Cómo preparar una pared para pintar

Reparar las paredes de tu casa antes de pintarlas es una tarea sencilla que podés hacer vos mismo. Te contamos cómo hacerlo.
como preparar una pared para pintar
MercadoLibre

Presentado por Ideas Mercado Libre. By Buena Vibra Branded Content

Para cambiarle el aire a tu casa nada más sencillo y efectivo que darle una nueva capa de pintura a las paredes. Pero, para que el trabajo quede impecable, antes de renovar el color tenés que asegurarte de que los muros estén en perfecto estado. Te contamos cómo preparar una pared para pintar y aprender a manejar lijas, espátulas y masilla como un profesional.

Si nunca te animaste a hacer un arreglo en tu casa pero tenés muchas ganas de probar, llegó el momento de calzarte un par de guantes, ropa vieja y poner manos a la obra. El resultado no solo será un espacio agradable donde estar sino la satisfacción de haber mejorado tu hogar con tus propias manos.

preparar pared para pintar

También podés leer: Colores de pintura para interiores

Paso a paso: cómo preparar una pared para pintar

Lograr que tus muros queden completamente lisos y sin imperfecciones es un procedimiento que no tiene ninguna complicación. Solo tenés que prestar atención a los detalles y seguir paso a paso estas indicaciones:

Primera etapa: Limpieza

  • Revisá todas las superficies que vas a pintar para descubrir grietas, globos que se hayan formado en la pintura antigua o desperfectos en el revoque. Marcalos para tenerlos identificados al momento de comenzar el trabajo
  • Protegé el suelo cubriéndolo con un plástico o con cartón corrugado. Procurá que no quede ningún espacio sin tapar. De este modo evitarás manchas innecesarias y luego será más fácil limpiarlo.
  • Antes de comenzar, y para preservar tu seguridad, tenés que colocarte un par guantes de género o de otro tipo y un barbijo.
  • Es momento de limpiar las paredes. Primero tenés que hacer una limpieza bien superficial. Para ello usá un pincel o un paño que te permita quitar las telas de araña y el polvo acumulado. De esta manera tu brocha permanecerá limpia mientras aplicás la pintura.
  • Ahora es momento de una limpieza más profunda, que consiste en quitar el moho que puede haberse acumulado. Rociá la superficie de la pared con una solución antihongos o removedora de moho. Podés comprarla en ferreterías o tiendas online. Tomá la precaución de seguir correctamente las instrucciones del envase.
  • Llegó la etapa en la que deberás retirar la pintura y el empapelado viejos. Tomá una lijadora de pared y comenzó a pasarla hasta que no queden rastros de pintura.
  • Si tenés que retirar empapelado, lo mejor es usar un removedor de empapelados, que contiene un “disolvente” que ablanda y despega el adhesivo. Sin ésto, los restos de adhesivo pueden descolorar la pintura más adelante.
  • En caso de que aparezcan grietas al limpiar la pared tenés que tomarte el trabajo de abrir esas fisuras aún más. Para ello, lo mejor es usar el pico de una espátula en un sentido y luego en el otro, abriéndolas todo lo posible, hasta encontrar que el revoque está firme de nuevo. De esta manera te asegurarás de tener un fondo bien consolidado para colocar luego masilla para pared y dejarla bien lisa.

Cómo preparar una pared para pintar

También podés leer: Cómo pintar una pared con humedad

Segunda etapa: Reparación

  • Una vez que te hayas deshecho del yeso o revoque deteriorado, sigue la instancia de aplicar el sellador para pared, así aumentaremos el poder de agarre del enduido o de la masilla que colocarás después.
  • A continuación, podés comenzar a aplicar el enduido o la masilla (o el yeso para pared si así lo preferís) sobre los distintos puntos de imperfecciones del muro, buscando lograr una primera capa con un acabado fino y resistente. Procurá rellenar bien los agujeros y grietas y luego alisalo con la espátula. Esta primera capa debe dejarse secar por un período aproximado de 24 horas.
  • Si vas a usar enduido o masilla, debido a la compactación de estos productos en las grietas, es muy probable que, para un acabado verdaderamente liso, haga falta dar una segunda mano. Llevala a cabo usando los mismos pasos antes mencionados.
  • Solo resta lijar suavemente y con mucho cuidado toda la superficie de la pared tratada.
  • Para concluir podés, utilizar el fijador para pared. Este producto se usa con el objetivo de asegurar que la superficie quede bien lisa y garantizar que la posterior capa de pintura se absorba bien.

Cómo limpiar las paredes antes de pintar

También podés leer: Tipos de pintura: cuáles son y para qué sirven

Cómo lijar una pared

Para que la tarea de lijado te resulte sencilla, podés llevarla a cabo utilizando tacos de madera envueltos en la lija para pared. Otra opción es realizar el proceso con lijadoras eléctricas.

Si en la pared que vas a reciclar ya se ha aplicado más de una capa de pintura o se han utilizado otros productos para decorar (como por ejemplo lacas, plastificados, etc.), es preciso utilizar removedores de pintura. Este removedor se coloca sobre la superficie, se deja actuar el tiempo indicado en las instrucciones de uso y luego se debe quitar con espátula.

Al momento de lijar se genera mucho polvillo y, normalmente, se requieren unas cuantas horas para poder limpiarlo. Por eso, una buena opción para la limpieza es utilizar una aspiradora de mano.

como preparar una pared para pintar

También podés leer: Cómo hacer una pared de durlock paso a paso

Ya está todo listo para pintar. Podés elegir colores de pintura para interior de lo más variados y animarte a dar el próximo paso. Ahorrarás unos buenos pesos y disfrutarás de un lindo hobby.

Para seguir leyendo:

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!