Nadal-Federer: el duelo del siglo

Rafael Nadal y Roger Federer volverán a definir un título de Grand Slam luego de 6 años. El marcador dice que el español ganó 23 veces contra 11 del suizo.

Buena Vibra te muestra los antecedentes de ésta gran final

Luego de aquella primera victoria de Nadal sobre Federer en el Masters de Miami 2004, se supo que este sería un duelo interesante. Sin embargo nadie creyó que podría alcanzar semejante relevancia.

Tal fue así que se convirtió en la mejor rivalidad de la historia del tenis, por estadísticas, cantidad de partidos y calidad de ambos

La primera gran final entre ellos fue en 2005 en Miami. La victoria fue para el suizo quién, en ese entonces, era número 1 del mundo. Meses más tarde se encontraron en la semifinal del Roland Garros. A Rafa le aparecía la gran chance de vengarse un par de meses después, y no lo desaprovecharía. En París ganó en 4 sets y 2 horas y 47 minutos de partido. Ese sería el primero de los nueve que ganaría Rafa.

De allí en más se inició una rivalidad que perduraría por 10 años. Los torneos iniciaban sabiendo que, lo más probable, la final fuera jugada por Federer-Nadal.

21 veces definieron la suerte de un torneo entre ellos. Sin embargo el historial marca una clara superioridad para el nacido en Mallorca: en 34 encuentros, ganó 23 y cayó en 11.

Entre los grandes duelos entre ellos se destaca la final de Wimbledon 2008 en la que, Nadal, ganó luego de 4 horas y 48 minutos de partido.

El resultado fue: 6-4, 6-4, 6-7(5), 6-7(8), 9-7. Éste fue el duelo más largo en la historia de las finales de Grand Slam y, además, es considerado el mejor partido de la historia del tenis.

También disputaron el recordado partido de “La batalla de superficies”. En la que la cancha era mitad polvo de ladrillo y mitad césped. El resultado fue 7-5, 4-6, 7-6(10) para el mallorquín.

El último partido oficial entre ellos fue en 2015 cuando, en la final del ATP de Basilea, Federer gritó campeón en su casa y ante su gente. En 3 sets y un poco más de dos horas el suizo demostró que todavía estaba para grandes hazañas, sin embargo ambos mostraban no estar al 100% como si lo hicieron durante los diez años en los que marcaron una era del tenis.

Hoy el presente es similar para ambos. Los dos llegan de una inactividad prolongada pero, también los dos, tienen sed de revancha y hambre de gloria para demostrar que todavía están a la altura de los grandes jugadores que hay.

Es por eso que el mundo de la pelotita amarilla estará atento a lo que pase en la madrugada del domingo en el Rod Laver Arena de Melbourne, en un nuevo capítulo de la novela Federer-Nadal.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!