Alemania dará 4.000 euros a quienes compren autos eléctricos

El gabinete de la canciller Angela Merkel subsidiará con dinero de los contribuyentes la compra de coches eléctricos  a través de un “bono del medio ambiente.” con el objetivo de fomentar el uso de estos vehículos en ese país.

Los nuevos compradores de autos podrán conseguir una subvención de 4.000 euros, si compran un auto puramente eléctrico, y 3.000 euros si optan por un automóvil híbrido, que combina una batería y un pequeño motor de combustión. No sólo eso, los coches eléctricos estarán exentos de impuestos durante 10 años.

autos electricos alemania 2

El coste del programa, que asciende a 1.200 millones de euros, servirá para ayudar a que se extienda la adquisición de coches eléctricos entre los ciudadanos y será asumido por el Estado alemán y por la industria automotriz y sólo estará disponibles para los autos que cuesten menos de 60.000 Euros. Además, el país invertirá en instalar más estaciones de carga de vehículos a lo largo del territorio.

El gobierno espera que entre 300.000 y 500.000 nuevos coches eléctricos salgan a las calles de Alemania gracias al nuevo esquema de subsidios, lo que significaría un aumento masivo con respecto a los 25.500 vehículos eléctricos y a los 130.000 híbridos que se encuentran actualmente registrados en el país.

El objetivo oficial del Ministerio de Transporte es conseguir un millón de coches eléctricos en las calles de Alemania en 2020, y en su página web, el ministerio predice con confianza que “en 40 años el tráfico urbano será prácticamente capaz de evitar por completo los combustibles fósiles.”

El ministro de Economía, Sigmar Gabriel, consideró el esquema como vital para el futuro industrial de Alemania, con el argumento de que los coches eléctricos serán clave para mantener la posición de liderazgo de Alemania en la industria automovilística europea.

autos electricos alemania 3

“La creciente demanda disparará inversión importante y necesaria a lo largo de toda la cadena de suministro de la electromovilidad,” dijo Gabriel. La industria del automóvil se considera vital para la economía de Alemania, que representa a unos 775.000 puestos de trabajo y unos 400 millones de euros anuales de facturación.

Pero el plan fue criticado casi tan pronto como se propuso principalmente por los ambientalistas, los economistas y la Federación Alemana de Contribuyentes (BdSt). “El estado ya ha financiado masivamente la electromovilidad, a través de diversas medidas,” dijo Reiner Holznagel, presidente de BdSt señalando especialmente a la reducción de impuestos para los coches eléctricos y el aumento y la construcción de nuevas estaciones de carga.

Holznagel cree que el gobierno debe limitarse a crear las “condiciones” adecuadas para promover la industria del automóvil eléctrico, por ejemplo, mediante el exhaustivo control de fabricación de autos que generan demasiado CO2.

Por otra parte, el segundo líder del partido Verde, Oliver Krischer, no tiene nada en contra de la prima en sí, pero no ve por qué debe ser financiada por el contribuyente. “Sería correcto si los conductores de los vehículos consumidores de gasolina pagaran el bono”, dijo.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo