Gracias a la vida: claves y secretos para envejecer más feliz

La verdadera clave de la dicha en todas las edades y en todas las etapas, especialmente en la vejez, no son las cosas materiales.

No hay duda de que a medida que la edad avanza, algunas cosas físicas cuestan un poco más. A veces alguna enfermedad crónica complica las cosas y algunos días se vuelven un poco oscuros. Pero estar vivo es un don y vale la pena trabajar a diario para mantenernos felices.

Para ello, es importante hacer foco en las cosas que dan alegría: escribir, escuchar música o audiolibros, tener vida social, hacer alguna actividad física, desarrollar un hobby. Todo lo que te ponga en movimiento y requiera que uses tu mente es muy bueno.

Cuando los años pasan podemos enfocarnos en lo que perdemos o en el privilegio de envejecer, de tener una vida larga, de seguir aquí, disfrutando de los afectos y de tantas cosas lindas. Pero hay que estar dispuesto a aceptar la nueva realidad y seguir adelante: tener la mejor vida posible en el lugar en el que estás ahora.

Post 60, el futuro es largo: por qué es clave aprender a envejecer

Vivir con una enfermedad crónica a menudo complica la vida. La mayoría de los adultos de 75 años y más tienen múltiples enfermedades crónicas que contribuyen a la fragilidad y la discapacidad. El porcentaje de personas que reportaron hipertensión, asma, cáncer y diabetes es alto y las condiciones crónicas pueden tener un impacto devastador en hombres y mujeres

Pero cambiar la mirada y la actitud puede mejorar mucho la vida. No estar mirando todo el tiempo las limitaciones físicas sino las cosas que podemos y lo que nos da felicidad. Mantenerse conectado, trabajar, disfrutar, estar activo. Evitar quedar atrapado en lugares de frustración y buscar excusas para salir de casa todos los días.

Otra cosa a menudo funciona como la magia: ayudar a los demás. Una vez que empezás a dar algo a otros, tendés a no quedarte atrapado en tus propios dolores.

La verdadera clave de la felicidad en todas las edades y en todas las etapas, especialmente en la vejez, no son las cosas materiales sino la gratitud por las bendiciones sencillas de la vida, como la risa entre amigos o ver una puesta de sol con un ser querido. Son las pequeñas cosas en la vida que terminan importando más que todo.

60 años no es nada: la tercera edad vuelve a retrasarse veinte años

Consejos para envejecer con felicidad y gratitud

  • Aceptar la propia realidad y seguir adelante desde ese lugar.
  • No comparar con como éramos de jóvenes.
  • Enfocar en lo que se puede hacer, no en lo que no.
  • Priorizar las cosas que son realmente importantes.
  • No tener miedo de pedir ayuda.
  • Planificar el día para maximizar la energía.
  • Permanecer conectado con amigos y familia.
  • Ser proactivo y abogar por la propia salud.
  • Continuar haciendo ejercicio, aunque sea sentados.
  • Ser agradecidos por las pequeñas cosas.
  • Tener un propósito en la vida.
  • Encontrar la forma, aunque sea pequeña, de ayudar a otros.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!