Huerta casera: el lugar donde toda la familia se involucra

Buena Vibra visitó en Pergamino, provincia de Buenos Aires, la casa de Carolina y familia, quien nos había hablado mucho de su pequeña huerta:

“Nuestro pequeño huerto es mi debilidad; me encanta tocar la tierra con las manos y que mis hijas disfruten también de este contacto”

 

huerto_600

“Comencé esta actividad preparando la tierra para poder plantar, mientras iba descubriendo este nuevo mundo. Es difícil verbalizar el placer que genera consumir  los productos que cosechamos”.

Como estoy aprendiendo, no puedo dar consejos sobre cómo hacer una huerta perfecta, pero sí puedo contar las cosas lindas que esta tarea me regala e invitarlos a que lo intenten:

Buscá un lugar donde el sol llegue directamente a tu huerto.

El tamaño depende mucho de tus gustos o del espacio disponible.

huerto_600

Cuando cultives tené en cuenta para cuántas personas querés sembrar.

Carolina agrega que hay que plantar lo que la familia acostumbra comer. Lo mas sencillo son los tomates, morrones y berenjenas. Se consiguen los plantines en la primavera, los transplantás y para el verano ya podes cosechar los frutos.

Sofi "cosecha" gusanos y disfruta de la naturaleza
Sofi “cosecha” gusanos y disfruta de la naturaleza

También es muy útil tener aromáticas listas para consumir durante todo el año, como el romero, la salvia, el tomillo, el oregano y la albahaca.

Además separá unas franjas para sembrar algunas flores que le den presencia, pero para no perder espacio, considerá sembrarlo en maceteros.

La huerta está diseñada específicamente para que siembres tomates, papas, cebollas, lechugas, zapallos, etc. Si estas sembrando plantas de menta, tené en cuenta que sus raíces se expanden bien lejos y pueden dejar sin alimento a las otras plantas.

Pero lo más importante:

Tratá que los niños participen y se involucren

whatsapp-image-2016-10-04-at-4_opt-3

“El cuidado de las plantas les enseña a ser responsables porque continuamente están pendientes del huerto, observando si hace falta agua, o si habrá helada y hay que tapar.

Parece que Cande, de 1 año, se tomó el trabajo muy en serio
Parece que Cande, de 1 año, se tomó el trabajo muy en serio

Plantar semillas y ver cómo crecen es una experiencia maravillosa; a los niños les encanta participar en todo ese proceso y es una tarea en la que todo el grupo familiar interviene”.

 

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el mundo

¡Hacete fan de Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que hacen bien

¡Hacete fan!

¡Hacete fan de Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que hacen bien

¡Hacete fan!