Tras un año de rehabilitación por un escopetazo, lo liberaron: ¡el cóndor vuela!

Habían encontrado un cóndor malherido en los Valles Calchaquíes hace un año. Lo curaron en el Ecoparque de la ciudad y volvió a Salta

En medio de los valles Calchaquíes, cerca de una quebrada donde un año antes fue encontrado herido de un escopetazo en la cara que lo dejó al borde de la muerte, fue liberado ayer un cóndor andino que realizó toda su recuperación en el Ecoparque porteño, desde donde fue trasladado el domingo por un grupo de veterinarios.

Luracatao, nombre con el que fue bautizado en honor al pueblo cercano donde fue hallado, viajó los casi 1600 kilómetros que separan Buenos Aires de Salta para reencontrarse con miembros de su familia.

Minutos después de la liberación, cuando apenas se lo podía distinguir en el cielo, otro cóndor se sumó al vuelo circular, un ritual habitual de estas aves.

Algunos pobladores se animaron a arriesgar que quien lo acompañaba en lo alto era su pareja ya que el cóndor es un animal monógamo.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo