Cómo no conseguir trabajo

Cosas que jamás deberías deberías decir en una entrevista

¿Qué buscan los empleadores cuando entrevistan a una persona? Es muy difícil responder esa pregunta. Sin embargo, es más fácil saber lo que no quieren.

Un grupo de especialistas en Recursos Humanos recopiló las preguntas que tenés que hacer si no querés conseguir el trabajo.

Nueve cosas que no deberías decir en una entrevista

1. “Asíque ustedes están en la industria tecnológica…” o “ustedes son líderes en la Industria tecnológica, ¿verdad?”

Si está claro a qué se dedica la compañía en la que estás teniendo la entrevista, no estás haciendo una observación muy inteligente.  A los entrevistadores no les interesa la conversación de ascensor y están evaluando tus capacidades. Además, convertir la afirmación en pregunta puede demostrar una falta de confianza y la necesidad de validación. Evitá estas frases.

2. “¿A qué se dedica esta empresa/departamento?”

Ya deberías saberlo y tus preguntas tienen que demostrar que investigaste la empresa. En lugar de eso, podés preguntar en qué proyectos se encuentran involucrados en ese momento o qué desafíos buscan resolver. Podés aprovechar para hacer hincapié en qué valor podrías aportar vos en ese contexto.

3. “¿Por qué quisieron entrevistarme?” o “¿Qué es lo que más les gustó de mi CV?”

Estas preguntas demuestran falta de confianza y ningún entrevistador va a querer revelar sus trucos. Evitalas.

4. “¿Qué habilidades pensás que podría aportar a este trabajo?”

Esta forma de enmarcar el tema apunta a que el entrevistador te diga tus puntos fuertes y cualidades cuando el que debería hacerlo sos vos.  

5. “Soy malo en [inserte habilidad aquí]”

Está bien ser humilde pero no es necesario ser despectivo con tu persona. En lugar de decir que sos malo en algo podés decir que estás buscando mejorar en eso.

6. “Soy excelente en [inserte habilidad aquí]”

Esta frase es un arma de doble filo. En primer lugar puede establecer la vara muy alta y por el otro lado, da la impresión de que no hay nada que tu empleador pueda enseñarte. La voluntad de aprendizaje es una de las cosas más valiosas en el mercado laboral.

7. “Me apasiona el… excel”

¿Qué? ¿A quién le apasiona el excel en sí mismo? Puede gustarte realizar ciertas tareas pero el foco de la pasión suele ser más abarcativo que una planilla. No digas lo que pensás que el entrevistador quiere escuchar y sé honesto con tus motivaciones. Quizá lo que te apasiona es la organización y el excel es solo una herramienta para ello.

8. “No me gustaba la forma en la que se hacía tal cosas en mi trabajo anterior, ¿cómo lo hacen ustedes?”

¿Pero vos qué hiciste para cambiarlo? Hay que tener cuidado con llevar la entrevista a un lugar negativo. Lo mejor es mantener un enfoque positivo. Si querés saber cómo se realiza la tarea en la nueva empresa directamente pregunta cómo atacan ese problema.

9. “No tengo una respuesta para darte” o “No sé como responder eso”

No esperes que la situación sea amena, un buen entrevistador siempre va a hacerte alguna pregunta compleja. Los reclutadores quieren ver cómo respondes bajo presión. Demostrá que podés hacerlo y si no podés, decí que cuando tengas la respuesta se las vas a mandar. Y asegurate de hacerlo.

 

  • Buena Vibra
  • Movida Sana
  • Por el Mundo

¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!
¡Hacete fan de
Buena Vibra!

Ayudanos a compartir notas que
hacen bien

¡Hacete fan!