El Sol entra en Cáncer: tu horóscopo mensual, signo por signo

Cáncer es un signo Cardinal, de Agua, femenino y regido por la Luna. Se llaman Cardinales a aquellos signos que corresponden al comienzo de las estaciones: Cáncer está relacionado con el comienzo del verano en el hemisferio Norte y, en cambio, al invierno en el hemisferio Sur. Este año, el Sol atravesará la constelación de Cáncer desde el 20 de junio y permanecerá en ese signo hasta el 22 de julio, cuando ingrese en Leo. Este ingreso es denominado solsticio (de sol-titi o Sol quieto) que es el momento en que se producen los dos cambios más importantes: días largos y noches cortas (en el Norte) y, a la inversa, días cortos y noches largas (en el Sur). Ambos son fenómenos asociados con la luz y la oscuridad, así como también con las dos fases en que la naturaleza ofrece o niega sus frutos.

El signo de Cáncer es especialmente fecundo ya que en el hemisferio Norte, donde se originó la Astrología, el Sol llega a su punto más alto y también al punto de mayor intensidad de las fuerzas cósmicas ya que es cuando soplan los vientos nutricios que hacen madurar los frutos de la tierra. Por eso, el signo de Cáncer está relacionado con la nutrición.

La regente del signo es la Luna, el planeta que reina en la noche, el que nos tramite la luz del Sol, el símbolo de la madre cósmica. Tiene una clara conexión con el agua debido a su influencia sobre las mareas. Sus fases -que han servido desde antiguo para computar el tiempo- sincronizan con el ciclo femenino y simbolizan todo lo que tiene carácter de movilidad, fluidez, transitoriedad, cambio. La Luna ha sido un instrumento de medida universal que vincula el agua, la lluvia y la fecundidad de las mujeres, los animales, la vegetación, etc. El simbolismo de la Luna se manifiesta en correlación con el del Sol. Sus dos características fundamentales derivan de que la Luna carece de luz propia y no es más que un reflejo del Sol; además de que atraviesa fases diferentes y cambia de forma. La identificación del Sol con el fuego condujo a que la Luna se hiciera señora del otro gran elemento de la creación: el agua. Así se establece la relación de la Luna con las mareas, con el rocío de las mañanas y con la menstruación femenina; toma como punto coincidente la fertilidad a través del agua o de la mujer. El gobierno de la Luna se extiende a la maternidad, a la gestación, al parto, al amor maternal, a la familia, las mujeres, la casa, la patria, las aguas, los ríos, la emotividad, el hogar, la familia y todo lo concerniente a la alimentación.

En cuanto a las partes del cuerpo regidas por Cáncer y la Luna, se encuentran el pecho, los senos, el estómago y todos los procesos digestivos.

 

Los cancerianos

Los compasivos, intuitivos y memoriosos nativos de Cáncer son emocionales y muy sensibles, es por eso que comprenden los estados de ánimo de los demás. Amistosos, tiernos y protectores, son variables, como la Luna, su regente. De naturaleza pasiva, muestran más fuerza de inercia que de voluntad, son caprichosos y fantasiosos. Aceptan las restricciones y, aunque son poco conflictivos,  llega el momento en que una simple gota rebalsa el vaso. Amistosos, tiernos y protectores, compasivos. Les encanta cocinar, comer, departir con amigos, viajar y ¡dormir! Son hogareños, les gusta vivir en el pasado, donde todo parece más seguro y más familiar. La intuición y la inspiración son las fuentes que alimentan su mundo de imaginación y fantasía. Ligados a sus raíces, son nostálgicos y muy ahorrativos.

Con una Carta Natal armónica, son divertidos, amables, protectores, proveedores y hospitalarios. En una Carta inarmónica, en cambio, pueden ser muy cambiantes, malhumorados, susceptibles y algo perezosos.

“El signo de Cáncer es especialmente fecundo. Por eso, está relacionado con la nutrición”.

 

Plutón continúa retrógrado

 Plutón continúa retrógrado hasta el 26 de septiembre y transitará en este período entre el grado 16º y 15 º de Capricornio (mitad del segundo decanato) afectando a los nacidos en los signos Cardinales (Aries, Cáncer, Libra, Capricornio) y también a los Tierra (Tauro, Virgo, Capricornio).

El planeta de los cambios da la vuelta completa al Zodiaco en 256 años, por lo tanto, su recorrido sobre un punto determinado puede durar incluso varios años. Durante el tránsito del Sol, Mercurio y Venus por Cáncer, este planeta recibirá notables influencias activadoras.

Plutón, llamado el planeta de los cambios profundos, ineludibles y definitivos marca las transformaciones que se pueden vivir a lo largo de la existencia.  Aquellas personas que estén viviendo esta influencia, están atravesando ese proceso en algún área de su vida.

Plutón estará presente en todo proceso de destrucción como antesala de la regeneración y el cambio, para llevarnos luego a un estadio superior. Puede ser indicador de traslados, mudanzas o hasta beneficios económicos cuando se recibe su influencia de forma armónica como sucede con los segundos decanatos de Tauro, Virgo y en menor medida con Escorpio, Piscis.

Para los nacidos en el segundo decanato de los Signos Cardinales Aries, Libra, Cáncer, Capricornio la tendencia al cambio está presente con una cuota de esfuerzo adicional. El aspecto se activará durante este período con el paso de Venus el 1º de julio y del Sol por Mercurio, el 9 de julio. La tensión generada por estos contactos puede mostrar la necesidad de efectuar grandes esfuerzos para la consecución de objetivos. Consejo: evitar la intransigencia y las exigencias excesivas, y adquirir conciencia de los propios errores sin culpar ni dañar a nadie.

 

Venus en Cáncer

Venus, el llamado benéfico menor, que representa, la belleza, los amores, las artes, los placeres, transitará el Signo de Cáncer entre el 18 de junio y el 12 de julio. Con Venus en Cáncer se unen las emociones lunares con la sensualidad venusina, a través de una energía fuertemente emotiva, impulsa la necesidad de recibir afecto. Se manifiesta de forma tierna, sensible y maternal, a través del hogar, los niños, la familia, pero a veces se comporta en forma inestable.

Serán tiempos favorables especialmente para los signos de Agua (Cáncer, Escorpio, Piscis) tiempos de agradar a los demás, momentos excelentes para cualquier expresión afectiva social, familiar o artística, y también para las actividades financieras, así como poder obtener beneficios a través de bienes inmuebles o de asuntos de familia, Venus se manifestará a través de los sentimientos y también a través de este tipo de actividades. También es un buen momento para la expresión creativa o para apreciar el arte de otros mediante visitas a conciertos o museos.

Capricornio, Aries y Libra se ven influenciados por Venus desde un ángulo poco favorable, por lo que podrán vivir tiempos de inestabilidad emocional, mal humor y falta de constancia en las expresiones afectivas. Serán momentos de hipersensibilidad y con tendencia a tomar las cosas demasiado a pecho. No es el mejor momento para salir de compras o decorar la casa. Pero este tránsito sólo durará pocos días y no tendrá mayores  consecuencias

“Los compasivos, intuitivos y memoriosos nativos de Cáncer son emocionales y muy sensibles, es por eso que comprenden los estados de ánimo de los demás. Amistosos, tiernos y protectores, son variables, como la Luna, su regente”.

 

Venus en Leo

Venus ingresa al signo de Leo el 13 de julio y permanecerá allí hasta el 6 de agosto, cuando ingrese a Virgo. En el Signo de Leo, se unen la sensualidad de Venus con el brillo del Sol,  inclina  a las expresiones artísticas y a las cosas bellas, imprime magnanimidad, gran distinción de maneras,  expresiones afectivas exageradas, pero duraderas y sinceras,

Durante ese período, se verán favorecidos por sus buenos influjos los signos de Fuego: Aries, Leo y Sagitario. Libra y Géminis, también, pero en menor medida. Son días muy favorables para organizar y concurrir  a reuniones y todo tipo de espectáculos artísticos,  comprar y vender arte, joyas,  ropa de marca  y objetos caros.

Acuario, Leo, Escorpio y Tauro, por encontrarse recibiendo los influjos de Venus desde  un ángulo desfavorable, son los menos favorecidos durante período inclinándolos a tensiones afectivas., habrá que prestar especial atención a no caer en la vanidad, la exageración o malgastar el dinero en salidas, objetos costosos, llamativos o extravagantes.

 

Mercurio en Cáncer

Mercurio ingresa en Cáncer desde el 30 de junio hasta el 14 de julio, cuando entrará en Leo.  Mercurio en Cáncer se expresa de manera muy emocional, no es una buena ubicación para el planeta de la mente y de la razón, el que está asociado con facultades mentales concretas transitar por un Signo de agua relacionado con, la sensibilidad,  la fantasía, la ilusión. Si bien puede aumentar la imaginación y la ensoñación propias de este Signo, dificultan la concentración y la estabilidad anímica.

El tránsito de Mercurio por Cáncer favorece a los signos de Agua: Cáncer, Piscis y Escorpio en las compras, las ventas, la firma de acuerdos y contratos, así como en los viajes de trabajo y las perspectivas para las mejoras de vivienda o de bienes relacionados con el hogar.

Virgo y Tauro también se benefician con este tránsito de Mercurio haciendo más fluidos los tratos, pactos, acuerdos y negociaciones.

Los menos beneficiados con esta posición son los Cardinales: Capricornio, Aries y Libra, que deben estar atentos a no  crear falsas expectativas que los puedan hacer perder de vista el centro de los problemas. Será aconsejable tener la mente clara para no caer en errores. Puede haber demoras y complicaciones en los viajes. Especialmente atentos a los inconvenientes que pueden presentarse los días 8 y 17 de julio cuando Mercurio haga oposición a Plutón y cuadratura a Urano, respectivamente.

 

Mercurio en Leo

Mercurio visitará  Leo entre el 13 y 30 de julio. Mercurio en este signo otorga un pensamiento creativo y facultad de planificación, pues al  transitar un signo fijo, trabaja sensata y metódicamente, aunque se inclina al dogmatismo y a veces se comporta con terquedad.

Este tránsito favorece y puede indicar un tiempo de pujante lucro, para los nativos de Leo las posibilidades monetarias se verán acrecentadas y habrá facilitad para los créditos. Para quienes quieran emprender tareas intelectuales, este será un período favorable para comenzarlas. Al mismo tiempo éstas serán las mejores fechas para iniciar viajes, mudanzas y cambios de importancia. Sagitario y Aries también se beneficiarán con este tránsito que une las facultades creativas del Sol con las intelectuales de Mercurio, por lo tanto es posible durante su tránsito encontrar soluciones creativas. Libra y Géminis se verán también beneficiados por este tránsito, aunque en menor medida.

Acuario, Tauro y Escorpio, en cambio,  por recibir esta influencia desde un ángulo adverso pueden tropezar con dificultades en el área de la comunicación, el comercio, en los pactos y acuerdos o en los viajes por trabajo. Recordemos que en la mitología griega, Apolo, dios del Sol, fue amigo, hermano y compañero de Mercurio; sin embargo, Mercurio no siempre se mostraba leal en su trato, cuando Mercurio transita en Leo, lo ideal es no comprometerse, ni tampoco realizar promesas.

 

Patricia Kesselman es astróloga y dicta cursos de Astrología y Tarot.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!