Rápida y barata: construyen en horas una casa en 3D y ya vive una familia

Algo que parecia lejano y que recién llegaría en el futuro finalmente se ha transformado en presente. Una familia en Nantes, Francia, se convirtió recientemente en la primera en el mundo en mudarse a una casa impresa en 3D.

Y aunque es probable que esta primera familia que vive en una casa impresa en 3D se encuentre con algunos problemas, propios del estreno de una nueva tecnología será gracias a estos pioneros que se podrá aprender mucho para el futuro.

La casa 3d

La propiedad tiene 95 metros cuadrados y está diseñada para una familia de cinco personas, con cuatro dormitorios. Su diseño incluye paredes curvas para reducir los efectos de la humedad y controles digitales para personas con discapacidad.

Imprimir la casa tomó 54 horas y se necesitaron 4 meses para completarla con ventanas, puertas y el techo. En total costó unos US$234.000, que representa un ahorro del 20% respecto a lo que costaría una casa idéntica construida de manera tradicional.

El equipo que construyó la casa ahora se siente capaz de imprimir una casa igual en solo 33 horas

El proyecto de vivienda creado en Francia hace varios meses se llama Yhnova, para su desarrollo han colaborado la Universidad de Nantes, la ciudad de Council, Bouygues Construction, Lafarge Holcim, la organización Nantes Métropole Habitat y TICA architectes & Urbanistes.

Es solo el comienzo

Francky Trichet, líder del concejo de Nantes en temas de tecnología e innovación, dice que el propósito del proyecto es ver si este tipo de viviendas podrían construirse de manera masiva y si esa tecnología se puede aplicar en otro tipo de construcciones, como escenarios deportivos, por ejemplo.

Claro que hay escollos en este camino de innovaciones. Y algunos tienen que ver con lo subjetivo, con la percepción que tiene hoy el público sobre este tipo de construcciones innovadoras.

Basta con saber que esta es la tercera familia a la que el ayuntamiento de Nantes ofrece una casa impresa en 3D. Las dos primeras familias rechazaron la oferta. No solo es una muestra del estado actual de esta tecnología, sino sobre todo de la percepción que tiene el público general sobre ella.

¿Cómo se construyó?

La casa Ynhova fue inaugurada en marzo de este año, y comenzó a prepararse para recibir a sus primeros habitantes, y así probar los que es vivir en una casa impresa en 3D. Esta casa de cuatro dormitorios utilizó un método diferente de impresión 3D, llamado BatiPrint3D, que fue desarrollado por investigadores de la Universidad de Nantes.

La impresora comenzó a levantar las paredes por capas. Cada pared está compuesta de dos capas de aislante de poliuretano, con un espacio entre ellas que se rellena con cemento

Batiprint3D es una técnica en la que se utiliza un brazo robótico guiado por un láser de cuatro metros de longitud para depositar diferentes capas de material de construcción en la forma elegida. Las capas que se crean se van desarrollando desde el suelo hacia arriba, y a diferencia de otros procesos, esta impresora 3D es capaz de extruir tres tipos de materiales: una capa de encofrado, material similar a una espuma; una capa de aislante y una capa de una mezcla de concreto. Así, un muro hecho con esta tecnología es grueso, aislado y duradero.

“Durante 2,000 años no ha habido un cambio en el paradigma del proceso de construcción. Queríamos barrer todo este proceso. Es por eso que digo que estamos al comienzo de una historia. Acabamos de escribir: “Érase una vez”. Y su trabajo “obligará” a las empresas privadas a “tomar la pluma” y continuar con la narración”, afirmó Tricket.

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!