Actividades extraescolares: niños sobrecargados todo el día

Respetar las necesidades del niño y lograr un equilibro entre el tiempo de descanso y el de juego es muy importante para evitar consecuencias negativas.
actividades extraescolares

Es común que al comenzar el ciclo escolar los padres ya estén programando actividades extraescolares para que realicen sus hijos.

Esto se fundamenta con muy buena intención en diferentes argumentos:  desconectarlos de las pc, tablet y celulares, que conozcan otros chicos para que socialicen, que practiquen deportes o desarrollen algún talento artístico.

Actividades extraescolares

Pero todas estas buenas intenciones a veces pueden ser difíciles de sostener durante todo el año ya que no deben descuidar el colegio. Esta carga horaria, según la opinión de la psicóloga Ana Herrero, puede ser muy estresante para los niños.

Pueden tener muchos beneficios, pero también desencadenan consecuencias negativas en ellos si no son las adecuadas para sus gustos y necesidades.

«Hacen distintos grupos de amigos fuera del ámbito escolar, desarrollan potencialidades que no se dan en la escuela y descubren cosas que no ven en el colegio como el teatro, la danza…», explica Ana Herrero, psicóloga y coordinadora del departamento de Orientación del grupo Brains International Schools. Pero agrega:

Si estas actividades no respetan las necesidades del niño, son algo impuesto y no aportan un equilibrio entre el tiempo de descanso y el de juego, los niños pueden llegar a estresarse

Esto puede afectar su concentración de forma negativa y provocar que estén más irascibles.

actividades extraescolares

También podés leer: Desconectá a los niños: por qué deben pasar sus primeros años lejos de los tecnología

Aspectos a tener en cuenta

Aunque es fantástico dar oportunidades a los niños para que aprendan más, los padres deben respetar la « necesidad básica de jugar. Además, se trata de una actividad en la que se aprende muchísimo a desarrollar la creatividad, convivir, negociar, compartir…», advierte Herrero.

Que la actividad extraescolar se adecúe a las necesidades y voluntades del niño y la familia es imprescindible. También es fundamental que el niño pueda compaginar los horarios de la misma con la escuela, los deberes y el tiempo de juego.

La psicóloga y coordinadora aconseja a los progenitores que «no proyecten aquellas cosas que les gustan sobre sus hijos porque no necesariamente van a coincidir». Si al niño no le gusta, imponerle una actividad será una pérdida de tiempo.

Hay niños que enganchan una cosa con otra y no tienen tiempo de estar jugando. Por ello es muy importante encontrar el balance ideal.

Todos los días deben tener un tiempo de juego libre. Además, cuando crecen, la carga de trabajo aumenta y hay que tener mucho cuidado para no se estresen

Actividades recomendables

Entre las actividades extraescolares más recomendables, la psicóloga destaca las deportivas y las creativas. «El deporte aporta mucha disciplina, ayuda al niño a superarse, a entender mejor la salud y a tener una vida sana. También son fundamentales las actividades que tengan que ver con el arte y fomentan la creatividad», afirma.

actividades extraescolares

También podés leer: Juegos de agua para niños: ideas para todas las edades

¿Miedo o capricho?

Una vez han comenzado en una actividad extraescolar, hay niños que quieren dejar de acudir. «Puede ser que esto se deba a un problema dentro de la actividad, como el miedo al fracaso, malestar con los compañeros… Por esto es muy importante identificar el origen del cambio de opinión», aconseja la psicóloga.

También cabe la posibilidad de que el niño sea caprichoso o no sepa lo que quiere. Antes de que decida que no quiere acudir a una actividad a la que ya está apuntado, Herrero recomienda hacer un pacto con el pequeño para que se comprometa a acabar un trimestre como mínimo. Sin embargo, si la actividad extraescolar le genera mucha angustia, se pueden hacer excepciones.

Lo importante es respetar los tiempos de cada niño, y  también sus gustos e intereses, a veces se torna difícil porque los padres necesitan coordinar los horarios de sus trabajos con los horarios de la escuela y las actividades extra

Por todo esto, a veces, el interés y tiempo libre del niño queda en un segundo plano. Lo aconsejable dentro de lo posible sería encontrar un equilibrio entre los horarios de los padres, la economía de cada familia y las necesidades y gustos del niño.

actividades extraescolares

También podés leer:

6 de cada 10 padres admite no jugar con sus hijos más de 3 horas a la semana

Las mejores razas de perros para los niños y la familia

Los niños pasan menos tiempo al aire libre que los presos

Qué podemos hacer para criar hijos curiosos y con ganas de aprender

 

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!