Cómo hacer un deck de madera paso a paso

Armar un deck con tus propias manos es más sencillo de lo que creés. Te contamos cómo construir esta plataforma de madera y disfrutar de tus espacios exteriores.
MercadoLibre

Presentado por Ideas Mercado Libre. By Buena Vibra Branded Content

Se acerca el calor y ya empezamos a imaginar opciones que nos permitan disfrutar de las tardecitas de mates, cerveza o picada con amigos. Y, para eso, pocas construcciones son más simples y atractivas que una terraza de madera que prolongue la galería o el piso del patio. Para que vayas palpitando buenos momentos y te animes a poner manos a la obra te enseñamos cómo hacer un deck.

deck madera exterior

También podés leer: Tendencia deco: decks retráctiles y móviles para cubrir piscinas

Deck de madera para exteriores

La madera ha ido ganando terreno en el diseño de espacios, convirtiéndose en uno de los materiales preferidos por arquitectos y diseñadores para la decoración y construcción sustentable en el hogar. Los decks de madera son el complemento perfecto de los espacios exteriores: material durable y noble, tiene una calidez que invita a sentarse y disfrutar de un momento agradable al aire libre.

La finalidad del estas estructuras es generar un espacio abierto y natural que permita armar un living exterior o colocar un juego de comedor o reposeras al costado de una pileta o jacuzzi. Es más: es una instalación tan versátil que podés armarlo ambién en un balcón de buenas dimensiones o en una terraza. En todos los casos, una estructura de madera de este tipo genera un cambio notable en cualquier ambiente, dándole a los espacios un aire mucho más cuidado y, a la vez, amigable y descontracturado.

También pódés leer: Tipos de pisos: consejos para cada ambiente de la casa

Cómo hacer un deck de madera

Para la construcción de una terraza de madera es importante medir bien el espacio que tenemos disponible y ajustar el diseño que tendrá la estructura. Para plantearlo desde un ejemplo concreto proponemos un deck de 3 x 3 metros, que es un espacio más que suficiente para ubicar unos sillones y una mesa de apoyo.

Materiales

  • 9 hierros de 8 milimetros de diámetros y de 65 cm de alto.
  • 23 tablas de pino 5×1.
  • 8 vigas pino 2×4.
  • Clavos.
  • Gravilla.
  • Herbicida.
  • Mortero.
  • Protector para madera.
  • Tornillos.

Cómo hacer una mesa de madera

También podés leer: Cómo hacer una mesa de madera para cada lugar de la casa

Paso a paso

  • Siempre debemos comenzar por la medición y trazado del espacio, ya que eso nos permitirá calcular los materiales que necesitaremos y distribuir bien los bloques de apoyo. Tenés que tener en cuenta que el espacio debe estar perfectamente nivelado. Además, los bloques deben estar equidistantes unos de otros y deben tener todos el mismo tamaño y la misma altura. En nuestro caso, tendremos que armar 9 bloques de apoyo: uno en cada vértice (4), uno a mitad de camino entre bloque y bloque (4 más), y uno en el centro de toda la estructura.
  • Una vez definidas las dimensiones, debemos comenzar a construir las bases de los apoyos de hormigón. Para ello, cavamos en la tierra un pozo lo más prolijo posible, de unos 30 centímetros de profundidad y unos 30 centímetros de cada lado. Esto permitirá que la base quede 30 centímetros enterrada.
  • Luego, además de conseguir la firmeza que nos dará tener esas bases profundas, debemos levantar la estructura del suelo para evitar que el contacto con la humedad de la tierra afecte con el tiempo a la madera. Por ello, vamos a armar unos marcos de madera de 30 centímetros de lado y 20 de alto que servirán como encofrados, y los colocaremos sobre cada uno de los pozos que hemos hecho. De este modo, cada base tendrá 30 centímetros por lado y 50 de profundidad, de los cuales 30 estarán enterrados y, 20, sobre la superficie del suelo.
  • Cada base se rellenará con mortero predosificado. Mientras la mezcla esté fresca, debés enterrar en cada bloque dos espárragos de hierro de unos 65 cm de largo. Los bloques deben secar por al menos 24 horas. Luego de este tiempo, retiramos los marcos de madera para seguir trabajando.
  • A continuación, presentamos las 6 vigas de madera en el terreno (4 en los laterales y 2 que atraviesan el centro del deck formando una cruz), y marcamos la posición dónde se topa con el hierro de cada apoyo. Con una mecha para madera hacemos agujeros a las vigas para permitir que calcen en los espárragos de hierro. Para que el fierro quede escondido, lo golpeamos con una maza hasta meterlo en el calado. Para que quede firme e inmóvil, se pone en forma perpendicular un clavo y también se lo dobla sobre el hierro.
  • Luego, las vigas se incorporarán vertical y horizontalmente con tanta frecuencia como sea necesaria para soportar las tablas. Considerá que para evitar que las tablas se hundan, las vigas deben estar aproximadamente a unos 70 centímetros de distancia unas de otras.
  • Las vigas ya instaladas y las tablas deberán impregnarse con un barniz, tinte, pintura o protector de madera para proteger los materiales del agua, el sol y los insectos. Es una buena oportunidad para aprovechar y aplicar herbicida al suelo. De este modo estaremos previniendo el crecimiento de malezas o hierbas indeseables. También se puede colocar piedra tipo gravilla para mejorar el drenaje.
  • Ahora sí: ya podemos empezar a atornillar las tablas del piso a las vigas con tornillos autoperforantes para madera. Debemos hacerlo en cada encuentro de las tablas con las vigas.
  • ¡Listo! A amoblar, decorar y disfrutar de nuestro nuevo deck

También podés leer: Ideas para decorar jardines: rincones de paz y placer

Deck de madera para piletas

Si estás pensando en armar una estructura alrededor de tu piscina, es conveniente evaluar algunos aspectos: utilidad, estética, costos, practicidad de construcción y mantenimiento. La virtud más destacable es, sin duda: la estética. De hecho, como ya lo hemos dicho, no hay ningún otro material que aporte la calidez de un deck de madera. Es por eso que existen pisos y revestimientos de otros materiales que buscan imitarla.

Otro aspecto a favor es que este tipo de piso resulta bastante térmico y constituye una solución intermedia frente a la conductividad de calor que presentan otros materiales.

Como contraparte, en el otro extremo de la balanza, podemos mencionar como “defecto” el mantenimiento ineludible que necesita cualquier tipo de estructura o mueble de madera. Hay productos especialmente desarrollados para protegerla y funcionan por penetración. A diferencia del barniz, no forman una película superficial y logran que el material se vuelva hidrorrepelente, conservando sus poros abiertos. De esa manera, respira y permite que el agua interior se evapore, evitando la formación de algas y hongos. Es una manera my efectiva de evitar el deterioro y putrefacción.

También podés leer: Cómo hacer un estante de madera

Madera para deck exterior

Las maderas más usadas en pisos de exterior son las de anchico, curupay, lapacho, pino y eucalipto. Estos dos últimos son de menor dureza, a diferencia del lapacho, que es muy resistente a la humedad, el fuego y los insectos.

Es importante tener en cuenta que todas las piezas (listones de apoyo, de clavado y tablas a la vista) deben estar preservadas y protegidas con un producto que la resguarde del ataque de insectos y hongos y de los agentes atmosféricos. Este protector debe aplicarse al menos en una mano o dos, previo al armado. De ese modo, las superficies que luego son inaccesibles quedarán también a resguardo.

Recordá que conviene hacer un mantenimiento dos veces al año para prolongar su vida útil. Hay maderas de mayor dureza como el lapacho y otras muy resistentes como la teca que solo necesitan estos cuidados una vez al año.

Podés ver: Cómo hacer una pileta de material

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!