Cuatro señales que indican que deberías terminar esa relación según la psicología

Muchas parejas pueden desarrollar dinámicas tóxicas que no los ayudan a desarrollarse y crecer

Cada pareja es diferente y es muy difícil generalizar sobre cuándo una relación debe terminar. Sin embargo, según la psicología existen algunos indicios de que las cosas podrían estar tomando el rumbo equivocado.

Leer más: Por qué pelean las parejas y cuándo el riesgo de separación se agranda

Con los años, las parejas pueden desarrollar dinámicas tóxicas que les impiden crecer y desarrollarse como individuos. La psicologa estadounidense Jennice Vilhauer identificó cuatro señales para identificar este punto de quiebre.

Cuatro señales de que esa relación se terminó

Leer más: Discusiones de pareja: no siempre peleamos por lo que decimos

1. Ya no hay bondad

Irritabilidad, ira, distancia, impaciencia: si sentís que estos sentimientos invaden tu pareja, es probable que debas terminar. Cuando comenzamos una relación todo es color de rosa, nos amamos, somos generosos y aceptamos los defectos del otro -incluso, los vemos como algo positivo. Con el tiempo, la situación se acomoda y dejamos la fascinación de lado. Una pareja sana siempre mantiene el respeto. Sin embargo, algunos entran en una dinámica tóxica en la cual entran en juego las “chicanas” y se pierde la disposición a perdonar las fallas. Si esto sucede podría indicar que es hora de poner punto final a ese vinculo.

2. Respeto

Como mencionamos antes, el respeto es uno de los aspectos más importantes de la relación. Según la especialista, se trata de un sentimiento que “supera a la confianza, porque no se puede confiar en alguien a quien uno no respeta”. Contestar mal, restarle importancia a las cosas del otro, dejar plantado o no considerar el tiempo del otro como valioso son formas de faltar el respeto y pueden indicar que es hora de dejar de lado ese vínculo.

Leer más: Claves para mejorar la comunicación en la pareja 

3. El equilibrio está dañado

En una pareja debe existir una relación de reciprocidad en la cual ambos se preocupan por las necesidades del otro. No porque estemos obligados a hacerlo, sino porque queremos la felicidad del otro. Pero cuando en una relación una persona está dando desmedidamente más que el otro, aparece un desequilibrio y una desconexión.

Si uno de los dos se convierte en la persona “que se deja querer” mientras el otro se esfuerza permanentemente, es hora de acabar la relación.

4. “Lo dejaría todo por vos”

Si uno de los dos vive subordinado a las necesidades del otro, no es una pareja es un trabajo y se llama asistente. Si con el tiempo tu relación ha desarrollado una dinámica semejante, es probable que debas dar un paso al costado y pensar por qué no estás haciendo lo que querés. En una relación debería haber espacio para dos personas con necesidades diferentes que se apoyan y se acompañan en todo momento.

Si identificas estas señales pero aún no estás listo para terminar la relación, lo mejor es hablarlo y mejorar la comunicación entre la pareja. Pero si estos comportamientos persisten, quizá sea hora de soltar y empezar otra vez.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!