Cuáles son los 5 hábitos que nos harán felices en el trabajo

Todos deseamos vivir una vida plena y con felicidad. Pero no siempre somos conscientes de que a la felicidad hay que procurarla y no simplemente quedarnos esperando a que llegue. Relaciones conflictivas, malos hábitos, trabajos que no nos satisfacen. Nada de todo esto va a ayudarnos a estar mejor.

Si tenemos clara noción de que podemos hacer lo que sea necesario para estar mejor, entonces solo nos queda poner manos a la obra en los lugares donde tenemos oportunidad de actuar.

Con respecto específicamente al trabajo, hay una montaña de pruebas de lo que hace que la gente sea verdaderamente feliz en el trabajo. Así que aquí Buena Vibra comparte 5 atributos respaldados por la ciencia que hacen que la gente sea feliz en sus puestos de trabajo.

habitos-3_opt

  1. Trabajos desafiantes.

Las investigaciones revelan que las personas son más felices cuando participan en actividades difíciles pero factibles. Están tan absorbidos en sus tareas que el tiempo parece estar quieto. Es fácil alejarse del trabajo real en la prisa para vaciar la bandeja de entrada, pero puede volver a la pista. Brian Tracy, autor de numerosos libros, como por ejemplo “Encuentra tu punto de equilibrio”, recomienda tomar el asesoramiento de la asesora japonesa  Marie Kondo, quien en su libro “La magia de ordenar” propone armar una pila con cada elemento que nos rodea y luego recoger cada artículo, y preguntarnos ¿esto genera alguna alegría en mí? Podemos hacer lo mismo con el trabajo también. “En lugar de ser pasivo y hacer lo que alguien más te dijo que hicieras, mira activamente tu trabajo y preguntate ¿qué es lo que realmente me gustaría hacer?” sugiere Tracy. Con un poco de creatividad, y a medida que pase el tiempo y sostengamos esta práctica, podemos convertir el trabajo que tenemos en el trabajo que deseamos.

  1. Un sentido del progreso.

Cuando la profesora Teresa Amabile de la Harvard Business School y el psicólogo Steven Kramer analizaron casi 12.000 jornadas de trabajo de distinta gente, encontraron que los días más felices y productivos eran aquellos marcados por un sentido de progreso. “En última instancia, el trabajo tiene sentido cuando hay un logro”, dice Richard Sheridan, CEO de Menlo Innovations, y autor de Joy, Inc. Él y los miembros de su equipo de trabajo se reúnen con los clientes semanalmente para mantener una “reunión inversa”: el cliente relata lo que el equipo hizo durante la semana pasada, con cualquier comentario que él o ella desee. Esto le permite a su equipo tener “una sensación real de que es lo que importaba”.

habitos-4_opt

Un punto relacionado: el progreso es lo opuesto a la distracción. “Si usted está perdiendo el tiempo todo el día con distracciones, entonces no termina las tareas”, dice Tracy, y “los seres humanos están “diseñados” para obtener una sensación de placer en el cierre de las tareas.” El tiempo fuera de las redes sociales y del correo electrónico puede hacer maravillas. De hecho, un estudio que implicó cortar el acceso al correo electrónico durante 5 días encontró que los niveles de estrés de los trabajadores disminuyeron.

  1. No hay miedo.

El miedo puede motivar a la gente en el corto plazo, pero si los empleados se preocupan de que sus puestos de trabajo están en la línea de fuego, la investigación encuentra que se vuelven menos comprometidos y el rendimiento sufre. “El miedo tiene este efecto debilitante en la seguridad, en la confianza, en el trabajo en equipo, en la colaboración, en la creatividad, la innovación y la invención”, dice Sheridan. Esto no significa que no pueda haber control de responsabilidad por las tareas asignadas. Las personas que no están involucradas o no prefieren incorporar nuevos conocimientos o no toman entrenamientos de nuevas competencias deben ser trasladadas. Del mismo modo, “hay cosas de las que deberíamos tener miedo”, dice Sheridan. Decepcionar a un gran cliente es una de esas cosas. Pero, “De lo que estoy hablando es del uso de miedo fabricado como una forma de motivar a la gente”. Simplemente hace que los empleados se sientan miserables.

habitos-2_opt

  1. Autonomía.

Un metanálisis que involucró a más de 400.000 personas en 63 países encontró que la autonomía y el control sobre la vida de uno generan más felicidad que el dinero. Esto requiere un sentido de control sobre el trabajo, pero también e igualmente de importante, sobre el tiempo personal también. La flexibilidad es clave y los empleados con horarios de trabajo flexibles reportan un mejor bienestar que aquellos con menos control sobre el tiempo y el lugar.

  1. Pertenencia.

Los seres humanos son criaturas sociales, y la investigación de Gallup ha encontrado que las personas que tienen un “mejor amigo” en el trabajo son más productivos y están más comprometidos con su labor diaria. Las relaciones reales son difíciles de fabricar, pero la interacción relajada fomenta la familiaridad con el tiempo. Esto implica mantener vínculos extralaborales con los compañeros de trabajo, como por ejemplo tomar un café o salir a almorzar de vez en cuando.

habitos-1_opt

También se puede simplemente construir la amistad en el día a día, haciendo cosas que construyen el capital de la relación. Bill Jensen, CEO de la consultora The Jensen Group, adopta lo que él llama una regla “3-2-1” para sus días. Se centra en sus 3 mejores tareas, el “uno” se refiere a aprender algo, y luego incluye “dos momentos de “Pay it Forward” cada día, ayudando a otros” dice. “Esto me permite alimentar y construir la felicidad a largo plazo.”

 

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!