Educación emocional en el aula: qué es y para qué sirve

La práctica tiene como objetivo que los alumnos puedan controlar sus emociones y su propio cuerpo.
Educación emocional en el aula: qué es y para qué sirve

La educación emocional o educación sentimental tiene como fin desarrollar capacidades emocionales con el fin de conocerse mejor uno mismo y a los demás. Expertos aseguran que poder controlar las emociones puede servir de ayuda para prevenir problemáticas de consumo, estrés, depresión y ansiedad en el futuro.

Rafael Guerrero es profesor de la Universidad Complutense de Madrid y les enseña a sus alumnos de Magisterio, estudiantes para ejercer como maestros de primaria y nivel inicial, Técnicas de la Educación Emocional. Lo hace ad honorem, nadie le paga por ello, ya que la materia no está incluida en el plan de estudios de la universidad.

Guerrero realiza esta actividad ya que considera que aquellos que serán docentes, tienen que ser capaces de transmitirles a sus propios alumnos herramientas para ser más fuertes emocionalmente y poder defenderse frente a situaciones adversas. Para eso, primero ellos mismos deben fortalecer sus emociones y poder equilibrarlas.

El docente explica que ¨cuando los niños llegan a la vida adulta, tienen dificultades para adaptarse al entorno, tanto laboral como en relaciones personales. Tenemos que empezar a formar profesores con la capacidad de entrenar a los niños en el dominio de sus pensamientos¨. Es decir que no tienen que reprimir sus emociones, sino que deben conocerlas para luego actuar sobre ellas.

educacion emocional

También podés leer: Viajó de Córdoba a Rusia para recaudar fondos y construir una escuela especial

Qué es la educación emocional

Según los psicólogos Peter Salovey, de la Universidad de Yale en Estados Unidos, y John Mayer, de la Universidad de New Hampshire, la educación emocional es la capacidad de sentir, entender, controlar y modificar estados anímicos propios y ajenos. Esto es: tener la capacidad y la destreza para saber que pasa en el propio cuerpo y qué sentimos, controlar las emociones y poder motivarse, sentir empatía y tener habilidades sociales.

Educación emocional en la escuela

Guerrero sostiene que ¨sin educación emocional, no sirve para nada saber resolver ecuaciones. El cerebro necesita emocionarse para aprender¨, ya que si los jóvenes no pueden controlar sus propias emociones y lo que pasa con su cuerpo, no tiene sentido que sepan de memoria toda la teoría que está en los libros, señalan los expertos.

educacion emocional

Podés leer: La mejor educación del mundo: por qué Finlandia reformó los edificios escolares

Los especialistas sostienen que enseñar educación emocional en la escuela les da herramientas a los jóvenes para que puedan manejar mejor sus emociones y con ello el rendimiento académico, que puedan tener mayor capacidad para cuidarse a sí mismos y a los demás y reduce la probabilidad de implicarse en comportamientos riesgosos, como el consumo de drogas y el consumo excesivo de alcohol, entre otras cosas.

Guerrero considera que enseñándoles técnicas para encontrar el equilibrio a sus alumnos y transmitirles la importancia de este tipo de educación, ellos cuando estén frente a su propio grado, podrán hacer lo mismo con los niños y jóvenes.

No saber regular las emociones trae complicaciones que se repiten a lo largo de toda la vida. Al no saber identificarlas ni cómo controlarlas, no se puede encontrar una solución. Problemas de baja autoestima, inseguridad y comportamientos compulsivos son algunas de las consecuencias de no tener herramientas para equilibrarlas.

educación emocional en el nivel inicial

Leé más: Científicos demuestran que la educación violenta destroza la vida de los hijos

¨Mis alumnos me cuentan que nadie les ha enseñado a regularse emocionalmente y que desde pequeños cuando se enfrentaban a un problema, se encerraban en su habitación a llorar, esa era su forma de calmarse¨, asegura el docente.

La práctica está empezando a tomar más relevancia a nivel educativo y se espera que cada vez más instituciones puedan implementarla a través de talleres y actividades dentro del aula.

Seguí leyendo: