Primavera en casa: claves y secretos sobre los jardines verticales y los techos verdes

Los jardines verticales y los techos verdes se convirtieron una necesidad de fuerza mayor en las grandes ciudades y, si bien algunos expertos coinciden que aún falta concientizar al respecto, año tras año se van sumando edificios y viviendas a esta modalidad.

Los beneficios de estos parches verdes en lo alto de una ciudad van mucho más allá de la cuestión decorativa y están principalmente relacionados con la contaminación ambiental y el cambio climático.

De lo que estamos hablando es de un concepto que se refiere a tener terrazas ajardinadas en edificios ubicados tanto en entornos naturales como en el centro de una ciudad.

Para ganarle espacio al cemento, se puede recurrir a la terraza verde, que pueden ser o bien una sencilla cubierta verde, que es liviana, de bajo mantenimiento y parece una alfombra, o las que se denominan ajardinadas o intensivas, con gran variedad de plantas, incluidos algunos arbustos.

Por otra parte los jardines vertical son aquellos que se consiguen al cubrir, (se puede hacer de diferentes maneras) algún muro, incluso letras de marquesinas publicitarias, con plantas que pueden crecer en distintos medios de cultivo.

Estos jardines se inspiraron en las rocas, acantilados y troncos de árboles, los que se estudiaron durante años hasta lograr la técnica que los imitara.

Los techos verdes

Los techos verdes modernos colocados deliberadamente para mantener vegetación en un medio de cultivo son un fenómeno relativamente reciente. Sin embargo los países escandinavos han usado techos de pasto por muchos siglos.

Su función fundamental es la de generar aislamiento térmico y enfriar los edificios y viviendas reduciendo el uso de energía y las emisiones de CO2.

En un estudio reciente sobre el impacto de estructuras verdes en la zona de Manchester los investigadores comprobaron que los techos verdes ayudaban a bajar las temperaturas especialmente en zonas urbanas: “agregar techos verdes a todas las estructuras puede tener efectos dramáticos en la temperatura de la superficie, manteniendo la temperatura por debajo de los promedios de los años 1961-1990… Los techos verdes tienen mayor impacto… donde la proporción de edificios es alta y la proporción de evaporación es baja. Por lo tanto la mayor diferencia ocurre en el centro de las poblaciones.”

También reducen la velocidad de escurrimiento de agua; filtran el polvo y la contaminación y a su vez constituyen un hábitat para las especies que compensa el impacto causado por la urbanización. De hecho, Nanjing, una de las ciudades chinas con mayor índice de contaminación, construirá para contrarrestarla unas “torres verdes”, a cargo del arquitecto milanés Stafano Boaeri, quien ya levantó edificios similares en Milán.

Es muy importante considerar también la gestión que permite esta tecnología verde con respecto a las aguas pluviales. Con techos verdes, el agua se almacena en la capa de sustrato y luego es tomada por las plantas desde donde es devuelta a la atmósfera a través de la transpiración y la evaporación.

Los jardines verticales

De acuerdo con diversas fuentes, un jardín vertical es “una instalación vertical cubierta de plantas de diversas especies que son cultivadas en una estructura especial dando la apariencia de ser un jardín pero en vertical“.

En esta sintonía el jardín vertical, o muro verde es una manera de cultivar plantas sin necesidad de suelo o sustrato horizontal. Observando la habilidad de las raíces de crecer a lo largo de una superficie vertical, el botánico francés Patrick Blanc patentó su invento en 1988 denominándolo mur végétal.

El jardín vertical, por el tipo de tecnología que requiere, que involucra un complejo sistema de riego y fertilización es un poco más costoso que un jardín común o que un balcón con plantas, pero la contracara es que los techos verdes tienen mayores requisitos estructurales, por lo que hay que evaluar el estado de la losa, su espesor y cuánto peso soporta.

Sin embargo, es cierto que estos jardines verticales son óptimos para lugares donde no hay suficiente espacio y nuevamente no se trata solo de agregar belleza a nuestro hogar, sino que estamos generando pequeños pulmones urbanos que benefician al medio ambiente y a la salud de nuestra propia casa.

En este artículo te explicamos como hacer tu propio jardín vertical.

Lo que sí es fundamental es consultar con especialistas en el tema para evitar dolores de cabeza, y mientras tanto, empezar a dotar de plantas, macetas o flores, por más pequeñas que sean nuestros balcones y terrazas.

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que hacen bien

¡Hacete fan!

¡Hacete fan de Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que hacen bien

¡Hacete fan!