Los principios del Dinero Feliz: consejos para usarlo sin culpas ni arrepentimientos

Que el dinero no compra la felicidad es una afirmación que intenta consolar a todos aquellos que no disponen de una holgada comodidad financiera. Aunque parece que la tan arraigada afirmación no es más que un mito.

Es que un estudio realizado en conjunto por las prestigiosas universidades de Columbia Británica y Harvard, y publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences, ha venido a refutar tal aseveración. Y lo ha hecho con sólidas bases científicas.

“Hay abundante investigación que demuestra que la gente se beneficia gastando dinero en experiencias que le resultan agradables, pero nuestro estudio sugiere que también podrían beneficiarse al invertirlo en evitar las experiencias desagradables”, comenta Elizabeth Dunn, profesora de Psicología de la Universidad de Columbia Británica o UBC (www.ubc.ca) y autora principal del estudio.

Dunn confiesa que comenzó a estudiar la relación entre el dinero y la dicha, debido a su experiencia personal, cuando pasó de ser una estudiante graduada con escasos recursos económicos a contar con los ingresos de su primer trabajo universitario, y preguntarse qué podía hacer con ese dinero.

“El dinero compra tiempo de manera bastante eficaz” según Dunn, quien recomienda pensar en esto: “¿Hay algo que odia hacer, que le llena de pavor y que podría pagar para que alguien se ocupase?. Si la respuesta es afirmativa, entonces la ciencia dice que eso es hacer un buen uso del dinero”.

Los principios del dinero feliz

La profesora de psicología Elizabeth Dunn es también coautora junto a Michael I. Norton, profesor de Administración de Negocios en la HBS, del libro ‘Happy Money: The Science of Smarter Spending’ (Dinero feliz: la ciencia del gasto más inteligente).

Estos son algunos de los principios que proponen para gastar la plata de manera que nos haga más felices:.

  • Compre experiencias

Gastar en vivencias como vacaciones, viajes, conciertos o comidas especiales, preferiblemente con otras personas, es más satisfactorio que realizar adquisiciones materiales y nos ‘inocula’ contra el ‘remordimiento del comprador’ o arrepentimiento por haber comprado algo tomando una decisión equivocada.

  • Compre tiempo

Dunn y Norton recomiendan preguntarnos, antes de realizar ciertas compras: “¿Cómo cambiará esto el uso de mi tiempo?”.

Algunas sugerencias que aportan son:.

– Mudarse a una casa cercana al trabajo para reducir los desplazamientos.

– Comprar un robot doméstico.

– Pagar a alguien si odiamos pasar la aspiradora.

– Utilizar un servicio de entrega de domicilio si no disfrutamos haciendo la compra habitual.

  • Invierta en los demás

Elegir gastar dinero en otras personas, tanto en nuestros familiares o amigos como por medio de donaciones caritativas, incluso aunque se disponga de escasos ingresos o se entreguen pequeñas sumas, proporciona un impulso de felicidad más grande que el que produce gastar en nosotros mismos, según aseguran estos expertos norteamericanos.

Sumate a la conversación

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que hacen bien

¡Hacete fan!

¡Hacete fan de Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que hacen bien

¡Hacete fan!