Canadá crea un cementerio ecológico para cerrar el ciclo de la vida

La ciudad de Québec abrió el primer cementerio ecológico donde los cuerpos se podrán transformar en árboles. Conocé más sobre esta idea innovadora, sustentable e inspiradora.

El ciclo de la vida es un camino hermoso y qué mejor manera de conmemorarla que convirtiendo aquellas personas que no están más con nosotros que en un árbol. Con esta idea abrió Bios Park; uno de los primeros cementerios ecológicos del mundo, y el primero en Canadá.

Bios Park (Le Boisé de Vie), quiere decir “un bosque de vida”. Es es el espíritu de esta fantástica idea

Este cementerio ofrece un servicio en el que humanos y sus mascotas pueden ser depositados en una urna biodegradable que, con el paso del tiempo, se convertirá en un árbol al que sus familiares y seres queridos podrán visitar. Además, la idea de Bios Park es convertirse poco a poco en un bosque.

Crédito: Bios Parks

Ceremonias menos tristes y más cálidas

Bios Park tiene un pequeño pabellón donde se pueden hacer ceremonias para despedirse. Luego viene un momento importante: cuando las personas toman la urna y la colocan en el lugar de plantación.

“Después del día de entierro, a menudo vemos que las familias regresan para visitar a los fallecidos y cuidar su árbol quitando las hojas muertas o adornándolo según las estaciones del año. Si lo pensamos, es mucho más cálido caminar por un bosque que ir a visitar una lápida”, dice Elyse, la directora del cementerio.

Podés leer: “Seamos un árbol”: proponen convertir los cementerios en bosques

Que un ser querido fallecido se convierta en un árbol, es otra forma de darle más vida a nuestro planeta. Además, es inspirador y gratificante saber que ese árbol será hermoso y fuerte, será el nuevo hogar de animales del bosque y también una fuente de energía inspiradora.

 

Si te interesó, podés seguir leyendo: