La Cumbrecita: un pueblo de fantasía escondido en las sierras de Córdoba

La Cumbrecita se encuentra en un pequeño valle de las Sierras Grandes de Córdoba. A 1450 msnm. te encontrarás con un rosario de casas de estilo centroeuropeo, concentradas a la vera de los senderos que atraviesan el bosque.

Visitar La Cumbrecita es ingresar a un refugio de tranquilidad, donde la naturaleza y la mano del hombre han logrado mantener el equilibrio. Gracias a esto, La Cumbrecita y sus alrededores fueron declarados Reserva natural de uso Múltiple, siendo el centro de este gran ecosistema y el principal guardián de la diversidad que en él habita.

La Cumbrecita es además un pueblo peatonal precioso para caminar y sentirse en armonía con la naturaleza. Es un lugar donde no se permite el ingreso con vehículos y todos los recorridos están previstos para ser realizados a pie.

Cascadas que bajan de la sierra, añosos bosques llenos de senderos, ríos de agua cristalina y típicas construcciones alpinas a uno y otro lado del camino, son algunas de las características que definen su identidad

Al ser un lugar concebido para la recepción de visitantes, La Cumbrecita cuenta con una importante infraestructura de servicios. Hoteles, complejos de cabañas, hospedajes y suites con servicios de primera calidad; complejos recreativos, visitas guiadas y excursiones de turismo aventura componen parte de la oferta.

Además, las recetas de la tradición centroeuropea se combinan con la cocina criolla, creando diferentes platos que se pueden degustar en bares y restaurantes.

La particularidad es que es un sitio que parece de cuento y de una belleza destacable: el bosque cubre las laderas de la montaña y envuelve las casas y cabañas de estilo tirolés centroeuropeo, en sintonía con el origen de los pioneros habitantes.

La Cumbrecita está ubicado en el Valle de Calamuchita, y de hecho es uno de los puntos turísticos más visitados en la zona. La curiosidad es que por su ubicación, tiene todo el aspecto y clima de una aldea de montaña apartada.

El bosque no es autóctono sino que fue creciendo a partir de las plantaciones realizadas por los pioneros de origen alemán, que a partir de 1934 plantaron los primeros pinos.

Caminando por senderos señalizados podremos dirigirnos a los pequeños paraísos escondidos en el pueblo. Hay una cascada (Almbach) que se conoce como “arroyo de la colina”, bosques de robles, encinas y coníferas y rincones que invitan a quedarse y sentirse en un paraíso de montaña.

Quedarse unos días en el pueblo es ideal para reconectar con la naturaleza y tranquilidad de un paraje apartado. Hay cantidad de alojamientos, tiendas y restaurantes para vivir unas jornadas en un auténtico paraíso de montaña.

No muy lejos de La Cumbrecita se encuentra el cerro Champaquí, el más alto de la provincia.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!