Tips para viajar con niños pequeños que te facilitarán el viaje

Todo lo que tenés que tener en cuenta a la hora de viajar con un niño pequeño. La clave está en organizarse y seguir unos simples consejos.

La idea de viajar con un niño menos de 2 años puede resultar abrumadora, pero con algo de previsión y algunos trucos, te sentirás más preparada para la próxima aventura junto a tu pequeño.

Tips para viajar con niños pequeños

Leé también: Brasil con niños, un viaje para disfrutar en familia

Estos consejos te resultarán útiles y todo será más fácil:

  •  Llevá un kit de primeros auxilios: no es necesariamente lo primero que ponemos en la valija cuando viajamos, pero tener uno a mano puede ser de gran utilidad. Asegurate de tener suficientes curitas, gel anti-bacterial y otros elementos básicos.
  • Sentarse separados en los vuelos: si viajás con tu pareja, una amiga o un familiar, considerá la posibilidad de reservar asientos separados. De esta manera tendrán la opción de turnarse para ocuparse del pequeño y ambos podrán tomar descansos a lo largo del vuelo. Además, los pasajeros que los rodean también se sentirán aliviados.
  • Llevá el carrito hasta la puerta de embarque: si has viajado ya en avión con tu pequeño, sabés que su carrito es un gran salvador. Es ideal para entretenerlo mientras esperás el embarque y además es perfecto para llevar todos los otros bultos que van a bordo. Recordá que podrás chequearlo en la puerta del avión, justo antes de abordar.
  • Reservá un asiento en la ventanilla: no sólo es el más cómodo para amamantar porque te da un poco más de intimidad, sino que te ayudará a contener mejor todos esos elementos que revolvés y revisás una y otra vez, en busca del juguete perfecto para distraer al bebé.
  • Estimulá la succión del bebé al despegar y aterrizar: la presión del aire en los vuelos puede provocar dolor de oídos en tu pequeño, así que muchas madres recomiendan amamantar durante el despegue y aterrizaje. ¿Otras opciones? Un chupete, una mamadera o un vasito de agua con bombilla. En todos los casos, la succión aliviará la molestia.
  • Llevá una bolsa: aunque suene extraño, una bolsa de nylon puede convertirse en tu principal aliada durante un viaje. Los derrames inesperados, vómitos y desastres de pañales suceden, así que necesitarás guardar ropa mojada o manchada hasta poder lavarla. Además, aislará cualquier mal olor a la perfección.
  • Guardá los elementos en bolsas transparentes y rotuladas: viajar con bebés implica llevar todo tipo de elementos, desde pañales y toallitas húmedas hasta chupetes, juguetes y documentos de viaje. Cuando estás en un espacio pequeño, hurgar en el bolso por ese objeto que necesitás puede resultar incómodo y complicado. Para facilitar la tarea, clasificá los implementos en bolsas distintas y asegurate de que sean transparentes para identificar su contenido de inmediato.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Por el mundo!

Ayudanos a compartir notas que invitan a viajar

BV

¡Hacete fan!