872.000 firmas repudian al fiscal del “desahogo sexual” y piden su destitución

La petición en Change.org es ya la mayor de la historia en la Argentina y refleja una reacción social unánime contra la violencia de género.

Una petición efectuada en Change.org el jueves 4 de junio a las 13 horas supera una semana después las 872.000 firmas. Comenzó siendo la de mayor cantidad de adhesiones en un día y es ya la que más firmas reunió en toda la historia del sitio de peticiones más importante de la Argentina, alumbrando una posibilidad concreta de acción ciudadana e inaugurando nuevos canales de participación política.

Lo más sorprendente de esta acción, que se suma a muchas otras, es la transversalidad de un reclamo que supera cualquier grieta: los argentinos, sin distinciones partidarias ni sectoriales, repudian con inédita contundencia la violencia de género y exigen que la Justicia cumpla con su obligación de sancionar a violadores y femicidas

Ese es el claro mensaje que puede leerse a través del crecimiento explosivo de la petición, iniciada por Romina, una joven estudiante de música en la Universidad de Tres de Febrero, que acaba de cumplir 21 años.

Lo ocurrido generó tanto escándalo que se volvió algo muy conocido. En una causa por la violación de una chica de 16 años, perpetrada por seis jóvenes en Chubut, el Fiscal Fernando Rivarola asoció el brutal crimen con el “desahogo sexual” de los delincuentes.

Usó ese argumento para cambiar la calificación legal del delito y fundar el acuerdo al que llegó para que tres de los seis imputados aceptaran una pena menor, por la cual no cumplirían ni un día de prisión efectiva. Otros dos fueron sobreseídos por ser menores y el sexto alegó no haber participado del hecho.

La reacción colectiva no tardó en llegar. Ante las primeras informaciones creció el repudio en las redes sociales de una sociedad asombrada y conmovida por semejante despropósito.

En ese marco, Romina decidió plantear su pedido público con un título tan simple como claro y contundente: “No fue desahogo sexual, fue violación! Justicia y Juicio Político para el fiscal Rivarola”

La joven, que no tiene filiación partidaria, resumió en pocos párrafos la indignación profunda y justificada que se extendió como un reguero de pólvora. Vale la pena transcribirlos. Dice Romina:

“Cuando me enteré de la noticia sobre el cambio de carátula por “Desahogo sexual” luego de una terrible violación a una chica de 16 años me llené de tristeza e indignación. Cinco chicos de Chubut, hijos de empresarios que la violaron en manada en 2012, van a quedar absueltos porque el Fiscal Fernando Rivarola pidió un cambio de carátula que en origen era de “abuso sexual con acceso carnal”.

“El fiscal consideró que se trató de un accionar doloso de desahogo sexual. Esto es una vergüenza, un atropello a la víctima que ahora va a ver a sus abusadores libres y sin castigo. ¿Es éste el mundo que queremos para nuestras hijas, hermanas, madres? Nada justifica una violación”

“Por eso te pido que me acompañes con tu firma para pedirle al Juez Marcelo Nieto di Biase que cambie la carátula de la causa y que estos delincuentes se encuentren con la pena que merecen y para que el Fiscal Fernando Rivarola sea elevado a jury de enjuciamiento para la Justicia remueva a este tipo de personas que condonan el abuso sexual.”

La repercusión de la petición en cifras es asombrosa. Gastón Wright,  Director de Change.org, nos confirma que ninguna anterior logró semejante cantidad de firmas en apenas un d´ía.

Más aún, este reclamo ya ha superado el de prohibición de carreras de galgos que, años atrás, logró su objetivo de sanción de una ley por el Congreso luego de reunir más de 872.000 adhesiones. Sólo la petición planteada contra la liberación masiva de presos a raíz de la pandemia tuvo hasta ahora una cifra mayor de firmantes.

Más allá de esos datos concretos, es importante recalcar la respuesta social unánime ante uno de los mayores males que afecta a nuestro país y al mundo: la violencia contra la mitad de la humanidad, la agresión canallesca y el abuso contra las mujeres que sigue causando un femicidio cada 26 horas y se agrava en estos tiempos de pandemia.

A cinco años del primer acto de NI UNA MENOS, el movimiento nacido en la Argentina y extendido globalmente, la conciencia sobre el dramático problema ha crecido pero la violencia machista sigue violando y matando.

El patético e indefendible uso de la expresión “desahogo sexual” para minimizar la incalificable violación en manada fue la gota de agua que rebasó un vaso demasiado lleno.

Hoy le toca al Juez Marcelo Nieto di Biase resolver sobre el acuerdo con los violadores presentado por el Fiscal Rivarola. Esperemos que esté a la altura del reclamo de Justicia de toda la sociedad.

Podés firmar la petición haciendo click aquí

Otras peticiones canalizadas en Change a las que podés sumarte:

Seguí leyendo:

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo