Explícitos y polémicos: así son los nuevos libros de educación sexual en las escuelas de China

“La mayoría de las personas se sienten atraídas por su sexo opuesto, pero algunas por las del mismo sexo. Es algo muy normal y no deberíamos discriminar a estas personas por este motivo”. Esta frase corresponde a la explicación de una de las ilustraciones que contiene un nuevo libro sobre educación sexual en China.

Estos libros de textos sumamente explícitos para niños de escuelas primarias contienen ilustraciones de los genitales masculinos y femeninos, de parejas que mantienen relaciones sexuales y de varios escenarios en los que alumnos hacen preguntas a sus padres o profesores sobre sexualidad.

La serie, llamada Cherish Life, es publicada por la Universidad Normal de Beijing y está destinada a la instrucción en el aula para niños de 6 a 12 años, con versiones más sofisticadas que incorporan temas sobre orientación sexual a los alumnos mayores.

Pero no todos los padres están cómodos con el contenido, según informa el Servicio de Noticias de China. La educación sexual es un tema polémico en el territorio chino y muchas escuelas evitan el tema completamente.

“La imagen que muestra el proceso de apareamiento de hombres y mujeres es absolutamente inaceptable”, dijo un padre comentando el libro en una de las innumerables críticas que el texto ha recibido.

Pero los activistas dicen que alejarse de los conocimientos básicos sobre la salud sexual pone a los adolescentes en mayor riesgo de embarazos no deseados y enfermedades de transmisión sexual. Sin embargo, la intención primaria de esta campaña de educación sexual además de estas mencionadas es otra.

Los libros tratan de educar a los niños para combatir un problema creciente en el país: los abusos a menores.

Según estimaciones de la Fundación China de Cultura y Arte para la Infancia, estos casos se incrementaron un 30% en el último año, y un 70% de los abusos fueron cometidos por personas conocidas.

Sin embrago un portavoz del departamento de educación de Zhejiang dijo a The Beijing News la semana pasada que la serie no era parte del material de enseñanza oficial para las escuelas.

Pero según una declaración del editor, los libros han sido utilizados por 18 escuelas primarias para niños de trabajadores migrantes en Beijing. La serie había sido estrictamente revisada antes de su lanzamiento en 2010, según informó la editorial.

El autor de la serie, Liu Wenli, dijo que aunque el pueblo chino tradicionalmente creía que el sexo no debía ser enseñado en la escuela, era un tema “imprescindible” en la vida. “Ahora, la mayoría de los materiales de educación sexual se centran sólo en el desarrollo del cuerpo humano. Pero eso no es suficiente “, explicó.

El periódico People’s Daily, dirigido por el Estado, defendió la serie, citando a expertos quienes sostuvieron que las ilustraciones estaban dirigidas a dar a los niños explicaciones “verdaderas” sobre el sexo.

Danlan, un influyente sitio web gay, elogió los libros de texto por ser el primero en China en retratar “el conocimiento exacto sobre las orientaciones sexuales”.

En un comunicado, los editores han defendido los contenidos remarcando nuevamente que están sobre todo dirigidos a ayudar a combatir la desinformación y los abusos: “¿Cómo se puede esperar que un niño, en caso de haber sufrido abusos, describa qué le ha pasado si ni siquiera puede hablar con propiedad de sus órganos sexuales?”.

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que hacen bien

¡Hacete fan!

¡Hacete fan de Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que hacen bien

¡Hacete fan!