Una enfermera contuvo a un nene de 2 años para que no tenga miedo en una operación

La enfermera del hospital Dingxi People contuvo al niño hasta que se sintió a salvo y pudieron practicarle la operación pautada. Un verdadero ejemplo.
medicos cirujanos

Todos sabemos que ir al médico es una de las cosas que más miedo nos genera, sobre todo si se trata de una operación o un exámen extraño. Siempre entramos al hospital con miedo de recibir malas noticias y, cuando vamos por una emergencia, siempre está el miedo de la incertidumbre: ¿cuánto tiempo estaremos allí? ¿será rápido? Todas estas preguntas se incrementan en los pacientes más pequeños, ya que en muchos casos no tienen edad suficiente para comprender qué es lo que ocurre exactamente.

Además, muchas veces los profesionales de la salud no nos atienden como quisiéramos y no nos ayudan a sentirnos más relajados, empeorando la situación y el malestar.

Podés leer: “En coche al quirófano”: una iniciativa para que los niños no se estresen

En la provincia de Gansu, en China, un nene de 2 años estaba siendo preparado para una operación en el hospital Dingxi People. La operación tenía como objetivo removerle una hernia inguinal en su abdomen, ya que la hernia le estaba causando mucho dolor al pequeño.

El pequeño llamado Xuan Xuan, más que por el dolor mismo que le podría llegar a producir la operación, estaba preocupado de las agujas que le introducirían y por los cortes que harían en su cuerpo. Y por eso apenas entró al quirófano no pudo contener su angustia y sus ganas de llorar.

En ese mismo momento una enfermera se acercó a él y lo abrazó. Ella le prometió que todo iba a estar bien y que nada malo saldría en la operación. La enfermera esperó hasta que el niño se durmiera, momento en que le inyectaron anestesia y comenzaron la operación.

Según aseguraron desde el hospital, la operación fue un éxito y Xuan Xuan se encuentra en recuperación.

La mamá comentó en sus redes sociales que la enfermera es “una bella persona, gracias por cuidar a mi familia. Quisiera agradecerle a todo el equipo médico que contribuyó en la operación de mi hijo. ¡Muchas gracias!”, escribió.

Leé más: Relajación para niños: cómo practicarla para que sea eficaz

Las fotos no tardaron en hacerse virales y rápidamente mucha gente comentó que la enfermera se merece un aumento de suelto.

No son muchos los médicos o trabajadores de hospitales que sienten empatía por sus pacientes, por eso es que las imágenes de esta mujer se volvieron virales y, sin dudas, un verdadero ejemplo a seguir. Ojalá hubiera más de estos profesionales que sienten amor por su trabajo pero, sobre todo, amor por el otro.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!