Un reportaje al “Merlí” argentino, alguien que piensa y hace pensar

Horacio Banega fue señalado por el creador de la popular serie de Netflix como posible inspirador del personaje de Merlí. Aquí sus interesantes reflexiones.

Un profesor argentino fue inspirador del personaje de la popular y original serie de Netflix. Horacio Banega es profesor en la UBA, la Universidad de Quilmes y Argentores, y es actor y director de teatro. El creador de Merlí, Héctor Lozano, lo tuvo especialmente en cuenta al diseñar el personaje que encabeza el reparto de la serie. Por eso quisimos conversar con el “Merlí argentino” y lo entrevistamos en “Al derecho y al revés”, nuestro programa de radio de los martes de 19 a 20 horas en AM1220 Ecomedios.

Después de aclarar que nada tiene que ver con las aventuras sexuales del profesor catalán y se encuentra felizmente casado hace muchos años, Banega nos habló de su valoración por la tarea de los profesores secundarios en el tan difícil contexto en el que se desempeñan y nos dejó muy interesantes conceptos que resumimos:

* La serie plantea una mirada distinta de la enseñanza y la adolescencia. Demuestra como en muy pocos minutos se pueden plantear cuestiones profundas de filosofía.

Podés leer: César Bona: “La educación debe estar por encima de los gobiernos y las ideologías”

* Hay una condensación muy fuerte de concepto y estructura dramática en cada capítulo. El profesor imparte un concepto y eso luego aparece problematizado en los vínculos personales de los alumnos.

* Los personajes de los alumnos son hermosos, contradictorios, con las preocupaciones filosóficas que surgen en la adolescencia y que algunos seguimos desarrolando después hasta hacer de esas preocupaciones una profesión.

Como remarca su creador: Merlí no es un documental, es una serie de ficción. Su éxito es haber logrado que hoy estemos discutiendo de filosofía en los medios masivos y eso es maravilloso. Se les puede entrar a los alumnos como les entra Merlí, depende de cada profesor

* Las escuelas públicas argentinas difícilmente tengan las condiciones que tiene Merlí, salvo el Colegio Nacional Buenos Aires o el Carlos Pellegrini. De todos modos la manera de llegarle a los alumnos es considerarlos adultos que tienen la capacidad de tornarse en sujetos autónomos en su pensamiento, el concepto de Kant de alcanzar la edad de la razón y empezar a pensar por cuenta propia.

Podés leer: La charla de un profesor que puso en pie a todo un auditorio

* La serie nos advierte sobre la distancia que hay entre ese objetivo y la realidad. La serie dice “no somos Finlandia”, nadie es Finlandia si ves otra serie danesa, “Rita”, decís ellos también tienen cuestiones básicas satisfechas pero aparecen problemas de otro orden como ocurre en general en el mundo.

* Hay que seguir insistiendo porque creemos en el valor del pensamiento y de las humanidades, de la educación y de la formación. El adolescente si está fuera de lo que se le puede enseñar está anunciando algo a la institución que lo forma y ésta debiera atenderlo.

* La secundaria es un problema en el mundo entero, no sólo en la Argentina. Miremos lo que pasa por ejemplo en los colegios estadounidenses, agarro el revólver de papá, voy y mato a los chicos que me están haciendo bullyng

* Nadie sabe muy bien qué se podría hacer con la secundaria. El problema no es sólo el adolescente, el problema es la institución. Quizás lo primero sea analizar que el malestar que puede manifestar el adolescente lo comparte toda la escuela secundaria y hace falta pensarlo entre todos.

La solución no es conseguir muchos Merlí sino ampliar el espectro para que un Merlí sea posible

Por último, le mencionamos lo interesante del mensaje que nos transmite la serie cuando en el final, uno de los peores alumnos del curso, repetidor y conflictivo, termina siendo profesor de filosofía.

El “Merlí argentino” recordó su adolescencia rebelde, los dos años en que terminó con 24 amonestaciones y 24 faltas y media y su posterior carrera, con la que se siente profundamente identificado, como profesor de filosofía y teatro.

Una entrevista sumamente interesante para seguir disfrutando una serie que dejó huella y a la vez profundizar en cómo estimular a nuestros adolescentes a pensar por sí mismos. Algo esencial para poder aspirar a un mundo mejor en la tan compleja realidad moderna, líquida y globalizada que nos toca vivir.

 

Vale la pena escuchar el reportaje completo en este link.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!