Los 5 errores más repetidos al armar el currículum

Conocé las equivocaciones más comunes que la gente comete a la hora de preparar su currículum vitae y tomá nota para no cometer futuros errores.

Tanto si recién entrás en el mundo laboral como si tenés años de experiencia, cuando tenés que armar tu CV existen 5 errores que no estás libre de cometerlos. Puede incluso que estés comprometiendo tus aptitudes y maestría por no prestar atención a tu presentación a una nueva oportunidad de trabajo.

Cómo hacer un buen currículum

Laszlo Bock, ex vicepresidente senior de operaciones de personal en Google y ahora trabajador en gestión de recursos humanos y tecnológicos, estuvo más de 15 años revisando más de 20.000 curriculums. Concluyó que existen 5 errores comunes que cometen las personas a la hora de preparar sus CVs.

Estas equivocaciones pueden llegar a costarle el puesto de trabajo a muchos candidatos cualificados. En ellas pueden incurrir personas con una larga carrera como recién graduados y no son difíciles de identificar. A continuación, te mencionamos cuáles son esos errores.

1. Currículum desordenado

Incluso siendo un currículum creativo, este ha de seguir una estructura ordenada donde expongas tus años de escolarización, de experiencia laboral u otras aptitudes.

Te puede interesar: Qué es el networking y por qué es clave al emprender

Se debe intentar ser claro, sin recargar de colores el diseño, respetando los márgenes, los tamaños de la letra y, a poder ser, guardarlo en formatos que conserven su diseño al enviárselos a otra persona. También, evitar que lo primero que vea de vos una persona que no te conoce, sea que no cuidás tu propia presentación.

2. Incluir información confidencial

Tu cartera de clientes, contactos o ajustes de cuentas con otras empresas no son necesarios que los conozca tu reclutador, o, en su lugar, el personal de recursos humanos de la empresa en la que optás a un puesto de trabajo.

En uno de los currículums revisados por Bock, el candidato escribió: ‘Consultado a una importante empresa de software en Redmond, Washington (Estados Unidos)’. ¡Rechazado! Si bien este candidato no mencionó específicamente a Microsoft, cualquiera sabía que eso era lo que quería decir.

Podés ver: Qué decir en una entrevista de trabajo (y qué callar)

De hecho, eso podría llegar a ser ilegal. Por ejemplo, si eres consultor, profesional de la salud o profesor, no deberías aportar datos personales de personas con las que hayas trabajado previamente. Asimismo, a no ser que te realicen preguntas incómodas que podés evitar, es prescindible que cuentes tu vida privada en tu descripción.

3. Errores de tipografía

Tanto como para buscar trabajo, tenés tiempo para cuidar tu currículum y evitar que haya cualquier falta de ortografía o tipográfica en él. Si estás cansado de leerlo, como puede sucederte al entregar un informe o email, pedile a un compañero o amigo que lo lea por vos.

Según el exejecutivo de Google, podría ayudarte leer tu currículum de abajo hacia arriba, porque así podés ver cada línea de forma aislada y que, aun así, tenga sentido.

4. Extensión

Cuando vayas a elaborar tu currículum, preguntate a vos mismo qué es lo más importante de tu carrera y qué merece la pena destacar para ese puesto, ya que no todas las empresas o empleos requieren lo mismo.

Leer más: Trabajo: cómo negociar un sueldo más alto

Una vez lo tengas, tu currículum ha de ocupar, como máximo, una página por cada 10 años de experiencia. Los reclutadores quieren ver por qué sos vos quien merece ese lugar y no alguien más.

5. Mentiras

Mentir en tu currículum, y más que sea descubierto por la compañía que te va a contratar, es un no inmediato a tu solicitud.

Poner una mentira en tu currículum nunca, nunca, vale la pena. Todos, incluidos los directores ejecutivos, son despedidos por esto

Podés ver: 15 preguntas en una entrevista de trabajo y cómo responderlas

Lo más importante es que hay que ser sincero, claro y conciso. Si no es esta oportunidad, contarán vos para la siguiente. Pero si incurrís en uno de estos errores, no volverán a llamarte nunca más.

Continuar leyendo: