Luna de nieve, eclipse y cometa: lo que no te podés perder esta noche

Los eventos astronómicos coincidirán entre la noche de hoy y la madrugada del sábado en lo que será un suceso histórico. De qué se trata cada uno y cómo observarlos.

Los eventos astronómicos suelen fascinar a millones de personas en todo el mundo. Para aquellos que disfrutar los encantos del cielo, lo que se espera para la noche del viernes promete superar cualquier suceso de los últimos tiempos. Entre la noche de hoy y la madrugada de mañana, bastará con dirigir la mirada hacia el cielo para divisar el encuentro de tres fenómenos: la Luna de nieve, un eclipse penumbral y el Cometa de Año Nuevo.

¿Qué es una Luna de nieve? Su nombre hace referencia a que es la luna llena que puede apreciarse en febrero, considerado a lo largo del tiempo como el mes más nevado en América del Norte. Al ser la primera que se presenta en febrero, lleva ese título aunque en otros países también se la conoce como la Luna del lobo.

Lo segundo es el eclipse penumbral. Al igual que otros eclipses lunares, los eclipses penumbrales ocurren cuando la Tierra se dispone entre la luna y el sol. Bloquea, de ese modo, la luz solar y proyecta una sombra alargada en la superficie lunar.

El eclipse se podrá ver en todos los continentes, a excepción de Oceanía. En Argentina se calcula que podrá verse en todas las provincias desde las 21:44 hasta las 23:53

Sin embargo, el fenómeno esperado no será un eclipse total, por lo que el efecto será menos intenso. El viernes por la noche, la luna llena -la luna de nieve, en este caso- solo se verá un poco más tenue que de costumbre.

 

El cometa de Año Nuevo

Conocido técnicamente como Cometa 45P/Honda-Mrkos-Pajdusakova, por el nombre de sus descubridores que lo localizaron en 1948, este fin de semana hará su acercamiento más importante desde 2011. Llegará a estar a solo 0,08 unidades astronómicas -casi 12 millones de kilómetros- de la Tierra. “El cometa pasará a través de las constelaciones Corona Borealis, el Pastor, Canes Venatici y Ursa Mayor, y luego a Leo a finales de febrero. Se mueve rápidamente, 9 grados cada día”.

Los tres fenómenos podrán observarse con tan solo alzar la cabeza en dirección al cielo. No harán falta binoculares ni ningún equipo específico. Su visibilidad variará de acuerdo con la nubosidady el nivel de contaminación lumínica en cada ciudad.

Una vez que haga su paso entre el viernes a la noche y la madrugada del sábado, será muy difícil volver a apreciarlo. El cometa 45P volverá recién en 2022.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!