Dos ruedas pueden más que cuatro: arranca la temporada ideal para tener una moto

Levantar la vista y ver un scooter se volvió habitual en nuestras calles. Cada vez son más los que se inclinan por estos modelos. La corriente vintage es uno de los factores decisivos que disparó su venta. Una de cada tres motos vendidas queda entre las mujeres.

Levantar la vista y ver un scooter o una moto chica en las calles porteñas o bonaerenses se volvió habitual. Cada vez son más los conductores que se inclinan por las motos para circular por la ciudad y una de cada tres unidades vendidas es para una mujer.

Los embotellamientos de tránsito, las dificultades para encontrar estacionamiento y el costo (a la hora de comprarla y en el mantenimiento en general) son factores que empujaron la venta de motos. De hecho, en el primer cuatrimestre de 2017 en Argentina se vendieron 225.667 motos, de las cuales 88.797 fueron las de menor cilindrada (110 cm3) , rango en el que entran los scooters.

Lino Stefanuto, presidente de la Cámara Argentina de Fabricante de Motovehículos (CAFAM), confirmó a Télam que los modelos “vintage” han crecido mucho en el mercado en los últimos tiempos. “En el mundo de las motos, las reminiscencias de lo que fue furor en años anteriores es tendencia y cada vez más los usuarios se inclinan por comprar modelos vintage”.

La moda de las dos ruedas

En el último tiempo, las motos dejaron de ser solo un medio para transportarse y se convirtieron en un artículo de moda. “Es tan fuerte la nostalgia por este estilo de motos que son varias las terminales que buscan satisfacer esta demanda de sus clientes presentando atractivos modelos inspirados en lo “retro”, explica Stefanuto.

A su vez, Roberto González Calderón, del concesionario BRM, comentó que el aumento de la venta de motos “no tiene techo” y esta situación se ve en toda la Argentina.

A su vez, las mujeres se van animando cada vez más a usar motos y los scooters y los modelos vintage influyen especialmente a la hora de que ellas se decanten por las dos ruedas.

Para traducirlo en cifras, una de cada tres motos que se vende, la patenta una mujer, según los datos del Registro de la Propiedad Automotor. “Ellas eligen sobre todo los scooters de diseño vintage, motos urbanas de bajo costo de mantenimiento y fáciles de manejar”, detalla la CAFAM.

Más allá de la oferta en motos que se amplió en el último tiempo, tras el levantamiento de restricciones a la importación las de marca Zanella son las más más vendidas en el país.

El rango de precios es muy variable, ya que un scooter Zanella modelo Vespa ronda los 26.000 pesos (US$ 1.600 aproximadamente), mientras que el Kimko cuesta $ 47.000 (poco menos de US$ 3.000).

 

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que hacen bien

¡Hacete fan!

¡Hacete fan de Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que hacen bien

¡Hacete fan!