Los mitos de la abuela: las frases más locas que nos decían

Todos recordamos los dichos y frases que nos decían las abuelas. Son veraces o mitos, pero todos convertidos en leyendas.

Una de las frases más repetidas por las abuelas era: “Si te tragas las semillas de la uva o naranja te va a crecer una planta en la panza”. Esa y muchas más vamos a recordar en este resumen. Todavía hay muchas personas que las creen y otras siguen causando mucha gracia.

Los chicos de generaciones anteriores, donde no había tanta invasión de redes y canales de tv, se criaron con las historias y leyendas que contaban los padres, tíos, abuelos o los familiares mayores. Entre esos cuentos había muchas advertencias de los temas más variados, como seguridad personal, alimentación, salud sexual y muchas cosas más.

olor a abuelo

Leé más: La ciencia confirma: el olor a abuelo existe y nos hace sentir bien

Derribando mitos: ¿verdadero o falso?

Estos dichos eran tomados por los niños con mucha seriedad y los daban como ciertos porque eran historias que venían contándose de generación tras generación. Aquí te contamos algunos:

  • “Tenés que esperar dos horas después de comer para poder bañarte o meterte a la pileta”

Es cierto que los cambios bruscos de temperatura cuando ingresamos al agua, si afuera hace mucho calor y el agua está muy fría o viceversa, pueden provocar una reacción en el organismo. Ese shock termodiferencial puede ir acompañado de escalofríos, palidez, mareos, y vómitos. El tema es que esta reacción puede ocurrir tanto en verano como en invierno, sin importar si se comió algo antes, porque quién provoca esto es el cambio brusco de temperatura.

Esperar para que se haga la digestión respondía más al deseo de los padres o abuelos de dormir la famosa siesta sin que los chicos estén gritando en la pileta. Y según las familias, la espera podía ser de 1, 2 o hasta 3 horas.

  • “Si te cortás el pelo en Luna creciente, te crece más rápido”

Desde hace siglos se mantiene la creencia que los astros rigen los comportamientos climáticos y humanos, así como los hechos históricos. Con respecto a la Luna, se cree que si ella puede influir en los ciclos de las mareas, también puede provocar diversos efectos sobre los habitantes de la Tierra. Pero realmente esto no es tan así.

luna astrologia

Leé más: Cómo afecta la Luna Llena nuestro cuerpo y nuestra energía

La realidad es que el pelo crece entre 1 y 1,5 centímetros por mes y si crece más o menos en cada persona depende de su genética, nutrición, hormonas y cuidados que le brinde al cabello.

Por tal motivo, la Luna llena no contribuye al crecimiento del cabello ni tampoco convierte a los hombres en lobos, ni la Luna menguante nos hace más pequeños.

  • “Todo lo que comas antes de las 8 de la mañana no engorda”

Esta creencia la divulgó hace unos años Raffaella Carrá cuando contó que su estilizada figura se debía a una dieta disociada que se basaba en no mezclar carbohidratos con proteínas, pero el secreto que ella le agregó es que no funcionaba si rompías la dieta después de las 8 de la mañana.

Los consejos de Carrá carecen de una base científica y por eso no tendrán los mismos efectos en el resto de la población.

  • “Para saber si los espaguetis están ‘al dente’ hay que lanzarlos contra la pared”

Esta duda fue despejada en una entrevista publicada por ICON en diciembre de 2017, donde le preguntaron al chef Angelo Marino si era cierto que lanzando un espagueti a la pared se sabía si estaba al dente. Como respuesta, el chef no pudo más que reír a carcajadas. Por lo tanto dejemos de manchar los cerámicos de la pared de la cocina y probemos un pedacito de fideo para comprobar su cocción.

cocinar fideos

  • “Si estas menstruando, no podes hacer mayonesa porque se corta”

La menstruación ha sido uno de los temas más tabú. Lo cierto es que es un proceso fisiológico estigmatizado y ocultado a lo largo de la historia. Un escritor y naturista latino decía en su enciclopedia “Historia natural cosas” algunas afirmaciones como:  “El contacto con el flujo mensual de la mujer amarga el vino nuevo, mata los injertos, seca semillas en los jardines, causa que las frutas se caigan de los árboles, opaca la superficie de los espejos…” Entre tantas barbaridades, escuchar a las abuelas decir que la mayonesa se arruina en esos días sonaba coherente, pero nada de esto es así.

Según la periodista Celia Blanco, especializada en temas de sexo e impulsora de una campaña para bajar los impuestos a los productos de higiene femenina, afirma que la menstruación es uno de los tabúes de la sexualidad humana porque los hombres no la tienen, entonces han ignorado y no han investigado nada sobre el tema de la menstruación con la excusa de que es cosa de mujeres. Así fue que se menospreció el tema hasta convertirlo en algo sucio de lo que no se habla.

menstruacion

Podés leer: Las consultas más frecuentes en ginecología

  • “Si te tragas un chicle se te quedará pegado en el estómago siete años o incluso de por vida”

Los chicles o goma de mascar están fabricados de una goma hecha de polímeros que no se puede digerir. Según un programa de investigación Campamento Krypton, aportaron datos donde afirman que la goma de mascar no se digiere, pero tampoco permanece en el estómago. Solo si se tragaran grandes cantidades de chicles podrían causar un bloqueo intestinal.

El mito popular se fue transmitiendo de padres a hijos para evitar el consumo de esa golosina azucarada que seguro requeriría un visita al dentista. Así el mito se fue exagerando un poco. Por lo que tragarse accidentalmente un chicle no causará ningún daño y el organismo lo liberará normalmente.

  • “Si no tomás el jugo rápidamente, se le van las vitaminas”

Según el artículo publicado en la Revista Española de Nutrición Humana y Dietética,  existe la falsa creencia de que la vitamina C del jugo de naranja casero es poco estable. Pero esto no es así ya que solo expuesto a condiciones extremas, como por ejemplo calentarlo a 120 ºC, disminuye de forma considerable la vitamina. Según ese artículo, el jugo se conserva perfectamente hasta doce horas después de exprimido.

vitamina C

Leé también: Descubren que la vitamina C mata las células madre del cáncer

  • “Después de la leche no tomes nada, porque se corta en tu estómago y te indigestás”

Este dicho hace referencia al riesgo que suponía ingerir alimentos, especialmente ácidos, después de la leche, porque se podría cortar y podría provocar una indigestión. Pero esto no es así gracias al proceso digestivo que genera el estómago que hará que la leche se corte de cualquier manera. Además, habitualmente consumimos leche cortada en forma de yogur, ricota o queso y no pasa nada.

  • “Si mientras te hacés el bizco te dan un susto, te quedás así”

“Muchas veces las abuelas o madres nos dijeron que si nos da una ráfaga de aire mientras tenemos los ojos bizcos nos quedaremos así”. El Dr. Giordano Pérez Gaxiola explica que todo esto es falso. Los ojos están rodeados de varios músculos diferentes que trabajan conjuntamente. El estrabismo o la bizquera infantil se producen cuando esa coordinación muscular no se produce, por eso la causa de eso nunca será un susto.

  • “Si se cae comida al suelo, tenés cinco segundos para recogerla y comértela sin correr riesgos”

Este dicho es tan popular que hasta tiene búsquedas en Wikipedia. Esta regla estipula que si se recoge la comida que cae al suelo antes de ese tiempo, se puede comer sin problemas porque no quedaría contaminada de bacterias y microbios. Esto no es así ya que muchos estudios han demostrado que esta creencia no tiene base científica y que las bacterias pueden contaminar los alimentos en menos de esos de segundos.

  • “Si comes almendras, te crecen los pechos”

Las almendras no hacen crecer los pechos. A pesar de varios artículos que mantienen vivo este mito que, solo la sugestión puede hacer que alguien que consume almendras note que el volumen de sus pechos aumenta.

Se cree que por su gran poder calórico, provocaría una mayor producción de grasa que aumentaría de volumen el pecho. Sin embargo, un estudio publicado en 2018 en Nutrition & Metabolism llegó a la conclusión que el consumo de frutos secos, lejos de engordar, puede ser beneficioso en la prevención del síndrome metabólico y el sobrepeso.

propiedades de las almendras

Podés leer: Propiedades de las almendras: beneficios para la salud

  • “Si comés caramelos de Mentol y tomás Coca-Cola, explotás”

Si hacés el experimento y ponés los caramelos de mentol en una botella de bebida cola de 2 litros y 1/4, de repente se hará una ebullición de gas y de líquido pegajoso que saldrá disparado a considerable altura.

Pero esto mismo no ocurrirá nunca en el estómago de una persona. Por varios motivos:  primero es muy difícil que coincidan en el estómago dos litros de gaseosa con un paquete entero de caramelos, segundo la presencia de ácidos y restos de alimentos a medio digerir hacen que la reacción no sea la misma.

Por otro lado el estómago, a diferencia de la botella, es un órgano flexible que se distiende con la presencia de gases y si en algún momento son demasiados el cuerpo se encargará de eliminarlos por las vías naturales.

  • “Si tenés las manos pequeñas, tenés el pene pequeño y viceversa”

El pene, es el órgano alrededor del que existen mayores mitos y fantasías de la sexualidad masculina. Como es lógico, no es algo que se acostumbre a llevar a la vista, y por lo tanto, la curiosidad por conocer el tamaño del miembro ha determinado establecer algunas equivalencias con otras partes del cuerpo más fáciles de observar.

De esta forma, se afirma que el tamaño de la nariz, los pies, las manos o sus dedos estarían en relación directa con el del pene.

En 2011, el Asian Journal of Andrology publicó un estudio de urólogos coreanos que explicaban que los niveles de testosterona prenatal podían tener algo que ver con la longitud del pene. A su vez, la hormona también influye en la formación de los dedos. Si bien el mito podría transformarse en verdadero, la mayoría de los científicos ponen en duda esta relación.

zurdo

Leé también: Por qué somos zurdos o diestros

  • “Los zurdos tienen que reentrenarse para ser diestros”

Antes, a los niños que nacían zurdos, se los reentrenaba para que aprendan a escribir y utilizar la mano derecha. En casos extremos se vendaba la mano izquierda para tener solo la opción de usar la mano derecha. ¿Es necesario hacer esto? ¿Suponía algún tipo de amenaza?

Realmente no. Desde el momento que nace el bebé, él ya tiene una mano dominante y si queremos ir en contra de la naturaleza, las repercusiones en la mayoría de los casos no pasarán por alto. Puede disminuir la concentración y la capacidad de aprendizaje, cosas que son muy importantes para cada ser humano.

No creas todo lo que te dicen. Leé, informate y sacá tus propias conclusiones.

También te puede interesar: Abuelos al rescate: los niños necesitan volver el tiempo atrás

Si te interesó esta nota, en nuestro sitio encontrarás más historias sobre mitos y verdades, como por ejemplo:

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!