Cómo combatir el estreñimiento: remedios naturales y consejos médicos

Es ampliamente reconocido que consumir fibra alimentaria en cantidad adecuada aporta beneficios para la salud, entre ellos, alivio del estreñimiento. ¿Pero que debemos comer para incorporar la fibra adecuada?

El estreñimiento se define medicamente como el hecho de tener menos de tres evacuaciones intestinales por semana. Aunque el estreñimiento aislado es muy frecuente, algunas personas padecen esta afección de manera crónica, lo que que puede alterar su capacidad de continuar con las actividades diarias. Por eso te contamos cuáles son los remedios naturales para saber cómo combatir el estreñimiento.

Para evitar este problema, Según recomendaciones médicas, las mujeres adultas de 50 años o menos deben consumir a diario, por lo menos, 25 gramos de fibra; y, a partir de los 51 años, la cantidad mínima al día es de 21 gramos. Los hombres adultos necesitan, por lo menos, 38 gramos de fibra diaria si tienen menos de 50 años, y una cantidad mínima de 30 gramos diarios a partir de los 51 años.

También podés leer: Los beneficios de la fibra alimentaria: esencial para una alimentación saludable

La Dra. Yan Bi, Gastroenteróloga de Mayo Clinic explica que “Los alimentos que contienen mucha fibra son las frutas, las verduras, los cereales integrales y las legumbres. Muchos cereales para desayunar, como las hojuelas de salvado, también son buenas fuentes de fibra”.

Tratamiento casero para el estreñimiento

El tratamiento para el estreñimiento crónico normalmente comienza con cambios en la dieta y el estilo de vida que tienen por objeto agilizar el tránsito de las heces por los intestinos. Si esos cambios no son eficaces, el médico puede recomendarte medicamentos o cirugía.

Cambios en la alimentación y la forma de vida

El médico puede recomendarte los siguientes cambios para aliviar el estreñimiento:

  • Aumentá el consumo de fibras

Agregar fibras a tu alimentación aumenta el peso de las heces y acelera el paso por los intestinos. Comenzá de a poco a consumir más frutas y vegetales frescos todos los días. Elegí panes y cereales integrales.

El médico puede recomendarte una cantidad específica de gramos de fibra para consumir todos los días. En general, intentá consumir 14 gramos de fibra por cada 1000 calorías en tu dieta habitual.

Aumentar repentinamente la cantidad de fibra que consumís puede provocar hinchazón y gases; por eso, comenzá de a poco e incrementá la cantidad hasta llegar al objetivo en el transcurso de algunas semanas.

  • Realizá ejercicios la mayoría de los días de la semana

La actividad física aumenta la actividad muscular de los intestinos. Trata de hacer ejercicios la mayoría de los días de la semana. Si aún no realizas ejercicios, consulta con tu médico para saber si estás lo suficientemente sano como para iniciar un programa de ejercicios.

También podés leer: Ejercicios de elongación para un cuerpo sano y flexible

  • No ignores la necesidad de evacuar los intestinos

Tomate tu tiempo en el baño para permitirte el tiempo suficiente a fin de evacuar los intestinos sin distracciones ni apuros.

Alimentos para combatir el estreñimiento

  1. Ciruelas pasas

Son ideales para enriquecer la alimentación diaria en fibra y nutrientes. Podés tomarlas hidratadas o sin hidratar, pero busca las que no están untadas con aceite de girasol. Consumí 2 ciruelas pasas al día, remojadas o sin remojar.

  1. Kiwi

Es rico en fibra soluble, que posee un efecto prebiótico, es decir, alimenta a las bacterias del intestino. También es rico en vitamina C, un nutriente muy conocido y utilizado para mejorar el tránsito intestinal. 2 kiwis al día para desayunar.

También podés leer: Smoothies naturales con frutas para revitalizarte cada día

  1. Chucrut

El repollo fermentado actúa como un probiótico que mejora las digestiones y provee de bacterias al intestino. Procurá comprarlo sin pasteurizar. Puedes usar también kéfir de agua o vinagre de manzana.

  1. Aloe Vera

La sábila o aloe vera es un ingrediente indispensable del botiquín de remedios caseros y tiene una larga tradición medicinal. Tomar diariamente su jugo tiene un efecto laxante que ayuda a evacuar el intestino de manera natural. Natural Standard indica que hay evidencia científica buena de sus beneficios y sería la aloína la responsable de combatir el estreñimiento.

  1. Zanahoria

Esta verdura es excelente para favorecer la digestión y estimular la producción de jugos gástricos, aliviando el estreñimiento. De acuerdo con la Universidad de Harvard, media taza de zanahorias contiene alrededor de 2 gramos de fibra, parte esencial para una buena salud digestiva.

También podés leer: Torta saludable de zanahoria sin huevo, aceite ni manteca

Otros métodos para aliviar el estreñimiento

Beber mucha cantidad de agua también ayuda a aliviar el estreñimiento. De igual manera, se puede considerar otros productos que no contienen fibra, como los suavizantes de heces, los medicamentos estimulantes que hacen contraer al intestino, los enemas o los supositorios.

“Si la mayor cantidad de fibra no mejorara sus síntomas, acuda al médico. El estreñimiento puede ser el síntoma de varios trastornos médicos ocultos, como disfunción de los músculos del piso pélvico, lentitud en la motilidad gastrointestinal, anomalías anatómicas o disfunción endocrina, los cuales posiblemente ameritan un tratamiento diferente” explica la doctora Bi en el documento.

Remedios para aliviar el estreñimiento

“Si pese a esto no pudieras consumir suficiente fibra para llegar a la recomendación diaria, entonces considerá recurrir a un suplemento”, sostiene más adelante la médica de Mayo Clinic.

La mayoría de los suplementos de fibra pueden consumirse de forma regular y a largo plazo. La fibra se clasifica en soluble e insoluble. La fibra soluble es más fermentable y puede producir gases; la fibra insoluble, en cambio, pasa por el sistema digestivo casi intacta, lo cual aumenta el volumen de las heces.

También podés leer: Tu propio botiquín natural: plantas medicinales que podés cultivar en casa

A pesar de que los suplementos de fibra pueden complementar la cantidad de fibra ingerida en la alimentación, por lo general, solo contienen un tipo de fibra, en lugar de una variedad de fibras y micronutrientes; además, posiblemente no aportan todos los beneficios para la salud atribuibles a la fibra alimentaria. “Por lo tanto, primero ingiera más fib ra a través de su alimentación con una amplia variedad de alimentos ricos en ella” explican la doctora en un documento elaborado recientemente.

En el informe explica que la mayoría de los suplementos de fibra son exclusivamente de fibra soluble o insoluble. “Antes de tomar un suplemento de fibra, consulte con el médico o con el farmacéutico para primero revisar sus medicamentos, porque los suplementos de fibra pueden reducir la absorción de ciertos fármacos, como los que tratan trastornos tiroideos, depresión, diabetes, colesterol alto, convulsiones y varias afecciones cardíacas” aconseja.

Y agrega que algunos suplementos de fibra quizás no sean adecuados en quienes padecen algunas enfermedades. Por ejemplo, si usted tiene enfermedad celíaca, posiblemente no deba consumir productos con fibra derivada del trigo; si tiene diabetes, posiblemente deba usar una formulación sin sabor para evitar el azúcar añadido. “Consulte a su médico para que la guíe hacia el suplemento de fibra adecuado”, sostiene.

También podés leer: Aliviar el estrés: cuándo y cómo decir que no

Cuáles son las causas del estreñimiento

El estreñimiento ocurre con mayor frecuencia cuando los desechos o las heces se mueven con demasiada lentitud a través del tubo digestivo o no pueden eliminarse de manera eficaz del recto, lo que puede provocar que las heces se vuelvan duras y secas. Existen muchas causas posibles para el estreñimiento.

Obstrucción en el colon o el recto

Las obstrucciones en el colon o el recto pueden desacelerar o detener el movimiento de las heces. Entre las causas se encuentran las siguientes:

  • Fisura anal
  • Obstrucción intestinal
  • Cáncer de colon
  • Estrechamiento del colon (estenosis intestinal)
  • Otro tipo de cáncer abdominal que ejerce presión sobre el colon
  • Cáncer rectal
  • Recto que sobresale a través de la pared posterior de la vagina (rectocele)

Problemas en los nervios que se encuentran alrededor del colon y el recto

Los problemas neurológicos pueden afectar los nervios que hacen que los músculos del colon y el recto se contraigan y muevan las heces a través de los intestinos. Entre las causas se encuentran las siguientes:

  • Neuropatía autónoma
  • Esclerosis múltiple
  • Enfermedad de Parkinson
  • Lesión de la médula espinal
  • Accidente cerebrovascular

Dificultad con los músculos involucrados en la evacuación

Los problemas en los músculos pélvicos involucrados en las evacuaciones intestinales pueden provocar estreñimiento crónico. Estos problemas pueden ser los siguientes:

  • Incapacidad para relajar los músculos pélvicos a fin de permitir una evacuación intestinal (anismo)
  • Los músculos pélvicos no coordinan la relajación y la contracción correctamente (disinergia)
  • Músculos pélvicos débiles

Afecciones que involucran las hormonas del cuerpo

Las hormonas ayudan a equilibrar los líquidos del cuerpo. La enfermedades y las afecciones que involucran el equilibrio de las hormonas pueden provocar estreñimiento, por ejemplo:

  • Diabetes
  • Glándula paratiroides hiperactiva (hiperparatiroidismo)
  • Embarazo
  • Glándula tiroides hipoactiva (hipotiroidismo)

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Movida Sana!

Ayudanos a compartir notas buenas para tu salud

BV

¡Hacete fan!