Estados Unidos: los beneficios de haber retrasado el horario de inicio de clases

Con una población de poco más de 11.000 habitantes, Dobbs Ferry es una pequeña ciudad que se encuentran en el estado de Nueva York en los Estados Unidos. Este pueblo es igual a todos los demás, excepto por una cosa. Cuando suena la primera campana de la escuela, los alumnos ya están completamente despiertos.

En septiembre pasado, el distrito escolar Ferry Dobbs se unió a un pequeño pero creciente grupo de escuelas alrededor de los EE.UU. que han retrasado el horario de inicio de las clases en un esfuerzo por combatir la somnolencia estudiantil.

Alentados y sostenidos por una montaña de investigaciones de especialistas que estudian el sueño, estas escuelas con visión de futuro han decidido dar un corte radical en lo que respecta a cuando y como dar inicio a las actividades de cada día.

horarios-escuelas-2_opt
La superintendente Lisa Brady de Dobbs Ferry dice que antes del año escolar 2015-2016, los estudiantes de primaria comenzaban a las 8:15 am y los estudiantes de secundaria a las 7:30 de la mañana. Bajo la nueva política, cada escuela ahora se inicia y termina 45 minutos más tarde. Ambas escuelas han experimentado enormes beneficios, dice Brady.

A raíz de una encuesta realizada al final del último año escolar, Brady dice que “era evidente tanto por parte de los padres como de los alumnos que las mañanas estaban sieendo un poco menos estresantes”.

Muchos de los niños informaron tener más tiempo para desayunar y prepararse para la escuela, mientras que los padres dijeron que no tienen que arrastrar a los chicos de la cama o gritarles para que se apuren. Una vez que los estudiantes llegan a la escuela, los docentes los notan más atentos.

Otro dato positivo es que por la noche, tendían a ir a la cama en el mismo horario que antes con lo cual ganaban 45 minutos de descanso.

En Seattle, el 85 por ciento de las escuelas medias y secundarias en el año escolar 2016-2017 intercambió las horas de inicio con las escuelas primarias. Ahora los alumnos mayores comienzan a las 8:45, mientras que los jóvenes comienzan a las 7:55.

Kira Hoffman, estudiante de octavo grado en la escuela secundaria de Jane Addams, dice que “ya no se siente súper apurada o preocupada por lo mucho que ha dormido, o si estoy llegando tarde”.
Entre el grupo de defensores de empezar la escuela más tarde, los empleados han estado recopilando una lista permanente en las escuelas de los Estados Unidos y los distritos que han dado el paso para hacer retroceder el horario de la primera campana.

Una de ellas es la Escuela Solebury, en New Hope, Pensilvania, donde el director de Estudios Rick Tony ha impulsado un sólido conjunto de cambios en el calendario escolar típico.

A partir de este año académico, los niños en Solebury, no comienzan hasta las 8:30 de la mañana. Y los miércoles recién a las 9:00 am. Eso es una hora más tarde que en años anteriores, cuando la primera campana sonaba puntualmente a las 8.

Al mismo tiempo, la escuela también cambió de seis clases de 50 minutos cada día a cuatro clases de 80 minutos. Con menos profesores para asignar tareas, Tony dice, los niños pueden disfrutar de sus noches, incluso si llegan a casa un poco más tarde.

Tony es también un profesor de matemáticas, y él dice que sus estudiantes ya elaboran mejores trabajo y de forma más consistente, a pesar de que el nuevo programa hace tan solo un mes que se puso en funcionamiento. Él dice que los alumnos ahora parecen más relajados.

“El frenesí se redujo definitivamente este año”, dice, añadiendo que planea hacer un seguimiento con los maestros para obtener datos más duros sobre los logros de los estudiante.

horarios-escuelas-3_opt
A pesar de las bondades que estamos enumerando, la implementación de este nuevo sistema ha traído también algunos problemas.

Brady dice que algunos padres en Dobbs Ferry han encontrado que para ellos ahora es más difícil completar los rituales necesarios de la mañana y llegar al trabajo a tiempo. Mientras tanto, Tony dice que el tema en Solebury es encontrar suficientes transportes para los chicos.

En ambos casos, las autoridades escolares dicen que los padres tienen la opción de dejar a sus hijos en la escuela antes de la primera campana para que puedan desayunar allí, cargar sus dispositivos, o simplemente pasar el rato.

Brady también ha encontrado dificultades con las actividades deportivas que los chicos realizan después de la escuela. En años anteriores, los equipos no tuvieron problemas para entrenar. Ahora los chicos tienen menos tiempo para llegar allí, y tienen que hacer frente a un peor tráfico.

horarios-escuelas-p_opt

“Esto hace que los niños se sientan muy presionados,” dice ella.

A pesar de esto, en los distritos donde las escuelas aún mantienen los anteriores horarios, los padres han comenzado a hablar.

Un reciente artículo de opinión en Los Angeles Times incluyó la opinión de los padres frustrados que estaban hartos de exigir a adolescentes soñolientos que se vistan y se apresuren.

Brady, por su parte, opinó que el retraso de otra escuelas en cambiar los horarios tiene algo que ver con el orgullo generacional. Incluso con el aval de la ciencia, muchas autoridades escolares y padres creen que los chicos deben adaptarse a los ritmos de los adultos.

“Ahora sabemos más sobre el cerebro de los adolescentes y acerca de sus ritmos naturales del sueño, que claramente son diferentes a los de los adultos.” concluye Brady

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo