La carta natal de Messi bajo la lupa de la astrología

Es el mejor jugador del mundo y su vida es un sube y baja de limitaciones y expansión. Una experta analizó su carta natal. En este momento tan difícil para la estrella número 1 del fútbol argentino, te contamos la ubicación de sus astros.

Lionel Andrés Messi Cuccittini nació en Rosario, Santa Fe, el 24 de junio de 1987 a las 16:20, según contó su mamá en un reportaje por la televisión. Sus planetas están en posiciones intensas, de mucha expansión energética, pero a la vez de muchos desafíos y dificultades para manifestarse o brillar con todo su potencial.

La carta natal de Messi

El Ascendente está ubicado en los primeros grados de Sagitario, signo de los viajes y del extranjero cuyo regente Júpiter (llamado benéfico mayor) bien dispuesto como en este caso, es significador de expansión, buena fortuna y oportunidades, en especial, en el extranjero. Urano y Saturno, se encuentran sobre el Ascendente ambos regidos (y aspectados) por Júpiter, que se encuentra en Aries, es llamado el gran benéfico y en la carta del rosarino juega un papel preponderante.

Júpiter está en el activo Aries y su regente Marte (el planeta de los deportistas) se encuentra en la Casa IX, la casa del extranjero rigiendo la VI, la casa del trabajo y la salud, relacionando el trabajo con lo lejano. Ambos planetas están relacionados por un aspecto de esfuerzo y tensión, pero le otorgan vigor y grandes cantidades de energía.

Marte está en su signo de caída en Cáncer, es decir, en el signo opuesto al de su exaltación. La exaltación de un planeta hace que sus efectos sean exagerados, por lo tanto, en caída el efecto negativo tiene un toque de exageración, es decir puede anuncia un daño en algún momento de su vida, es como una luz roja que nos anuncia problemas en esa área. Marte es el regente de su Casa VI: recordemos los problemas médicos del astro futbolístico y su peregrinaje incluyendo la situación de inyectarse él mismo hormonas para poder crecer.

Podemos ver los problemas de crecimiento ya que Marte, el dueño de su casa VI, lugar de la carta que representa el trabajo y la salud, entre otras cosas está en mala relación con Júpiter (regente del Ascendente), el planeta de la expansión y del crecimiento. Pero Marte rigiendo esa casa actúa -en cierto modo- como benefactor ya que impulsa a la acción. La conexión entre estos dos planetas le otorga gran ejecutividad, operatividad y capacidad de movimiento. Marte está conjunto a Mercurio mostrando, también, agilidad (física y mental), rapidez de pensamiento, destreza y velocidad: ¡algo que en el campo de juego es perfecto!

Saturno y Urano (ambos planetas presentes en el Ascendente) al estar retrógrados, pueden también dar una idea de retraso en el crecimiento físico ya que, en general, el Ascendente en Sagitario es un indicador de alta estatura.

El Sol (el planeta del brillo y la vitalidad) conjunto a la cúspide de VIII y Mercurio, el planeta de la comunicación, retrógrado en esa misma casa, la de crisis y pérdidas, pueden darnos una idea de su carácter introvertido, retraído y de bajo perfil. Neptuno opuesto al Sol le otorga mayor imaginación y sensibilidad que ya es alta, debido a que su Sol (su yo, su voluntad, su centro) está en el Signo de Cáncer, (signo Cardinal y de Agua) marcando altas dosis de fantasía y creatividad.

Cáncer, el Signo del hogar y de la familia hace de sus nativos naturalmente apegados a los lazos familiares, todos los signos cardinales sugieren iniciativa

Mercurio en Cáncer unido a la Luna en Géminis por recepción y un semi-sextil exacto, significa algo de lo que disponer: en este caso de una alta percepción y adaptabilidad.

Su Casa X, la casa de la honra, del oficio y la de los honores está en el Signo de Leo regida por el Sol.

La Luna está en conjunción a Venus (en Géminis) en un ángulo: la casa VII, la de asociaciones. Esto es un índice de popularidad y también nos muestra lo importante que es para “la pulga” el acompañamiento familiar. Además, es otra de las indicaciones de ser “habilidoso” y rápido con la pelota, ya que es una combinación que denota facilidad y gracilidad de movimientos.

Vemos también que Venus y la Luna, ambos planetas femeninos y presentes en su Casa VII (la casa de la pareja), están en un signo doble como Géminis y en oposición exacta a Saturno el planeta que restringe separa y aísla. Esto puede indicar amor al conocimiento y anuncia la probabilidad de más de una unión afectiva a lo largo de su vida. Saturno rigiendo la casa II, la de los ingresos nos sugiere que es cuidadoso en asuntos de dinero.

Dentro de pocos meses Leo Messi volverá a jugar un campeonato mundial de fútbol, en Rusia, por esa razón, en una próxima entrega hablaremos acerca de cómo le irá a Leo en el próximo mundial.

 

Por Patricia Kesselman, astróloga y profesora de Tarot.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!