10 consejos prácticos para acondicionar el cuarto infantil

El cuarto de los chicos es el lugar de la casa donde todo debe estar previsto para poder hacerle frente a los imprevistos.

Este lugar es sin dudas el espacio más multifuncional de una casa ya que no solo debe atender varias necesidades sino que debe permitir y promever el desarrollo de varias actividades ya que es un lugar de juegos, de estudio, y además (y fundamentalmente) es el sitio para descansar. Y debe hacerlo de manera diferente en cada momento de la vida de los hijos.

Los chicos atraviesan en su desarrollo diferentes etapas y cada una de ellas tiene una recomendación diferente porque para cada edad existe una necesidad.

Nunca debemos perder de vista que la seguridad es un condicionante incuestionable del diseño.

El color es fundamental en la decoración, ya que va a ser de mucha influencia en el estado de ánimo de los chicos, por ejemplo el verde es un color neutro que ayuda a relajar en el momento de dormir, pero a la vez le da mucha vida y alegría a la habitación.

El rojo es un color que energiza los ambientes y por lo tanto no es recomendable que sea usado en espacios de trabajo para adultos porque puede generar estrés pero en los niños es una tonalidad que los acelera de una manera positiva y creativa.

Podemos plantear de todos modos, algunas recomendaciones que deben ser tenidas en cuenta al momento de hacer la decoración de los cuartos de sus hijos:

1. Las paredes de estos dormitorios deben ser lo más lisas posible. Debemos evitar en estos casos los revoques plásticos o cementicios con textura. Lo ideal sería aplicar pinturas epóxicas en muros, lavables para evitar intoxicaciones por su manipulación.

2. Iluminación natural a un costado de la zona de descanso. Recordemos algo que repetimos hasta el hartazgo en nuestra página de El Ciudadano, la luz natural en las habitaciones siempre debe llegar desde un costado, nunca la ventana debe estar frente a la cama y mucho menos en el respaldo de la misma.
Iluminación artificial halógena de bajo consumo energético. Aunque suene extraño o pocas veces haya oído pronunciar estas palabras, solo es necesario ir hasta una casa de venta de artículos eléctricos y allí entenderán rápidamente lo que se les está pidiendo.

3. Tomas eléctricas a 1,50 metros de altura del piso, tapar los existentes con tapa plástica.

4. Piso antideslizante en madera y vinilico ecológico con colores sobrios para no generar distracción. En caso que la habitación disponga de algún sistema de calefacción por ductos bajo el piso, como por ejemplo la losa radiante, debemos replantear este punto. Es fundamental una buena calefacción en el cuarto infantil, por lo que no debe sacrificarse este punto en pos de colocar un piso que nos guste. La madera es un retardante de la acción efectiva de la calefacción de este tipo.

5. Mobiliario curvilíneo para evitar golpes y lesiones durante sus actividades diarias.

6. Los muebles del cuarto pueden ser tratados con poliuretano ecológico.

7. Evitar el uso de materiales como el vidrio y metales ya que son justamente unos de los más temidos elementos con los cuales pueden lastimarse. Aunque tomemos todas las precauciones, no olvidemos que hablamos de chicos y de sus notables habilidades para meterse en problemas.

8. Volviendo al tema de los colores que estarán dentro de la habitación, debemos tener siempre presente que ellos van a influir directamente en el ánimo de los chicos, del mismo modo que influyen en el nuestro. Los colores son factores determinantes en el comportamiento que ellos tengan frente a las diferentes actividades:

• Rojo: Anima y activa.
• Rosa: Proporciona calma y reduce temores. Para niños con problemas de sueño.
• Amarillo: Claridad y optimismo. Ideal si la habitación del niño carece de ventanas grandes. Se puede usar en el comedor para niños con problemas de apetito.
• Anaranjado: Crea el deseo de pertenencia. Evitar su uso en cuartos de estudio pues desconcentra.
• Verde: Aprendizaje y cambio ideal para niños pequeños.
• Azul: Concentración y calma. Puede usarse para niños con problemas de obesidad, en el comedor, pues inhibe el apetito. También para dormitorios con ventanales desproporcionadamente grandes.
• Violeta: Ideal para habitaciones de adolescentes
• Marrón: Estabiliza y da seguridad
• Blanco: Activa la expresión del yo. Agranda los espacios.

di3

9. Es fundamental resolver correctamente la ventilación del lugar. Lo ideal es que posea una entrada franca de aire fresco. En cualquier espacio es importante, pero sobre todo en la habitación de los niños, donde hay tantos elementos: muebles, libros, juguetes, etc. Hay que estar atento a abrir las ventanas con cierta constancia y permitir que la habitación se airee.

di2

10. Pero hay algo que es básico para conseguir que todo esto funcione. Y es el Orden. Si hay un gran desorden en la habitación habrá una pérdida de energía. Hay que intentar que los chicos sean organizados y que tenga cada cosa en su sitio. Para ello puedes utilizar elementos que además te ayuden a decorar, como cajas, contenedores, cestos, etc.

Si disponemos de poco espacio, una buena idea es poner la cama a media altura dejando debajo espacio para jugar o poner un pequeño escritorio.

Pero no debemos olvidarnos una regla básica a la hora de plantear diseños. Las grandes ideas y las grandes soluciones aparecen mientras llevamos adelante otras que parecían mejores. Hay que empezar a hacer, ir probando y ahí surgirán las mejores respuestas.

 

Seguí leyendo:

5 claves para criar hijos que sean buenas personas, según Harvard

Desarrollo infantil: la clave es intervenir sin patologizar

7 consejos para ordenar tu casa y tu vida, según Marie Kondo

16 cosas que debés saber sobre los Playmobil

“El cerebro de los chicos necesita desconectar y jugar”

 

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!