Diseño en armonía con la naturaleza: el imaginario lleno de colores de un arquitecto

Friedensteich Hundertwasser fue un arquitecto austríaco con un estilo muy personal. Su vida estaba llena de colores y dotada de una estética única.

Comenzó su carrera como artista y se convirtió en arquitecto cuando tenía 55 años de edad. Creía que el diseño arquitectónico tenía que estar en armonía con la naturaleza, idea que lo llevó a convertirse, más tarde, en un activista a favor del cuidado del medio ambiente.

Waldspirale (espiral en la pared) en Darmstadt, Alemania

Plochingen, Alemania

Ciudadela Verde en Magdeburg, Alemania

Hundertwasser consideraba que las líneas rectas eran estériles y no tenían alma. Su estilo de diseño incluyó colores brillantes, líneas curvas, pisos ondulantes, árboles en los interiores, así como también techos cubiertos de hierba.

Pensaba que las ventanas debían bailar y no debía haber dos iguales.

Edifico en Bad Soden, Alemania

Torre Kuchlbauer Cervecería en Abensberg, Alemania

El artista se acercó a la arquitectura teniendo en cuenta el medio, usando decoración vegetal para disminuir la contaminación. Desarrolló nuevas formas arquitectónicas, como la casa de la pradera de gran altura y la casa de ojo de hendidura.

La Casa Hundertwasser en Austria

 

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo