Así será el hotel que se construye en pleno Ártico

Forma parte de un grupo de edificaciones que en 60 años generaran más energía que la que consumen

El estudio de arquitectura noruego Snøhetta, el mismo que es responsable del primer restaurante subacuático de Europa, será el encargado de levantar el hotel Svart, que tiene previsto abrir sus puertas en 2021.

En un idílico rincón de Europa, al norte del Círculo Polar Ártico, en la costa occidental de Noruega y al pie del glacial Svartisen se va a construir este hotel, el primero en ser capaz de producir más energía de la que consume.

Este estudio ha proyectado un edificio circular con paneles solares que producirán unas tasas de consumo un 85 por ciento más bajas que aquellas de hoteles tradicionales. El cuerpo anular del hotel se extenderá desde la costa, al pie de la montaña Almlifjellet y hacia las aguas cristalinas del fiordo Holandsfjorden.

El cuerpo circular está inspirado en la arquitectura vernácula local en forma de fiskehjell (estructura de madera en forma de A para el secado de pescado) y el rorbue (un tipo tradicional de casa estacional utilizada por los pescadores).

La intención es preservar la belleza del paisaje, la fauna y la flora del sitio, con una construcción sostenible que deje una huella ambiental mínima

Combinando sistemas de diseño tradicional con elementos de producción energética, el proyecto cumple con los requisitos de Powerhouse, por los que el edificio, en el transcurso de un período de 60 años, generaría más energía renovable que la cantidad total de energía que se requeriría para mantener las operaciones diarias, y para construir, producir materiales y demoler la edificación.

“Construir en un entorno tan valioso viene con algunas obligaciones claras en términos de preservar la belleza natural y la fauna y flora del sitio”, explica Kjetil Trædal Thorsen, socio fundador del estudio de arquitectura Snøhetta.

Gracias a su forma, tendrá unas excepcionales vistas panorámicas del fiordo, otorgando al huésped una experiencia completa de inmersión en la naturaleza. De hecho, el hotel sólo será accesible desde el agua, así que ya se está trabajando en la creación de un barco de “energía neutra” que salga desde la ciudad de Bodø.

Para el verano se construirán terrazas empotradas a lo largo de la fachada que darán sombra a las habitaciones, reemplazando la presencia de sistemas de enfriamiento artificiales. Mientras que en invierno un gran ventanal facilitará que las estancias puedan aprovechar la energía térmica del sol.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!