Caspalá: el pueblo jujeño elegido ejemplo de turismo rural

Se trata del pueblo de Caspalá, elegido como uno de los mejores pueblos del mundo en cuanto a cultura y turismo rural.

La Organización Mundial de Turismo, mediante su iniciativa global, dio reconocimiento a este pueblo en Jujuy por su agradable naturaleza y colorida cultura. Dentro de este concurso muchos pueblos compitieron por estos reconocimiento, pero al final Caspalá fue uno de los afortunados en recibir el premio.

Caspalá: una perlita rural en Jujuy

Caspaláun pueblo de la provincia de Jujuy, fue reconocido por la Organización Mundial de Turismo (OMT) en el marco del concurso “Best Tourism Villages”, del cual participaron varios destinos del mundo, incluidas otras localidades argentinas. Se reconocieron a 44 pueblos de 32 países que son un ejemplo del turismo rural por los valores culturales y naturales que preservan, y además porque promueven los productos y estilos de vida rurales y comunitarios.

Te puede interesar: Purmamarca la tierra encantada que enorgullece a Jujuy

El pueblo de Caspalá se ubica en el departamento de Valle Grande, 10 kilómetros al oeste de Santa Ana y a 240 de San Salvador de Jujuy. Está a 3100 m.s.n.m y cuenta con relieve montañoso. Este reconocimiento le permitirá obtener el Sello Best Tourism Villages, participar en el Programa de Mejoramiento Best Tourism Villages y formar parte de la Red de Best Tourism Villages.

Justamente, el objetivo de la OMT es ayudar a potenciar estas localidades, reducir las desigualdades regionales y luchar contra la despoblación en esas áreas. El premio de este concurso fue entregado durante la 24° Asamblea General desarrollada en la capital de España, Madrid, y quien recibió el diploma fue Matías Lammens, el ministro de Turismo y Deportes de la Nación

Seguimos trabajando para promover el desarrollo de territorios y comunidades a partir de sus valores naturales, con respeto por la autenticidad sociocultural, los valores tradicionales de cada región, su biodiversidad y sus ambientes naturales

Sin duda, Caspalá es un pueblo que está apostado en un lugar de muy difícil acceso y es reconocido por sus artesanas famosas a nivel local. Está ubicado entre cerros de más de 3000 msnm y cuenta con alrededor de 300 habitantes y tradición ancestral agrícola. Muchas de sus familias fortalecieron emprendimientos gracias al turismo mediante servicios como el guiado, la artesanía, el hospedaje y la gastronomía tradicional para reflejar la cultura del norte argentino.

Leer más: Los pueblos más bonitos de Argentina

Este pueblo tiene una inigualable comunidad agroganadera que nos abre sus puertas para compartir toda la magia de su gente y sus tradiciones casi extinguidas en nuestra provincia. Es un lugar que se encuentra a la espera de más turistas para compartir jornadas inolvidables con la calidez de su gente.

¿Qué hacer en Caspalá?

Entre los principales atractivos dentro del pueblo de Caspalá, encontramos la Iglesia Santa Rosa de Lima, una capilla construida en la década de 1840, con campanas de bronce que fueron traídas de Perú, al igual que la imagen de la patrona del pueblo; el Antigüito, con sus construcciones antiguas de barro y piedras; y Pueblo viejo, otro sitio arqueológico. Además, desde el pueblo se puede realizar una travesía a los imponentes Camino del Inca y Serranía de Hornocal.

Tenemos pueblos auténticos con mucha magia en Jujuy y Caspalá es sin lugar a dudas uno de ellos

A 240 kilómetros de San Salvador, la comunidad se destaca además por la producción agroganadera de carácter familiar e incursiona en el desarrollo del turismo ruralpara lo que ofrece experimentar una jornada entre las alturas vallistas. También dispone de un centro cultural en el que se exponen múltiples piezas artesanales, como los rebozos bordados con figuras de flores del campo y, en otros casos, recuperaron las técnicas de tejidos en los añejos telares para confección de indumentarias y otros productos.

Podés ver: Jujuy: 8 comunidades originarias organizan cooperativas para explotar el turismo cultural

En cuanto al clima que hay en Caspalá, este es el típico de puna: cálido de día y frío de noche, con un invierno crudo y precipitaciones durante el verano. Se estima que la mejor época para ir a visitar este increíble pueblo jujeño es de abril a diciembre, ya que en el período de enero a marzo en muchas oportunidades las precipitaciones obstaculizan el camino.

Continuar leyendo: