Delivery de picnics de lujo, una moda que crece en el mundo

El Delivery de Picnics se está volviendo una moda y en muchas ciudades del mundo ya hay casas de comida que ofrecen esta opción entre sus servicios.

París, Londres y Nueva York, ciudades donde los veranos son cortos y los espacios verdes y sin edificios escasean, ya se cuentan entre las metrópolis en las que si uno desea hacer un picnic en un parque, solo debe llamar al delivery, indicarle a donde deben llevar el pedido y empezar a tender la manta en el cesped.

picnic-vip-1_opt

Pero si bien para muchos de nosotros comer al aire libre puede ser tan simple como preparar unos sandwiches, tal vez una buena ensalada y buscar un lugar verde, fresco y tranquilo, para otros, sin embargo, los días de campo son extensiones al aire libre de un restaurante de alta cocina, con porcelana china, vasos de cristal y candelabros decorativos.

En Nueva York, la casa “Perfect Picnic” ofrece una gama de cestas que comienzan en 14 dolares, pero que puede llegar hasta los 1.000, si es que uno desea vivir la experiencia de disfrutar de un picnic de alta gama, con cubiertos de alpaca en lugar de plástico, vajilla, flores frescas y mantas especiales.

En ese caso el menú trae exquisiteces de caviar, carnes, quesos, pescado ahumado, ensaladas, pasteles, panes y postres. Una vez que el sol se ha puesto y la última gota de vino terminado, los excursionistas pueden dejar todo como está y dejar que la empresa se encargue de la limpieza.

Pero quizás en ninguna parte del mundo la tendencia de las comidas de lujo al aire de lujo sea más popular que en el Reino Unido, donde los restaurantes y tiendas ofrecen una gran variedad de cestas de picnic gourmet y servicios de almuerzo.

Allí, entre otros, los almacenes Harvey Nichols ofrecen la “Gourmet Trotter, una versión de lujo de la canasta de picnic que se parece a una bolsa de golf y está compartimentada en tres secciones desmontables.

picnic-vip-3_opt

La bolsa está totalmente equipado con vajilla inglesa fina, cristalería, cubertería, contenedores de acero inoxidable, queso y tablas de cortar, molinillos de sal y pimienta, servilletas de lino y un sacacorchos.

El precio de la Gourmet Trotter es de entre £ 395 y £ 495, alrededor de 600-750 dolares.

Pero la versión más particular de estos  picnics de lujo puede vivirse en las montañas italianas, donde la junta de turismo de Alta Badia ha confeccionado un paquete de viaje llamado “Picos de la Gastronomía” en el que los huéspedes son recompensados por subir la montaña, con cestas de picnic preparado por los chefs con estrellas Michelin en las diferentes estaciones del recorrido de escalada.

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo