Uno no elige quién le gusta pero sí elige de quién se enamora

El mito del amor romántico nos hace creer que no podemos elegir con quien queremos compartir nuestra vida.

 

“No me gusta nada de él pero me atrae y no puedo dejarlo”, “me hace mal pero me encanta”, “no puedo elegir de quien me enamoro”: ¿cuántas veces escuchamos estas frases? La idea del amor inevitable es la excusa que usamos cuando elegimos enamorarnos de la persona equivocada.

Además, no es cierto que uno se enamora sin más y desde ese momento no puede elegir separarse de esa persona. Tampoco es cierto que el amor sea algo que “nos pasa”. Nosotros elegimos enamorarnos y por lo tanto, también podemos elegir de quien.

La idea del amor inevitable es la excusa que usamos cuando elegimos enamorarnos de la persona equivocada

El amor no es un sentimiento espontaneo

La elección de amar a alguien es uno de los atributos más lindos del amor. Uno toma todos los días la decisión de aceptar las imperfecciones del otro y quererlo de todas maneras. Una vieja frase dice que el verdadero amor es un compromiso incondicional hacia una persona imperfecta. Es cierto.

Una vez que las mariposas dejaron nuestra panza, nos damos cuenta que la persona que nos acompaña es tan imperfecta como nosotros mismos. La otra persona también va a ir conociendo tus inseguridades, miedos y defectos.

Cuando el enamoramiento desaparece, aparece el amor.  Ahí es cuando nos damos cuenta de que se trata de una elección deliberada de aceptar y querer al otro como es.

Una vez que las mariposas dejaron nuestra panza, nos damos cuenta que la persona que nos acompaña es tan imperfecta como nosotros mismos

Un psiquiatra una vez me contó que aconsejó a sus hijos antes de casarse. Les dijo que lo hicieran una vez que hubieran pasado la etapa del enamoramiento que es el momento en el que “en el amor miento”.

Lo que quería decir era que tenemos que conocer a la persona para poder elegirla con todas sus imperfecciones.

Es cierto que uno no elige quien lo atrae fisicamente, pero si podemos elegir dar un siguiente paso o no hacerlo. Ahí es cuando elegimos de quien nos enamoramos y sobretodo, de quien nos mantenemos enamorados.

Casate cuando superes la etapa del enamoramiento que es el momento en el que “en el amor miento”

La atracción física importa pero el amor verdadero va mucho más allá

El verdadero amor no siempre es suave, lindo y tierno. La vida nos sorprende y podemos enfrentar un millón de vicisitudes en el camino. Es importante encontrar la persona con la que queremos atravesar las tormentas y eso no va a tener tanto que ver con lo físico.

Para enamorarse hace falta hablar y conocer a la persona. No existe tal cosa como el amor a primera vista. En el momento en que decidimos seguir saliendo con una persona que solo nos gusta por su apariencia, estamos exponiéndonos a enamorarnos aunque sepamos que se trata de una elección errada.

En el momento en que decidimos seguir saliendo con una persona que solo nos gusta por su apariencia, nos exponemos a enamorarnos aunque sepamos que es un error

Incluso, la apariencia física puede cambiar a lo largo de la vida y si basamos nuestra elección romántica en ella, estamos apostando al caballo equivocado. Si bien es importante la química en la pareja, el sexo también se construye con conocimiento y respeto en la pareja.

El amor necesita esfuerzo

No siempre vamos a mirar a nuestra pareja y pensar lo afortunados que somos. Muchas veces nos vamos a enojar, nos vamos a quejar y vamos a querer terminar la relación.

Quedarse es una determinación consciente

Quedarse es una determinación consciente. Elegimos soportar lo malo por lo bueno, porque queremos construir una vida con esa persona. Va a ser difícil con cualquier persona que elijamos pero algunas nos comprenden y nos aman mejor.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!