Porcelanato o cerámica: qué piso elegir

Si estás a punto de remodelar tu casa o estás construyendo y dudás sobre qué piso elegir, conocé los pros y contras de cada uno y decidí con información.
MercadoLibre

Presentado por Ideas Mercado Libre. By Buena Vibra Branded Content

Cuando empezamos a construir o decidimos cambiar el piso de casa nos enfrentamos a un abanico grande de opciones que deberá pasar por dos filtros importantes: nuestros gustos, primero, y nuestro bolsillo, después. O viceversa. De cualquier modo, es mucho dinero, debe durar mucho tiempo y vale la pena pensarlo bien. Te contamos las características de dos de los principales productos del mercado, para que puedas optar por porcelanato o cerámica teniendo bien claras sus diferencias, ventajas y desventajas.

Ambos materiales tienen la ventaja de ser de fácil limpieza, impermeables y resistentes, y la diversidad de diseños y características los hacen apropiados para distintos ambientes y decoraciones. Sin embargo, entre ambos hay diferencias notorias. Aquí, claves para diferenciar al porcelanato de la cerámica y evaluar los pros y contras de cada uno.

Porcelanato o cerámica

También podés leer: Tipos de pisos: consejos para cada ambiente de la casa

Qué es porcelanato

El porcelanato es uno de los materiales más usados en los hogares por su impecable aspecto y sus diferentes diseños, que responden a muchas líneas estéticas. Este producto es una evolución de los tradicionales cerámicos esmaltados pero tiene la ventaja de ser inalterable y de mayor duración que otro tipo de piso o revestimiento.

Los pisos de porcelanato son sin duda los grandes protagonistas de las viviendas de hoy. Su fabricación permite realizar placas de gran tamaño, que son ideales en ambientes de amplias dimensiones. Son sumamente impermeables, ya que generalmente están esmaltadas y rechazan la humedad y la grasa.

Muchas piezas imitan a las más reconocidas piedras naturales, tales como las de Carrara o Calacatta, entre otras. También triunfan las placas imitación cemento alisado, que cuentan con la ventaja de no sufrir grietas, como sí ocurre con el hormigón en grandes superficies. Y, además, han logrado ganarse un lugar las cada vez más logradas imitaciones de tablas de madera.

Qué es porcelanato

También podés leer: Cómo remodelar una casa: claves para renovar tu hogar

Diferencia entre porcelanato y cerámica

Hay algunas diferencias de peso que te harán tomar la decisión final al momento de realizar tu inversión para la colocación o el rediseño de tu piso. Ya sea cuestión de presupuesto o del proyecto que tengas en mente, tenés que tener claro cuáles son tus necesidades y buscar lo que mejor se adapte a ello.

Materiales

Aunque ambos están hechos básicamente de arcilla y agua, lo que los diferencia es que la arcilla que se usa para el porcelanato es más refinada y purificada. Además hay dos materiales muy nobles que se suman y que le dan sus mejores cualidades. Estos son el cuarzo y el sílice, elementos que le otorgan brillo y dureza al porcelanato.

Fabricación

El porcelanato pasa por un proceso de fabricación similar al de la cerámica pero se cuece a temperatura más alta y a mayor presión, lo que da como resultado un material más duro. El porcelanato se cocina a 1200ºC en lugar de a 1100ºC, como es el caso de los cerámicos, y posee la ventaja de tener terminaciones con textura, lisa o rugosa.

Impermeabilidad

Podríamos decir que la diferencia principal entre porcelanato y cerámica es el porcentaje de absorción de agua que tienen ambos materiales. Esto se debe a los distintos procesos de compactación con los que se fabrican unos y otros. La presión que se ejerce para formar el porcelanato es mayor al utilizado en la producción de las placas de cerámica convencionales. Esa compactación más fuerte hace que el porcelanato se convierta en un azulejo totalmente impermeable.

Uso

En principio, ambos son ideales para usos internos en vivienda, tanto en pisos como en revestimiento de paredes. Pero el porcelanato, por sus condiciones de dureza e impermeabilidad, puede ser también usado en exteriores y en otros destinos más exigentes como oficinas, locales comerciales, laboratorios, etc.

Sin embargo, no es recomendable utilizar versiones pulidas en garages, laboratorios o espacios en los que se utilicen aceites, ácidos, solventes u otros, ya que éstos elementos alteran de manera irreversible el aspecto del material pulido y no se pueden eliminar con productos de limpieza de uso doméstico.

Precio

Muchas veces evaluamos la calidad de un producto considerando solo su precio, algo que difiere mucho en estos dos tipos de pisos. El porcelanato, generalmente, resulta ser mucho más costoso que la cerámica, lo cual no implica que esta última sea mala.

Diferencia entre porcelanato y cerámica

También podés leer: Decoración minimalista: cuando menos es más

Tipos de porcelanato

  • Esmaltado: al ser elaborado es recubierto con un esmalte a base de silicio que logra la vitrificación de la pieza. Las principales características son: alto brillo, nula porosidad, resistencia a las rayaduras y alta resistencia a la abrasión.
  • Natural o mate: este tipo es muy utilizado en proyectos comerciales, por ser resistente y poco resbaladizo.
  • Satinado: tiene acabado con menos brillo y, por eso, tiene apariencia satinada. Este modelo genera menos cansancio a los ojos por tener menos brillo y deja el ambiente más acogedor. Es ideal para salas de estar y habitaciones.

Porcelanato o cerámica

También podés leer: Espacios masculinos: la decoración también es cosa de hombres

Por qué elegir porcelanato

El porcelanato es fácil de limpiar. Si algún líquido se vuelca solo tenés que pasarle agua. Para mantenerlo siempre intacto alcanza con barrer, pasar la aspiradora regularmente y pasarle un trapo o el lampazo una vez por semana. Evitá los abrasivos como la lana de acero y los estropajos. La porcelana sin esmaltar puede requerir una limpieza apenas más frecuente.

La baldosa de porcelanato debe instalarse en un contrapiso liso, plano y rígido. Puede colocarse en una losa de concreto, carpeta de soporte a base de cemento, madera contrachapada o, inclusive, sobre baldosas existentes si están en buenas condiciones. Para la colocación de este tipo de piso vas a necesitar algunas herramientas específicas:

  • Cortadora de porcelanato

Al momento de poner este piso vas a necesitar realizar algunos cortes a algunas piezas que, por sus dimensiones, no van entran en los bordes de la habitación donde lo estás colocando. Para ellos existe una herramienta muy útil que hace esta tarea más fásil. Las máquinas cortadoras manuales se comercializan generalmente en distintos tamaños y modelos que incluyen el estándar, el semi-profesional y el profesional.

Cortadora de porcelanatoEncontrá la cortadora en Mercado Libre

  • Mecha Copa

Al instalar un revestimiento, especialmente en paredes o pisos de baños, es muy posible que tengamos que realizar algunas perforaciones en la baldosa para permitir que pasen caños o la grifería. Para ello se usan mechas o sierras copa, que se montan en un taladro común.

Se trata básicamente de una sierra de forma anular o de anillo de borde dentado, cuyo corte genera un orificio en la pieza, sin que para ello sea necesario cortar el material.

Porcelanato o cerámica

Encontrá el kit de mechas copa en Mercado Libre

 

Por qué elegir cerámica

  • Durabilidad: Una de las principales ventajas de los pisos cerámicos es la durabilidad. Este tipo de material puede estar muchos años en tu casa sin sufrir ningún tipo de daño ya que su resistencia al tránsito es una de las más altas.
  • Variedad de opciones: La variedad de opciones que existen en el mercado es muy grande y se pueden conseguir con terminaciones y colores que se adapten a gustos y estilos muy disímiles.
  • Versatilidad: Los pisos cerámicos se caracterizan por su pesadez y tal como hemos visto, por el hecho de ser impermeables, lo que hace que se puedan utilizar en cualquier ambiente de la casa, incluso en ambientes exteriores.
  • Fáciles de colocar: Las baldosas de cerámica rústica precurada son las más habituales. Vienen en tamaños estandarizados y son fáciles de colocar sobre un adhesivo en el contrapiso del material. Cuentan con una capa no esmaltada y son resistentes. Quedan muy bien en la cocina, en el baño y también se lucen en quinchos y en galerías.
  • Valor: Son menos costosas que el porcelanato. Con lo cual si el presupuesto es clave para tu proyecto deberías tener en cuenta esta variable.
  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!