El escritor Pérez-Reverte dejará la Real Academia si se incorpora el lenguaje inclusivo

“Tiene usted mi palabra”. Así de directa y contundente fue la respuesta que Arturo Pérez-Reverte dio a los comentarios de un usuario de Twitter que aseguraba que el escritor dejaría la Real Academia Española (RAE) si se cambiaba el lenguaje de la Constitución por uno inclusivo. El creador del capitán Alatriste, entre otras geniales obras de la literatura española, ocupa en la actualidad el sillón T de la institución.

“Es un intento de domesticar la RAE. Cederán los académicos, tras intentar suertes de esgrima desganada, algún bizantinismo apolillado. Solo Arturo Pérez-Reverte, el viejo león, marchará dando un sonoro portazo. País de cobardes”, aseguraba el tuitero en este hilo.

Contactado el periódico español EL País, Pérez-Reverte ha ratificado su posición y no ha querido hacer más comentarios

La impresión, sin embargo, es que sería toda una sorpresa que la entidad se oponga al pedido. Sondeos iniciales, entre ellos, uno publicado por el diario El País, muestra una fractura de pareceres entre miembros de la señorial entidad a la hora de pronunciarse sobre el asunto y muchos, por cierto, no están dispuestos a tomar capa y espada.

“Nosotros no valoramos los tuits ni los mensajes por redes sociales de los miembros de la entidad”, dijo un vocero de la Academia, que lidera el crítico literario Darío Villanueva. “Él verá”, dijo la filóloga Inés Fernández Ordóñez.

Lo que pide el gobierno español

El reclamo de una reescritura de la Constitución quedó expresado por la vicepresidenta del gobierno y ministra de Igualdad, Carmen Calvo. “El gobierno quiere adecuar el texto de manera que incluya a las mujeres. Tenemos una Constitución en masculino”, dijo la funcionaria.

Calvo sostiene que la redacción de la Constitución en masculino “se corresponde” con una sociedad de “hace 40 años” y cree que “hablar en masculino” traslada al cerebro solamente “imágenes masculinas”. En este sentido, ha recordado en la toma de posesión de los ministros y ministras del Gobierno de Pedro Sánchez a muchas de ellas les “costó trabajo prometer como ministros” precisamente porque son mujeres.

Pérez Reverte fue el primero en reaccionar con una negativa de plano. Al extremo que aseguró que renunciaría a su condición de Académico de la Lengua si la RAE entra en ese curso.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!