Ideas para guardar zapatos: orden y practicidad

Trucos para almacenar el calzado si no tenés demasiado espacio. Aprendé a cómo organizar los zapatos de forma práctica y sin arruinarlos.
MercadoLibre

Presentado por Ideas Mercado Libre. By Buena Vibra Branded Content

Zapatillas, tacos altos, botas, borcegos, bailarinas, sandalias o bucaneras: queremos todos los modelos y cada uno nos resulta imprescindible. Todos sabemos que el calzado es una pasión inevitable para muchísima gente, pero, también, que ocupan mucho lugar y que tenemos que ajustarnos a la tiranía del espacio. Para simplificarte el problema, te damos algunas ideas para guardar zapatos en casa.

ideas para guardar zapatos

Si te interesa, podés encontrar zapateros en Mercado Libre

Cómo organizar zapatos

Antes de empezar a organizar tus zapatos, es importante separar los que no hayas usado por mucho tiempo y regalarlos. Guardar por las dudas no tiene sentido y alguien más puede aprovecharlos, o hasta podés venderlos en una feria.

Existen muchas formas de organizar nuestro placard y no hace falta ser un ninja del orden para encontrar una manera de tener el calzado accesible sin ocupar demasiado lugar. Lo primero que debemos hacer es conocer las distintas opciones y luego pensar si conviene recurrir a un mueble o un organizador un poco más profesional.

Cómo organizar zapatos

Si te gusta, podés seguir mirando organizadores de zapatos en Mercado Libre

Cómo guardar zapatos

Hay propuestas muy prácticas para optimizar al máximo el espacio de guardado de los zapatos. Son súper creativas y de muy fácil implementación. Y lo más importante: ¡son aptas para espacios amplios y reducidos! Conocelas y elegí la que mejor se adapta a tu modo de vida.

  • Uno atrás, uno adelante: colocar los zapatos de esta forma es ideal para quienes tienen estantes o repisas. Permite ver qué tipo de zapato es y cuál es la forma de su taco en una sola mirada. Si pensamos ubicar el calzado en un lugar abierto, lo mejor es organizarlos por color, para que se vea estéticamente prolijo.
  • En cajas con fotos: otra forma de organizar los zapatos es dentro de las mismas cajas, sobretodo si no tenemos estantes o un lugar del ropero destinado a ellos. Esta técnica ayuda a mantener nuestro calzado en buenas condiciones. Para simplificar la tarea de buscar, podemos pegar fotos del modelo afuera de cada caja.
  • En perchas: si tenemos muchos barrales disponibles pero ningún estante o espacio libre, ésta es la opción ideal. Podemos conseguir perchas especiales para zapatos y exhibirlos sin usar demasiado lugar. Otra opción es agregar un barral en el medio del armario para verlos mejor.

  • Podés usar perchas para polleras para organizar las botas y que conserven su forma.
  • Abajo de la cama: solemos desperdiciar el espacio debajo de la cama, cuando es un lugar perfecto para guardar un montón de cosas. Hay incluso organizadores de zapatos diseñados para poner debajo de la cama de manera ordenada y prolija. Si tenés un sommier, vas a tener que evaluar otras opciones.
  • Podés crear una gaveta de zapatos DIY: ponele almohadillas anti-rasguños en la parte inferior de un marco grande para fotos o un cajón de madera y guardalo en algún lugar donde haya espacio, como debajo de tu armario
  • Escaleras: al igual que las camas, las escaleras desperdician mucho espacio. Si tenés ganas de hacer un poco de bricolaje, podés transformar los escalones en cajones y guardar allí todo tipo de zapatos.

Cómo guardar zapatos

Organizador de zapatos

Cuando el espacio que tenemos disponible en casa no resulta suficiente, lo ideal es conseguir complementos que nos ayuden a organizar los zapatos de una mejor manera. Esto puede ir desde un mueble especialmente pensado para tus adoradas botas hasta un organizador plástico.

  • Mueble para zapatos: podemos hacer un mueble específico para nuestros zapatos. Esta opción es la mejor ya que podemos diseñar el complemento de tal manera que genere espacio para nuestro calzado mientras se ajusta a la disposición de nuestro domicilio. Por ejemplo, puede tener forma de biblioteca o de cómoda, siempre contando con estantes o cuadrículas dónde ubicar cada par por separado.
  • Ordenador de zapatos: si no queremos invertir en un mueble, podemos colocar un organizador colgante. Estos dispositivos se cuelgan en la parte interna de la puerta del placard, no ocupan mucho lugar y pueden guardar muchos pares de zapatos al mismo tiempo. Su mayor desventaja es que el calzado no debe ser muy grande, por lo que no podremos ubicar botas de caña media o alta y tendremos que encontrar otra alternativa para ellas.

  • Estantes para zapatos: otra alternativa puede ser exponer tus zapatos en lugar de esconderlos detrás de puertas cerradas. Para esto podés ubicar algunos estantes alrededor de tu habitación y organizarlos por color o estilo para generar una sensación super fashion.
  • Organizador de zapatos bajo cama: ya hablamos de aprovechar el espacio debajo de la cama, ahora podemos ser un poco más específicos. Podemos encontrar unos organizadores plásticos que tienen subdivisiones especiales para guardar zapatos que permiten almacenar hasta 12 pares sin ocupar altura. Es uno de los más prácticos y cómodos. Otra opción para quienes no tienen sommier y tienen más espacio debajo de la cama es un cajón plástico con rueditas. Por lo general, no tienen divisiones pero son perfectos para atesorar botas.

Organizador de zapatos bajo cama:

Si te gusta, podés mirar más muebles para zapatos en Mercado Libre

Consejos para cuidar tus zapatos

Pero el orden no es lo único que necesitamos para cuidar nuestros zapatos. Te damos algunos consejos para que el calzado dure más.

  • Suelas: cambiar las suelas no es nada caro y puede alargar mucho la vida de tus zapatos. Hay de goma y de madera, que es ideal para mantener la forma mientras los tenemos guardados. A su vez, podemos agregar unas plantillas nuevas para no desgastar el material.
  • Marcador: podemos usar un marcador para disimular pequeñas rayaduras o pérdidas de color.
  • El borrador mágico: algunos materiales, como la gamuza, son muy delicados y difíciles de limpiar. Para ellos podemos usar un borrador mágico. Se trata de unas esponjas blancas que eliminan manchas complicadas. Sin embargo, actúan mucho mejor cuando identificamos la mancha rápidamente.
  • Limpieza: si queremos cuidar nuestros zapatos tenemos que ocuparnos de que estén limpios. Para ello podemos usar betún, grasa o productos especializados.
  • Rapidez: si surge un problema con un zapato, no esperes hasta la próxima vez que quieras usarlos y llevalo al zapatero. Esto hace que algunas cosas se solucionen de forma más fácil y menos costosa.
  •  Roces: los roces generan laceraciones en el material del zapato que pueden ser muy difíciles de solucionar si no lo hacemos en el momento. Además, esto hace que se deforme el calzado y que luego resulte incómodo.

  • Zapatos para manejar: pisar los pedales del auto puede deformar los zapatos, por lo que tener un calzado para manejar puede ser clave para cuidar el calzado fino que requiere más cuidado.
  • Límites: la regla de oro es evitar usar todo el tiempo tus zapatos preferidos. Lo ideal es darle un descanso para que los materiales vuelvan a su lugar y no se deformen.
  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!