La Familia Ingalls: la historia “negra” que la televisión ocultó

Muchos se refieren a los Ingalls como el ejemplo de familia de modelo. Pero habrá que rever ese concepto: la verdadera familia Ingalls en la que se inspiró la serie no era lo dulce e inocente que parecía.

Es una de las series más de emblemáticas de la historia de la televisión y está instalada en el imaginario de varias generaciones: las vivencias de La familia Ingalls fueron, a lo largo de sus nueve temporadas, un éxito que emocionó a personas de todas las edades y que colocó a sus protagonistas como el ejemplo de seres buenos y clanes modelo, donde todo funciona a la perfección.

Sin embargo, parece que habrá que rever ese concepto porque, según trascendió en las últimas semanas, la verdadera familia Ingalls en la que se inspiró la serie (Little House on the Prairie, como se llamaba en realidad la serie sobre la casita de la pradera) no era todo lo dulce e inocente que parecía. Por el contrario, esconde historias de abusos, caprichos, adicciones y peleas que la televisión estadounidense maquilló.

La fórmula fue por demás de exitosa y enamoró al público. Tanto que hoy, a 46 años del estreno, la ficción se sigue emitiendo en canales de cable argentinos y se pueden encontrar los capítulos en YouTube.

Pero pocos saben que detrás de ese clan amoroso estaba el horror de los personajes de la vida real que fueron “modificados” para no arruinar una tierna historia

La diferencia entre el libro que inspiró la serie y la historia que llegó a la tele es abismal: la obra original incluye escenas de abuso doméstico, triángulos amorosos y un padre lejano al adorable Charles Ingalls que se convirtió para muchos en el ejemplo del padre protector: por el contrario, el verdadero era un tipo furioso, atormentado por el alcohol, adicto al whisky.

Algunas de estas cosas se supieron gracias al libro “Pionner Girl. The annotated Autobiography”, publicado hace seis años años, casi medio siglo después de la muerte de la verdadera Laura, la autora. Allí contó oscuros secretos de su familia y su “perfecta” vida en el medio de “la nada”.

En las memorias de la infancia de Laura Elizabeth Ingalls Lake, la historia giraba en torno a una familia en el medio oeste de Estados Unidos a finales del siglo XIX. Varios de los hechos “negros” fueron omitidos o disfrazados, por eso el escándalo tanto años después, cuando miles de televidentes se sintieron “estafados” al salir a la luz la historia real.

Podés leer: Sin cámaras ni alardes, Carlitos Balá llenó de sonrisas el Hospital Garrahan

La verdadera historia

El pueblo de Walnut Grove no eran tan amoroso como parecía. Sus vecinos no resultaban tan solidarios, había mayor hipocresía, algunos golpeaban a sus esposas, existía el egoísmo, la codicia y las adicciones.

Entre los datos asombrosos del libro de 2014, se publica que Laura Ingalls estuvo al borde de sufrir una violación cuando era chica. Al cuidado de una vecina, el marido de ésta llegó borracho a la casa e intentó abusar sexualmente de ella. La joven se defendió a los golpes y pudo escapar.

También se reveló que Charles Ingalls era “malhumorado, mentiroso y hasta evitaba pagar el alquiler de las casas a las que habitaban”. De hecho, fueron varias las propiedades que ocuparon ilegalmente

El reencuentro

Para alegría y sorpresa de los fanáticos, los actores se volvieron a juntar en el programa Today Show, en 2014. Las figuras que dieron vida a Laura Ingalls, Mary Ingalls, Carrie, Caroline y Albert Ingalls, más Nellie Oleson y Almanzo Wilder causaron revuelo y dispararon el rating.

El reencuentro lo puso la actriz Karen Grassle, quien interpretaba a Caroline. Ella recordó que la última reunión con sus compañeros se había dado en el funeral de Michael Landon.

 

En el programa se supo por ejemplo que Alison Arngrim y Melissa Gilbert (Nellie y Laura), rivales en la pantalla chica, eran muy amigas en la vida real. Y lo siguen siendo.

Melissa Sue Anderson (Mary), hoy de 57 años, la única que logró ser nominada a un Emmy por la serie, vive en Montreal, Canadá y trabaja poco: por propia decisión, decidió hacer roles actorales solo “cuando vienen las ganas de regresar a la vorágine de la fama”.

Te puede interesar:

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo