¿Es bueno dormir con tu mascota? La ciencia responde

Dejar a los perros dormir… ¿en la habitación? Un nuevo estudio de Mayo Clinic dice que, sin duda, eso hará que muchas colitas se muevan alegremente.

No es ningún secreto que mucha gente adora a los perros, sin embargo, muchas personas no permiten que los miembros peludos de la familia duerman con ellos por temor a sacrificar la calidad del sueño.

“La mayoría de las personas asume que tener mascotas en la habitación es un estorbo; pero descubrimos que, en realidad, las mascotas brindan a muchos una sensación de tranquilidad y seguridad para dormir”, comenta la Dra. Lois Krahn, médica especializada en sueño del Centro de Medicina del Sueño de Mayo Clinic en Arizona y autora del estudio.

El estudio, titulado “The Effect of Dogs on Human Sleep in the Home Sleep Environment” (“El efecto de los perros sobre el sueño humano en el entorno hogareño”), evaluó el sueño de 40 adultos sanos y sin trastornos del sueño, junto con el de sus perros, durante un período de cinco meses. Los participantes y los perros utilizaron monitores de actividad para registrar sus hábitos de sueño durante siete noches.

Según el estudio, algunas personas duermen mejor cuando lo hacen con sus perros, sin importar si es un schnauzer miniatura o un gran danés. No obstante, hay una advertencia que hacer: no hay que permitir que los perros se metan entre las frazadas o ni siquiera que se suba a la cama, porque el beneficio sobre el sueño únicamente se extiende a tener al perro en el dormitorio, no en la cama.

Según el estudio, los adultos que se acurrucan en la cama con sus cachorros sacrifican la calidad de su sueño aunque se ven beneficiados si el perro está en el mismo cuarto pero en su propio espacio.

“La relación establecida entre la gente y sus mascotas ha cambiado con el tiempo, lo que posiblemente explica por qué muchas personas duermen con ellas en la habitación. Hoy en día, muchos dueños de mascotas pasan la mayor parte del día lejos de sus animalitos y, por eso, desean aprovechar al máximo el tiempo que tienen con ellos al llegar a casa. Compartir el dormitorio por la noche es una manera fácil de hacerlo, y ahora muchos dueños de mascotas pueden sentirse tranquilos, sabiendo que eso no repercute negativamente sobre su sueño”, añade la Dra. Krahn.

Por lo tanto, es bueno saber que podemos convertir a nuestro perro ovejero en nuestro compañero de cuarto… tan solo hay que asegurarse de que nuestro amigo tenga su propio espacio y que no se suba a la cama donde estamos durmiendo.

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que hacen bien

¡Hacete fan!

¡Hacete fan de Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que hacen bien

¡Hacete fan!