Indignación mundial: mató a una jirafa y festejó en las redes sociales

Ocurrió en Sudáfrica. La joven se mostró orgullosa de su “logro”. Hubo críticas en todo el Planeta. Nos sumamos.

Una cazadora americana causó indignación en las redes sociales: mató a una jirafa negra durante un viaje a Sudáfrica y se mostró orgullosa con su “trofeo”. Tess Thompson Talley publicó las fotos en las redes sociales y las críticas no tardaron en llegar.

Las imágenes muestran a Talley, de Kentucky, parada al lado de la jirafa muerta. “Descubrí esta rara jirafa negra y la aceché por un buen rato. Sabía que era la elegida”. La caza fue hace un año, pero recién ahora se viralizó la información. La práctica es legal en varios países africanos, entre ellos Sudáfrica, Namibia, Zambia y Zimbabwe.

Publicó orgullosa las fotos de su trofeo y agradeció a Dios por escuchar sus oraciones y “darle la oportunidad de matar a este precioso ejemplar”

La mujer, de Kentucky, se mostró orgullosa. “Sabía que era la elegida”.

Indignación mundial

Las fotos de un trofeo de cacería conseguido por la mujer estadounidense se viralizaron rápidamente, gracias al pedido de solidaridad de un medio sudafricano. El nombre de Tess Thompson Talley, la cazadora, se ha convertido en una etiqueta en Facebook, Instagram y Twitter, donde cientos de internautas arremeten contra ella porque mató al animal por diversión.

En los últimos 30 años, la población de jirafas ha bajado alrededor de un 40%, según alertó en diciembre de 2016 la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza

Fox News levantó la información y se contactó con la cazadora, que “explicó” lo que ocurrió. Talley justificó su cacería al señalar que se trata de una subespecie de jirafa cuya población “en realidad está aumentando debido, en parte, a los cazadores y los esfuerzos de conservación pagados en gran parte por los grandes eventos de caza. La raza no es rara de ninguna manera”, hizo su descargo.

Talley explicó que la jirafa que mató tenía 18 años, era demasiado vieja para reproducirse, y supuestamente ese animal había matado a tres ejemplares más jóvenes que podían reproducirse, causando que la población del la reserva disminuyera. “Ahora, con la jirafa más vieja muerta, los más jóvenes son capaces de seguir criando y pueden aumentar la población”, dijo.

Podés leer: La cesárea de un bebé gorila en manos de un ginecólogo conmueve al mundo

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!