“Me tiré por vos”: a 18 años de que Charly García se tirara desde un 9° piso

El 3 de marzo de 2000 Charly saltó a una pileta desde un 9° piso. Por qué decidió saltar

Corría el año 2000 y Charly García se encontraba en la etapa más oscura: “Say no more”. Eran años en que los excesos lo llevaban a protagonizar escándalos de todo tipo.
Desde fines de la década del ’90 en los recitales interpretaba sólo dos o tres canciones, nunca comenzaba a horario los shows, e incluso rompía sus instrumentos arriba de los escenarios. Además, se peleaba seguido con la prensa y con los fanáticos.

Y llegó ese 3 de Marzo de 2000 en un hotel de Mendoza. Eran las 12.30 horas y el calor imperaba, pero poco importaba.

Charly no necesita justificaciones para hacer lo que quiere

El genio del rock nacional tan querido por los argentinos, subió al noveno piso vistiendo un traje de baño rojo, con la cara pintada y dos muñecos. El primero en caer fue un gato de madera. El muñeco cayó contra el costado de la pileta quedando destruido. Luego, fue el turno de un gato Silvestre inflable que llegó dignamente al medio del agua.

“¡No te tirés!”, le dijo un salvavidas de 19 años. “¿Cuánto tiene la pileta?”,  le gritó Charly García desde su habitación. “Tres metros de hondo”, dijo Lucas Rodríguez desde la orilla de la piscina.

“Pero recién la están llenando…”, completó el joven, sin ser escuchado por el artista que ya volaba por el aire desde el noveno piso. La gente gritaba. Por unos segundos, se temió por la vida del músico.

Cayó de espaldas y luego salió a la superficie como si hubiese saltado desde la orilla y dijo:

“Me gusta tirarme. “Esta es la primera cosa deportiva que hago. ¿La sensación? El vacío, y después el agua mojada. ¿Miedo? Sí, un poquito, pero si no, no tiene gracia”

“Me tiré por vos”

En el álbum que marcó el regreso de Sui Generis, Sinfonía para adolescentes, no sólo está “Me tiré por vos”, también “Noveno B”, la otra canción inspirada en su piletazo

Los problemas comenzaron cuando una mujer lo agredió tirándole un vaso de wisky en la cara. En ese momento se armó un revuelo con la gente de seguridad del bar, con sillazos de por medio y el músico volvió al hotel con la cara manchada de sangre y en un estado de furia.

A las 8:00 de la mañana siguiente, sin haber dormido, fue llevado por la fuerza a un juzgado y de ahí a la Penitenciaría Provincial. Un comisario le dijo: “Para mí, usted es un ciudadano más, una persona común y corriente, todos somos iguales ante la ley”.
Ante eso, Charly se puso muy nervioso y le respondió:

“Yo no soy igual que vos. Yo no soy igual que vos. Mirame las manos, yo soy Charly García. Yo no soy igual que vos, boludo”

Cuentan los testigos que hubo forcejeos y que, tras varias horas, recién pudo volver al hotel en medio de un fuerte operativo policial.

García dice que no lo pensó mucho, pero que vio la pileta cristalina justo debajo de su ventana y se le ocurrió la solución a ese laberinto mental en el que se había atascado desde el encontronazo cara a cara con el policía de la mala mirada. Lanzó primero un muñeco de plástico para ver la dirección del viento y un minuto después… se tiró.

“Me tiré por vos. Me tiré por vos. Me tiré por vos. Estaba muy aburrido, en la Mendoza fatal. Dije: ¿qué me falta ahora? Solo aprender a volar”

Así canta Charly en el primer verso de “Me tiré por vos”, tema compuesto pocas horas después de aquel salto mortal e irrepetible, desde el noveno piso a la piscina del hotel Aconcagua y que incluyó en el álbum retorno de Sui Generis, Sinfonía para adolescentes, editado apenas seis meses más tarde del piletazo.

“Me tiré por vos. Me tiré por vos. Me tiré por vos. Yo tengo todos los discos y la actitud radical, quise mostrarle a los chicos, la última oportunidad. Mirá pendejo me tiré por vos, tirate ahora. Tirala a la nona. Me tiré por vos”

“Fue un hecho histórico, lo de tirarme a la pileta desde un noveno piso fue muy jugado en serio”, dijo Charly durante una de las entrevistas que ofreció para promocionar el regreso de Sui Generis. “No fue un intento de suicidio ni ahí. Lo único que tuvo de suicidio fue esa cosa como de asistir a mi propia muerte. Porque me tiraba y todo el mundo pensaba que iba a morir. Y estar en tu propio velatorio está buenísimo, ja, ja”.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!