El invento que todos estábamos esperando: la cama que se hace sola

Un amigo mío siempre recordaba a su madre cuando le decía que la forma correcta de empezar el día organizado es tendiendo la cama una vez que nos levantamos. Fiel a este principio, mi amigo cada mañana realizaba esta tarea y luego salía a cumplir con sus obligaciones (de estudiante en ese entonces). Claro que hay días que no tenía ganas o el tiempo lo apremiaba y debía salir apurado sin tender la cama.

Por eso, aquellos que sufren con este quehacer se alegrarán al saber que hay un nuevo cubrecama que se tiende solo. Se trata de Smartduvet, un edredón que posee una red de cámaras de aire que le permiten volver a extenderse solo.

Este Smartduvet es un invento formado por dos piezas. La primera es una especie de tuberías que se colocan dentro del edredón y por cuyo interior va a circular aire comprimido que le permitirá recuperar su forma extendida original.

La otra mitad del dispositivo es un compresor situado debajo de la cama que se encarga de bombear el aire y que se conecta por medio de un tubo al edredón.

Este invento se puede programar para que se adapte al tamaño de cada cama, introduciendo en Smartduvet la medida de la misma. Lo único que se tiene que hacer es conectar Smartduvet con el smartphone del ususario a través de la aplicación disponible para Android o iOS, para luego programar la hora en que uno quieras que se tienda la cama.

El resultado es un sistema que rehace la forma original del edredón extendido pulsando un botón en el móvil.

Tan ingenioso proyecto está buscando financiación en Kickstarter y esperan salir a la venta en unos meses a partir de 289 dólares en diferentes tamaños.

Habrá que salir a probarlo deseperadamente o aguardar que algún ansioso holgazán se anime primero y comprobar las bondades de este invento.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!