encontrarse con grupos de niños en las calles diciendo “Me da mi calaverita por favor”

A su vez, para jugar con el sentido de las palabras y crear rimas creativas, se realizan las clásicas “calaveritas literarias”. Versos irreverentes, escritos a modo de epitafios, retratando a las personas como si estuvieran muertas.

12. Las ánimas llegan cada 12 horas

La tradición que ha pasado de boca en boca dice que los muertos llegan cada 12 horas cada día, entre el 28 de octubre y el 2 de noviembre. El 28 de octubre se recibe a los que murieron a causa de un accidente o de forma repentina y violenta. El 29 a los ahogados. El 30 a los olvidados, los que no tienen familia que los recuerde. El 31 a los que están en el limbo, los niños que nunca nacieron. El 1 de noviembre a los niños y el 2 de noviembre a los muertos adultos.

13. Flores de cempasúchil: el camino de los muertos

Las flores más típicas para colocar en los caminos y el altar, y conmemorar el Día de Muertos, son las de cempasúchil, una planta endémica de Centroamérica que florece en estas fechas y que cuenta con su propia leyenda.

Se dice que estas flores de pétalos amarillos indican la senda que tienen que seguir los difuntos para poder acercarse a efectuar la visita durante estas fechas, ya que se sienten atraídos por su olor. Por ese motivo se colocan a lo largo de los caminos hasta el altar para que puedan encontrarlo sin problema.

14. La Catrina

El personaje más representativo del Día de Muertos es La Catrina. Se creó a principios del siglo XX y nació como una obra del grabador José Guadalupe Posada en la que caricaturizaba a los vendedores pobres de garbanzos que vestían de forma ostentosa y europea para ocultar sus origenes indígenas. Posada los representó con una caricatura de una calavera engalanada con un suntuoso sombrero con plumas de avestruz que, en un principio, se llamó La Calavera Garbancera.

Con el tiempo, La Catrina se convirtió en el símbolo del Día de Muertos, en representación de la Muerte, y es habitual verla plasmada en figuras e imágenes. Además, son muchos los que se visten como ella y pintan sus rostros con calaveras en estas fechas tan emblemáticas.

15. Diego Rivera pintó a La Catrina como la conocemos

Diego Rivera fue el creador de La Catrina como ahora la conocemos, a través de una crítica a la aristocracia mexicana que pintó a una calavera vestida en su mural “Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central”.

Aunque previo a Rivera, José Guadalupe Posada criticó a los llamados garbanceros, personas de sangre indígena que pretendían ser europeos, en un grabado conocido como “La Calavera Garbancera”, la antecesora a La Catrina. La calavera no tenía ropa, pero llevaba sombrero y criticaba el estilo de vida de la época.

dia de los muertos halloween

16. ¡Fiesta en el cementerio!

Para los que no se quieren quedar a esperar a sus difuntos en casa, ¡también se forma la fiesta en el cementerio! Mucha gente en México acostumbra decorar las tumbas de sus familiares con flores de cempasúchil y velas, llevar comida, tocar música en vivo y pernoctar junto a sus seres queridos.

Es una costumbre en la que lejos de sentir miedo por estar en medio del cementerio en la noche, se siente una cálida y alegre bienvenida para nuestros muertitos.

17. Preparar y comer pan de muerto

Una de las costumbres más deliciosas del pueblo mexicano es la de preparar y compartir con la familia un rico Pan de Muerto. Durante el mes de octubre y principios de noviembre, los supermercados y panaderías ofrecen a la comunidad este peculiar pan dulce decorado con “huesitos” de pan perfecto para una cena con chocolate caliente o café de olla. Para los más arriagados a las tradiciones, la costumbre es juntarse a preparar Pan de Muerto en casa para después colocarlo en el altar.

Podés leer: Predicciones 2021: anticipos para cada signo del zodíaco